El Gobierno de Aragón se divide por la lengua: el PAR se rebela por la creación de un instituto del catalán y pide otro para el chapurriau
01:30
9 Agosto 2021

El Gobierno de Aragón se divide por la lengua: el PAR se rebela por la creación de un instituto del catalán y pide otro para el chapurriau

''La imposición de cualquier otra lengua distinta contraviene la ley'', asegura el socio de Lambán

Lenguas El aragonés, la lengua que PSOE y los independentistas quieren que sea oficial, apenas lo hablan 30.000 personas Lenguas El Congreso apoya con el voto del PSOE que el aragonés y el bable sean lenguas oficiales

La batalla de las lenguas resuena en Aragón. El reciente nombramiento de 15 académicos para articular la Academia Aragonesa de la Lengua ha suscitado tensiones en el entorno político autonómico, hasta el punto de que el Partido Aragonés (PAR), socio preferente de los socialistas en Aragón, amenaza con abrir una vía judicial contra el Ejecutivo liderado por Javier Lambán, al que achacan estar desarrollando una «política impositiva del catalán».

El conflicto parte de la estructura de la Academia Aragonesa de la Lengua, cuyos primeros 15 académicos fueron nombrados el pasado 29 de julio. Esta institución se ramifica en dos secciones, el Instituto de l'Aragonés y el Institut Aragonès del Català. Y es este último el criticado por el PAR, al entender que el catalán no aparece en ningún momento en la ley en la que se ampara la creación de este órgano. Se trata de la Ley 3/2013, de 9 de mayo, de uso, protección y promoción de las lenguas y modalidades lingüísticas propias de Aragón. En ella, se remarca en el artículo 5 que «además del castellano, lengua utilizada en toda la Comunidad Autónoma, a los efectos de esta Ley existe en Aragón una zona de utilización histórica predominante de la lengua aragonesa propia de las áreas pirenaica y prepirenaica de la Comunidad Autónoma, con sus modalidades lingüísticas» y otra zona «de utilización histórica predominante de la lengua aragonesa propia del área oriental de la Comunidad Autónoma, con sus modalidades lingüísticas».

Entonces, se preguntan desde el PAR, por qué crear un órgano dedicado al catalán y no uno específico para el aragonés oriental. Así se desprende de un comunicado emitido por diversos sectores del partido, que alegan que cuentan con el respaldo de su formación. Los firmantes «exigen la supresión del Institut Aragonès del Català y la creación de un organismo que proteja y regule el chapurriau o aragonés oriental y en el que sus hablantes se sientan representados». El texto legislativo que ampara la creación de estas instituciones, dicen, "no se refiere en ningún momento a la lengua catalana, a la que ni siquiera cita», motivo por el que solicitan la eliminación de este instituto. El reconocimiento del aragonés oriental o chapurriau frente al catalán es una histórica reivindicación del PAR.

Según datos de la propia Academia Aragonesa de la Lengua, unas 25.500 personas hablan el aragonés -»la única lengua exclusiva de Aragón», dicen, aunque cuenta con distintas modalidades-, si bien la cifra podría aumentar hasta los 56.000 si se incluye a aquellos que conocen esta lengua o la hablan de manera «muy castellanizada». Por otra parte, se cifra en 55.500 los aragoneses que hablan catalán.

«El Gobierno de Aragón no ha querido escuchar a los ciudadanos del Aragón oriental y ha preferido seguir con su política impositiva del catalán para fagocitar las modalidades lingüísticas aragonesas que se hablan en las comarcas orientales», se lamenta en el comunicado, rubricado por miembros del PAR del comité de varias comarcas, así como del Municipal de Zaragoza. Por ello, amenazan con tomar acciones legales si no se elimina el Institut Aragonès del Catalá, ya que «la imposición de cualquier otra lengua distinta contraviene la legislación de más alto rango». Del mismo modo, animan a otras formaciones políticas a sumarse a esta reclamación.

Lo cierto es que la política autonómica está sufriendo movimientos y roces en las últimas semanas, un fenómeno que inevitablemente alcanza al Ejecutivo liderado por el socialista Javier Lambán. Un Gobierno en el que, además del PSOE, están presentes el PAR, la Chunta Aragonesista y Podemos. Y el sustento del propio Ejecutivo depende de cada uno de estos grupos para no perder la condición de mayoría. Un dato a tener en cuenta, conociendo la fricción que se está generando con el PAR respecto a la estructura institucional de la Academia Aragonesa de la Lengua.

El PAR, además, está estrechando lazos con Ciudadanos en las últimas semanas. Una alianza sorpresa en Teruel entre los naranjas y un sector crítico de los regionalistas ha roto el hielo de un factible acercamiento del PAR hacia el Partido Popular y Ciudadanos a nivel autonómico. Unido al salto autonómico que pretende dar Teruel Existe, el tablero parlamentario de las Cortes de Aragón podría cambiar sustancialmente tras las próximas elecciones territoriales.


Etiquetas:  #El #Gobierno #de #Aragón #se #divide #por #la #lengua #el #PAR #se #rebela #por #la #creación #de #un #instituto #del #catalán #y #pide #otro #para #el #chapurriau

COMENTARIOS