El Gobierno restringe el debate en el Congreso para imponer su agenda ideológica
09:57
7 Octubre 2022

El Gobierno restringe el debate en el Congreso para imponer su agenda ideológica

'Ley trans', aborto y bienestar animal, tramitados de urgencia para preservar la coalición

Congreso El PSOE evita defender la autodeterminación de género y llama a "mejorar" la ley trans en su primer debate Senado Aprobada la Ley de Memoria Democrática con el rechazo del PP, Vox y Cs

El Gobierno superó ayer el escollo más importante que se interponía ante los tres proyectos de ley con los que pretende culminar la agenda social de la legislatura. La Cámara Baja tumbó todas las enmiendas a la totalidad presentadas por los grupos a la conocida como ley trans, a la modificación de la ley de interrupción voluntaria del embarazo y a la ley de bienestar animal que incluye, además, una modificación del Código Penal al objeto de castigar con mayor dureza el maltrato. Estos proyectos junto a las leyes ya aprobadas del «sólo sí es sí»; igualdad efectiva entre hombres y mujeres; ley de la infancia y eutanasia, completan el abanico de avances en derechos sociales del Gobierno de coalición.

El Ejecutivo, con los votos de las dos fuerzas parlamentarias que lo integran -PSOE y Unidas Podemos- ha impuesto en los tres casos tramitación por la vía de urgencia, de manera que hurta al resto de grupos parlamentarios, al reducir a la mitad los plazos, buena parte del tiempo de debate, análisis y enmienda; sortea el trámite de comparecencias de expertos y afectados y elude acompañar los proyectos referidos al aborto y al bienestar animal de los informes preceptivos del Consejo General del Poder Judicial y del Consejo Fiscal, argumentando precisamente que por falta de tiempo no se han recibido.

Brecha en el colectivo feminista

Con este tipo de tramitación urgente el Gobierno pretende esquivar cualquier objeción sobrevenida de la mano de colectivos afectados y de expertos en tres terrenos que suscitan debate, e incluso polémica, a favor y en contra, en la sociedad. Y no sólo: al menos uno de los tres proyectos, el de Igualdad Real y Efectiva de las Personas Trans y para la Garantía de los Derechos de las Personas LGTBI, ha abierto una profunda brecha dentro del colectivo feminista sacando a la luz las graves diferencias que existen respecto al mismo dentro del propio Partido Socialista.

En el grupo parlamentario hay también quien apunta la necesidad de Pedro Sánchez de evitar en estos momentos una quiebra irremediable con su socio menor en el Gobierno. De los tres proyectos debatidos ayer en el Congreso, dos -ley trans y aborto- llevan la firma del Ministerio de Igualdad de Irene Montero, y el tercero -bienestar animal- es obra del Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 encabezado por Ione Belarra.

Con un procedimiento urgente «se evita la tentación y, por tanto, el peligro», lamentan desde el feminismo más clásico del PSOE decididamente contrario a las filosofías que pretenden sustituir la categoría sexo por la de identidad de género convirtiendo, afirman, la definición de mujer en algo completamente subjetivo y que afecta a la realidad en muy diversos ámbitos.

Nombres muy destacados del socialismo abanderan este planteamiento del feminismo histórico. Entre ellos, el de la ex vicepresidenta primera del Gobierno y presidenta de la comisión de Igualdad del Congreso, Carmen Calvo, para quien, como señaló en una entrevista en EL MUNDO, la ley trans puede «destrozar» toda la legislación en materia de igualdad.

"Borrado de las mujeres"

Pese a este alegato contundente, Calvo votó ayer en contra de las enmiendas a la totalidad planteadas por la oposición al proyecto de ley elaborado por el Ministerio de Irene Montero. Y ello pese a que fuentes del movimiento feminista que clama contra el «borrado de las mujeres» calificaron de «impecable» la defensa de la enmienda planteada por la diputada del PP María Jesús Moro.

La oposición considera que respecto a este proyecto de ley, singularmente «sensible», es imprescindible un trámite de consultas y comparecencias y recuerda que sólo en el 5% de los proyectos tramitados con urgencia se ha abierto ese trámite.

La esperanza que alberga el feminismo discrepante es el de poder limar la ley en el trámite de enmiendas parciales aunque este sea breve por la urgencia que se ha imprimido al mismo.

El proyecto de ley orgánica que modifica la Ley de salud Sexual y Reproductiva y de la Interrupción Voluntaria del Embarazo suscita pocos problemas en el seno de la izquierda pero si concita duras críticas desde la oposición, bien a cuenta de la posibilidad de que las menores, desde los 16 hasta los 18 años, puedan abortar sin conocimiento paterno, bien por la prohibición que viene a establecer a la llamada gestación subrogada, aún sin ánimo de lucro.

Desde el primer partido de la oposición se insiste en que «no existe ninguna razón de peso que justifique la tramitación urgente de un texto que el Gobierno anunció hace más de dos años» y que, además, tiene carácter de orgánico por afectar a derechos fundamentales.

El PP solicitó a la Mesa de la Cámara la paralización del proyecto de ley hasta que al mismo no se adjuntaran los antecedentes e informes que establece el artículo 109 del Reglamento. En concreto faltaban los del Consejo general del poder Judicial y el Consejo Fiscal. La petición de los populares fue rechazada por la Mesa con los votos de PSOE y Unidas Podemos.

Por su parte, la norma que pretende regular el bienestar animal y castigar duramente el maltrato no sólo emprende su tramitación con la oposición rotunda de PP, Vox y fuerzas regionalistas, sino también con la del PNV, por su «carácter recentralizador» y su «invasión incontestable de competencias», y con una enmienda pendiente presentada por el PSOE para excluir del ámbito de la norma a los perros de caza, policía, guarda, pastoreo o rescate.

A este texto se han presentado más de 6.000 alegaciones de distintos colectivos y sociedad civil, lo que viene a demostrar que, al igual que los dos proyectos anteriores, se trata de asuntos para los que se reclama un análisis pormenorizado y amplio consenso. Un debate extenso con comparecencias que no se producirá por la tramitación urgente.


Etiquetas:  #El #Gobierno #restringe #el #debate #en #el #Congreso #para #imponer #su #agenda #ideológica

COMENTARIOS