El Gobierno presiona a los bancos con una “advertencia legal” para que rebajen sus despidos
14:03
14 Mayo 2021

El Gobierno presiona a los bancos con una “advertencia legal” para que rebajen sus despidos

El Ministerio de Trabajo reclama por carta a la dirección de CaixaBank y BBVA que deben reducir el impacto de sus expedientes de regulación. “No es tiempo de despidos”, advierte Yolanda Díaz

La reestructuración interna de prácticamente toda la gran banca -únicamente Bankinter se mantiene al margen de regulaciones de plantilla y de sucursales- ha provocado que se hayan anunciado durante los últimos meses una pérdida masiva de empleo en las principales entidades bancarias españolas -más de 19.000 si se suman todos los expedientes abiertos-. Esta situación ha provocado la reacción de los principales ministros del área económica del Gobierno, con Nadia Calviño a la cabeza, que ha mostrado públicamente su rechazo al volumen de estos expedientes y a que, en pleno proceso de reestructuración, se aprueben altas remuneraciones y pago de bonus millonarios para sus altos directivos en plena crisis económica.

El propio presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, expresó su disconformidad con esta situación hace escasos días en la cumbre de la Unión Europea de Oporto -y ante el resto de jefes de Estado y de Gobierno asistentes- y remarcó que era difícil de sostener que haya directivos que “ganen más de seis cifras” mientras sus empresas plantean miles de despidos. La última en reiterar su disconformidad ha sido la vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz. Y lo ha hecho de palabra y por escrito, tras remitir desde la Dirección General de Trabajo (DGT) dos cartas a la dirección de BBVA y de Caixabank para advertirles de que “no es tiempo de despidos”.

Esta advertencia ministerial por escrito recuerda a ambas entidades que la autoridad laboral debe velar “por la efectividad del periodo de consultas”, que debe “ajustarse a una serie de condiciones de forma y de fondo”. Así, la DGT considera que adquieren “especial trascendencia” en ambos casos los requisitos de fondo, dado que la intención empresarial comunicada por los dos bancos presenta elementos de especial “gravedad y trascendencia”. Por eso, “siempre desde el respeto” a la negociación de las partes, advierte expresamente de la obligatoriedad de debatir medidas dirigidas a evitar o reducir los despidos colectivos y a atenuar sus consecuencias respecto de las personas afectadas, mediante el recurso a medidas sociales de acompañamiento.

Además, a través de los escritos, adelantados por el El País, Trabajo requiere formalmente tanto al BBVA como a CaixaBank el desarrollo de un periodo de consultas que sea “estrictamente respetuoso” con las formalidades y, en especial, con la normativa que debe aplicarse en este caso.

Aprovechando su intervención en un acto en La Coruña, la ministra de Trabajo ha cargado contra los despidos que “muchas de esas entidades financieras” tras recibir “ingentes cuantías públicas” y que han “presentado en las últimas semanas grandes beneficios”. Por ello, ha detallado que ha tomado la decisión de realizar una “advertencia legal” y recordar que antes de formular un plan de despido se tienen que plantear “medidas alternativas”, que deben pasar por un “plan de acción social que plantee razones diferentes”.

En esta situación, Yolanda Díaz no ha perdido hoy la oportunidad de cargar contra el anterior Gobierno de Mariano Rajoy y su reforma laboral, al que culpó directamente de esta situación. “La reforma del PP eliminó en el artículo 51 del Estatuto de los Trabajadores la autorización administrativa que había respecto de los despidos colectivos”, ha explicado la responsable de Trabajo, que ha lamentado que, por lo tanto, no tienen “posibilidad legal” de actuar sobre estas medidas.

Díaz explicó que el Gobierno intentará rebajar el impacto de estos expedientes con los instrumentos jurídiucos y legales que tiene a su alcance. “Desde el Gobierno de España estamos decididos a señalar que no son tiempos de despidos colectivos”, ha enfatizado Díaz, que ha llamado a salir de la crisis “colectivamente”, haciendo “esfuerzos entre todos” y ha confiado en que “se actúe en consecuencia”.

BBVA quiere reducir casi 3.500 empleos en España y, a pesar de que la entidad ha insistido en repetidas ocasiones en su voluntad de diálogo y de llegar a un acuerdo, la situación de las conversaciones con los sindicatos están en punto muerto, y ya han comenzado las movilizaciones. En el caso de Caixabank, el pasado martes se inició el período de negociación formal del ERE para cerca de 7.800 empleados. Hoy mismo, el presidente de CaixaBank, José Ignacio Goirigolzarri, se ha mostrado “convencido” en la Junta de Accionistas de que habrá “un acuerdo satisfactorio para todos”.


Etiquetas:  #El #Gobierno #presiona #a #los #bancos #con #una #advertencia #legal #para #que #rebajen #sus #despidos

COMENTARIOS