El gran salto de Álex, el 'otro' de los Fernández
00:06
19 Diciembre 2021

El gran salto de Álex, el 'otro' de los Fernández

El hermano de Nacho, Balón de Oro del Europeo sub-19 de 2011, termina contrato con el Cádiz y suena para equipos de competiciones europeas después de casi una década luchando en Segunda.

Ancelotti "Hazard va a ser titular porque lo merece, no porque haya bajas"

En las categorías inferiores del fútbol español hay varios tipos de jugadores. Unos tienen el talento y la suerte, algunos el talento y la desgracia, otros el talento y el poco compromiso y los últimos, el talento y la constancia. Álex Fernández (Alcalá de Henares, 1992) es de ese cuarto grupo.

De adolescente fue internacional en todos los equipos del fútbol base nacional y en 2011, con apenas 19 años, se llevó el Balón de Oro del Europeo sub-19 que ganó España. En una plantilla con Álvaro Morata, Paco Alcácer, Carvajal, Sarabia, o Deulofeu, todos jugadores que se lanzaron a Primera División casi al instante, la UEFA seleccionó a Álex, y no a otro, como mejor futbolista del torneo. En marzo de ese año había debutado con Mourinho y el futuro se abría sobre sus pies, pero el fútbol, caprichoso e incoherente, se alejó de él.

Los dos caminos de los Fernández

Mientras Nacho renovaba su contrato con el Madrid y daba los pasos lógicos hacia su asentamiento en la primera plantilla, su hermano terminó fuera de Valdebebas. Llevaba allí desde los 12 años, pero el mal entendimiento a la hora de negociar un nuevo acuerdo con el conjunto blanco hizo que su carrera diera varios pasos hacia atrás. Recibió la carta de libertad y acabó en el Espanyol, donde firmó un contrato para salir cedido al HNK Rijeka de Croacia (por recomendación de Luka Modric) y al Reading británico. No triunfo y dos años después, ya en verano de 2016, se fue al Elche. Nacho ya era dos veces campeón de Europa.

Doce meses más tarde, llegó a Cádiz. Entre aquel balón de oro en el Europeo sub-19 y su primer día en La Tacita de Plata pasaron seis años. Más de media década eterna, algo decepcionante para un jugador que había triunfado en La Fábrica madridista y que tenía en la habitación de enfrente a su "mejor amigo", un triple campeón de la Champions. Alegría de hermano, rabia futbolera.

Capitán general en Cádiz

Pero en Cádiz todo cambió y Álex por fin encontró su lugar en el planeta fútbol, algo que, como en cualquier otro trabajo, no suele estar donde uno aprende la profesión. En el Ramón de Carranza, convertido ahora en Estadio Nuevo Mirandilla, el pequeño de los Fernández ha escrito las mejores líneas de su historia futbolística, ha dejado de hablar siempre de los éxitos de su hermano y ha comenzado a explicar el origen de los suyos, que son muchos.

Marcó 13 goles en la temporada del ascenso a Primera y el curso pasado fue capitán general para Álvaro Cervera. Tanto que este verano, una vez conseguida la permanencia, media España ha llamado a sus representantes. Su contrato con el Cádiz finaliza en junio de 2022 y a sus 28 años parece estar ante la gran oportunidad de su vida.

Su renovación con el conjunto andaluz parece lejos de materializarse pero Cervera confía tanto en él que le sigue entregando el centro del campo del equipo. En el horizonte, su fichaje es deseado por algunos clubes con posición europea. Un salto lógico, una oportunidad única.


Etiquetas:  #El #gran #salto #de #Álex #el #otro #de #los #Fernández

COMENTARIOS