El Gobierno esquiva a Podemos y destinará más dinero a los programas de armamento de Defensa
01:33
29 Septiembre 2022

El Gobierno esquiva a Podemos y destinará más dinero a los programas de armamento de Defensa

En 2020 se presupuestaron 2.848 millones. Una partida destinada a proyectos como el submarino S-80 o los aviones de combate EF 2000.

Cuando a la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, se le pregunta estos días por las denuncias de sus socios de Gobierno, Unidas Podemos, sobre que la negociación para los Presupuestos de 2023 está «bloqueada», que el acuerdo está «lejos», esboza una sonrisa y casi que se encoge de hombros. El diálogo dentro de la coalición para sellar un acuerdo que trasladar al resto de partidos afronta sus últimos días -ayer mismo hubo una nueva reunión de los equipos negociadores-. El gasto en Defensa es uno de los caballo de batalla, siendo casi una línea roja para los morados. Pero fuentes gubernamentales zanjan el asunto: «El gasto en Defensa subirá sí o sí».

La política fiscal es uno de los debates entre socios. Ha estado sobre la mesa y Hacienda ya tiene un paquete fiscal para 2023. El tema del gasto en Defensa ha estado más soslayado. Es un asunto que incomoda a Unidas Podemos y que, según fuentes de la negociación, no ha copado tiempo en los encuentros. Pero en La Moncloa, en Hacienda, no albergan dudas: «El presidente del Gobierno tiene unos compromisos internacionales. El presupuesto de Defensa se va a incrementar».

¿Cómo? Las fuentes consultas desgranan dos vías que, a día de hoy, parecen seguras: por un lado, habrá un incremento motivado por la subida de la masa salarial de los militares. Y, por otro lado, se incrementará el dinero destinado a los planes especiales de armamento (PEA). Estos planes figuran en los Presupuestos, en concreto dentro del apartado de «Gastos. Presupuesto por programas y memoria de objetivos», enmarcados en la «Sección 14. Ministerio de Defensa», y ahí bajo el epígrafe «Memoria de objetivos de los programas del sector» se encuentra el apartado «Programa 122B. Programas especiales de modernización». Programas especiales de modernización y planes especiales de armamento responden a lo mismo.

Esta detalle es importante, porque Unidas Podemos considera que el aumento del gasto en Defensa no puede y «no va a estar» dentro del borrador de los Presupuestos. De hecho, los negociadores morados lo cifraron como una línea roja en la primera reunión con Hacienda. Una visión que no comparten en el sector socialistas del Ejecutivo. «Estos planes han estado y están en los presupuestos, no los hemos inventado». Eso sí, las fuentes consultadas no detallan cuánto podría subir la partida.

En 2022, el dinero destinado a estos programas especiales de modernización ascendió a 2.848 millones, cuando el dinero presupuestado en 2020 fue de 2.164 millones, y en 2021 de 2.341 millones. Es decir, esta partida ha crecido en cada proyecto de cuentas públicas de Pedro Sánchez.

Pero, ¿qué son los programas especiales de modernización? Así lo explica el propio Gobierno: «Son aquellos derivados del Acuerdo entre los Ministerios de Defensa y de Industria, destinados al desarrollo y fabricación de equipos y sistemas de armas en los que convergen dos características claves: estar pre-financiados en todo o en parte con créditos del Ministerio de Industria, Energía y Turismo y efectuar los pagos desde el Ministerio de Defensa a partir del momento de su recepción y puesta en servicio».

El submarino S-80 en acción.El submarino S-80 en acción.Ministerio de Defensa

Estos programas nacieron en la década de los 90 y en el Ejecutivo entienden que han servido para «potenciar el sector de la industria de defensa nacional generando capacidades industria les y tecnológicas» de las que carecíamos y que «movilizan un gran volumen de recursos financieros» y «participan significativamente la industria nacional».

Entre los últimos programas esenciales de armamento a los que el Gobierno ha presupuestado partidas importantes se encuentra el submarino S-80 (340 millones para las cuentas de 2020), el vehículo de combate sobre ruedas 8x8 (30 millones), el helicóptero NH-90 (250 millones), las fragatas F-110 (131 millones), los aviones de combate EF 2000 (593,8 millones) o los tanques Leopard (267,7 millones).

Para Unidas Podemos, el gasto militar es un asunto incómodo, pero daban por sentado que Sánchez incrementaría el presupuesto vía Consejo de Ministros, a través de transferencias al Ministerio de Defensa. Eso se hará cuando se precise, fundamentalmente provocado por el coste de las misiones militares en marcha -que ahora no se puede cuantificar-. Pero será una vía complementaria al aumento en los Presupuestos de Defensa para 2023.

Aunque aún no está definida la cifra de ese incremento, en el programa de estabilidad 2022-2025 que Hacienda remitió a Bruselas se contempla destinar para Defensa en 2023 un 1,1% del PIB, una décima más que en 2022. Sánchez pactó con la OTAN llegar al 2% del PIB en 2029.


Etiquetas:  #El #Gobierno #esquiva #a #Podemos #y #destinará #más #dinero #a #los #programas #de #armamento #de #Defensa

COMENTARIOS