El Ibex salva el peor año en las bolsas desde la crisis financiera de 2008 con una caída del 5,56%
00:44
31 Diciembre 2022

El Ibex salva el peor año en las bolsas desde la crisis financiera de 2008 con una caída del 5,56%

El peso de los bancos, que en ejercicios anteriores ha lastrado al selectivo español, ha permitido ahora que sea uno de los que mejor ha capeado las turbulencias de los mercados

Todas las razones que han situado al Ibex 35 durante años a la cola de las bolsas en Europa, lo han convertido en 2022 en uno de los índices que mejor ha resistido el embate de la guerra en Ucrania, la inflación y las subidas de tipos en los mercados. El selectivo español ha terminado el ejercicio con una caída del 5,56%, pero a pesar del signo negativo, sólo el portugués PSI-20 y el británico Ftse 100 se han comportado mejor.

La plaza madrileña no ha logrado reconquistar los 8.300 puntos (8.229) y, pese a nadar contracorriente, su balance es mejor que el de otras bolsas comparables. En un año que ya se considera el peor para los mercados desde la crisis financiera de 2008, el Cac 40 de París ha terminado con un desplome del 10%, en línea con el 13% del Dax 30 de Fráncfort y del 13,5% del Ftse Mib de Milán. Las cosas no han ido mejor para el EuroStoxx 50 (-12,5%) ni tampoco al otro lado del Atlántico, donde el Dow Jones (-10%), el S&P 500 (-20%) y el Nasdaq (-34%) han terminado 2022 pidiendo la hora.

"No ha sido un buen ejercicio para el Ibex-35, en línea con lo que ha ocurrido con las bolsas mundiales. Comenzó con buenas perspectivas tras los efectos de la pandemia, pero la guerra de Ucrania y la incertidumbre económica mundial, aderezada con la crisis energética y alimentaria, la elevada inflación y la subida de tipos de interés han propiciado el caldo de cultivo donde los inversores han tenido que tomar decisiones sobre un campo de minas debido a las incertidumbres y complejidades del entorno. Hasta el mes de octubre imperó cierto pesimismo, momento en el que el selectivo comenzó a escalar nuevas posiciones alcanzando soportes clave para tomar impulso y atacar resistencias", resume Juan Carlos Higueras, analista económico y profesor de EAE Business School.

La composición del índice -el tipo de empresas que cotizan-, que en los últimos años ha lastrado a la bolsa española, es lo que explica ahora su resistencia en 2022: el elevado número de bancos y la escasez de tecnológicas se han convertido en aliados para capear el temporal en un año en el que las tecnológicas han sufrido mucho y las entidades financieras han comenzado a ver la luz de la mano de la relajación monetaria de los bancos centrales.

No en vano, cinco de los diez valores que mejor lo han hecho en el Ibex 35 durante todo el ejercicio son bancos. CaixaBank lidera la lista con una remontada del 59,5% que ha situado sus acciones en 3,67 euros; le sigue Sabadell, con una subida acumulada del 58,2%, y en cuarta posición se sitúa Bankinter, con un ascenso del 45,8%. Entre los diez primeros también se encuentra la recién llegada Unicaja, cuyos títulos se han revalorizado un 22%, y BBVA, que ha ganado un 15,1%.

Junto a los bancos, las energéticas y las infraestructuras han apuntalado la resistencia del Ibex, en un claro reflejo del impacto de la guerra y la recuperación postcovid. Las acciones de Repsol han terminado 2022 con una subida del 49,8%, las terceras con mayor revalorización; las de ACS, con un 24% más, y las de Sacyr, con un 19,2%.

A la cola del índice se sitúan Fluidra (-56,5%), Rovi (-50,3%) y Cellnex (-39,5%) como las compañías más castigadas por los inversores.

Perspectivas

De cara a 2023, el sentimiento predominante es la incertidumbre. "Las perspectivas para el año 2023 muestran un horizonte repleto de incertidumbres debido a la ralentización económica mundial junto a la persistencia de la inflación y la continuación de las políticas monetarias restrictivas por parte de los bancos centrales, que podrían afectar negativamente a las bolsas, si bien podría impulsar los valores de la banca y todos los asociados con las energías renovables y el desarrollo de infraestructuras. Habrá que estar muy atentos a los cambios macroeconómicos y a la posible finalización del conflicto con Ucrania", señala Juan Carlos Higueras.

Otro faro que guiará los mercados este próximo año serán los bancos centrales. Desde el departamento de Análisis de Bankinter llaman a estar pendientes de lo que hagan y no tanto de lo que digan instituciones como la Reserva Federal de EEUU (Fed) o el Banco Central Europeo (BCE). "Hay que decidir en base a lo que hacen los bancos centrales (política monetaria menos dura) y no lo que dicen, puesto que sus mensajes siguen siendo duros con la intención de contrarrestar unas acciones cada vez menos agresivas porque saben que las subidas de tipos que serían necesarias para reconducir la inflación a corto plazo implicarían deteriorar el empleo y asumir la responsabilidad de una recesión. Y eso es impracticable en el siglo XXI. Por eso exprimen sus mensajes hasta el extremo de hacerlos parecer incoherentes con sus acciones", señalan en su informe de perspectivas para el próximo trimestre.

En su opinión, y a diferencia del consenso más generalizado, las bolsas cobran atractivo de cara al próximo ejercicio, entre otras cosas porque "ofrecen un binomio rentabilidad-riesgo razonablemente atractivo". Su posicionamiento no es tanto geográfico como sectorial, y en este sentido apuestan por las infraestructuras, bancos y seguros, consumo de lujo, tecnología selectiva y autos premium.

Entre las compañías españolas, señalan a Iberdrola, Inditex, Telefónica, Sabadell, Cellnex, CaixaBank, Mapfre, IAG, Logista y AXA y conceden un potencial de revalorización del 11,8% para el Ibex 35, que lo situaría en el nivel de los 9.000 enteros.


Etiquetas:  #El #Ibex #salva #el #peor #año #en #las #bolsas #desde #la #crisis #financiera #de #2008 #con #una #caída #del #556

COMENTARIOS