«El infiltrado»: este es el hombre que se jugó la vida para contar las vergüenzas de Corea del Norte
09:52
5 Febrero 2021

«El infiltrado»: este es el hombre que se jugó la vida para contar las vergüenzas de Corea del Norte

Mads Brügger se adentra de nuevo en el país de Kim Jong-un a través de un documental que desenmascara las oscuras prácticas del régimen

Para adentrarte durante más de diez años como infiltrado en una «operación encubierta» con el objetivo de destapar las vergüenzas de un país como Corea del Norte, una de dos; o tienes una vida a la que estás deseando renunciar o tu animadversión hacia el régimen comunista no se sacia con un par de exabruptos hacia el televisor cada vez que aparece el siniestro rostro de Kim Jong-un. Ulrich Larsen, el cocinero desempleado que protagoniza el documental de «El infiltrado», que se estrena hoy en la plataforma de Filmin, justifica su decisión remontándose a su infancia.

Durante la celebración de su 14 cumpleaños, un joven y observador Ulrich advierte entre los invitados la presencia de un grupo de niños pertenecientes a la República Democrática de Alemania. «Hacerme amigo de esos niños y conocer los horrores de un régimen totalitario me hizo infiltrarme en la dictadura más brutal de todas», reconocería años más tarde, habiéndose convertido ya en una persona adulta. De esta manera, explica su valiosísima participación en un revelador trabajo dirigido por el cineasta Mads Brügger que ya se postula como un más que posible candidato al Oscar dentro de la categoría de mejor documental.

Al otro lado del teléfono, Brügger describe los pormenores del filme: «Cuando Ulrich recurre a mí para plantearme su idea, no desconfío en ningún momento pese a tratarse de un desconocido. Como periodista, estoy acostumbrado al análisis y a la intuición a la hora de tratar con extraños y desde el primer momento él me transmitió honestidad e incluso ingenuidad. Especialmente, cuando nos conocimos en persona. De hecho, lo que me preocupaba era que en algún momento de la investigación, Ulrich perdiera el interés por lo que íbamos a hacer. No me imaginaba que fuera a tener la paciencia y la constancia suficientes como para prolongar su misión hasta donde hiciera falta», reconoce.

«Es evidente el enorme rechazo que siente Ulrich hacia las dictaduras y especialmente hacia la establecida en la Alemania del Este por ese contacto que tiene de pequeño, pero creo que aceptó todo esto por las ganas tan grandes que tenía de vivir una aventura. Ser cocinero y vivir en un piso a las afueras de Copenhague no terminaba de ser lo suficientemente excitante para él. Ni para nadie», argumenta con cierta ironía el realizador.

La proeza más sobresaliente de este documental parcelado en dos capítulos de 60 minutos es el señalamiento de la ilegalidad que presentan las prácticas con las que Corea del Norte se financiaría mediante el tráfico de armas o la fabricación y exportación de drogas desde países africanos y la dilatación de un engaño portentoso durante tantísimo tiempo en el corazón de uno de los regímenes más herméticos del mundo.

A través de su incursión en la Asociación de Amistad con Corea (KFA), un grupo afín con sede en España liderado por el enajenado Alejandro Cao de Benós, Ulrich va ascendiendo de rango, ganándose la confianza de los funcionarios del gobierno de Corea y desvelando sórdidos y censurables negocios. «Corea del Norte es la peor y más cruel dictadura que ha existido nunca. Constituye un entramado criminal sin precedentes y eso es lo que hemos intentado demostrar», sentencia Bruggër.

ESPIANDO LA PEOR DICTADURAPor Carmen. L. LoboDirección y guión: Mads Brügger. Intervienen: Jim Latrache-Qvortrup Ulrich Løvenskjold Larsen, Alejandro Cao de Benos. Dinamarca, 2020. Duración: 120 minutos. Documental.Me pregunto qué se le paso por la cabeza a Ulrich, cocinero en paro, casado, con hijos, para proponerle al director y periodista danés Mads Brügger infiltrarse en Corea del Norte a fin de desenmascarar la corrupción y las peligrosísimas prácticas ejercidas por la dictadura más secreta y terrible del mundo, así como las maneras, a veces sutiles, otras escandalosamente chabacanas, para saltarse las sanciones impuestas por Naciones Unidas. Y no, Ulrich no lo hizo por dinero. Ni siquiera hoy sabemos bien el motivo. Brügger, persona «non grata» en aquel país desde que estrenara su satírica «La capilla roja», decidió aceptar la oferta. Así que, acompañado por el misterioso «señor James», un ex delincuente reconvertido en respetable empresario, y perpetrados ambos con cámaras y micrófonos ocultos, iniciaron una operación de espionaje que en algún momento les pudo haber costado la vida. El régimen del brutal Kim Jong-un se desplegaba ante estos dos atónitos personajes y el espectador para descubrir hasta qué punto una sociedad donde la vida de un ciudadano, o mil, poco importa a sus gobernantes ha llegado a tal grado de amoralidad. Tráfico de armas, venta de metanfetaminas, reuniones regadas con litros de alcohol y aderezadas con las actuaciones de bailarinas y cantantes que parecen han vestido en un mercadillo... Y mucho dorado, mucho papeleo, mucho contrato falso aunque los mafiosos que actúan en nombre del dictador ni siquiera lo imaginen. De Barcelona, Bélgica y Angola (terrible la supuesta compra de una isla de la que deben echar a sus habitantes) hasta Pekín... Y, omnipresente, también, la siniestra figura del español Alejandro Cao de Benós, el «embajador» dispuesto a lo que sea para conseguir pasta. Diez años de investigación que ahora condensa este notable filme, un estremecedor y vibrante testimonio en primera persona de hasta qué punto puede llegar la ambición, el ansia de poder, la sinrazón, el fanatismo y la locura humanas.Lo mejor: Es un estremecedor retrato desde dentro de un país corrupto y «criminal», como dicen en el filme.Lo peor: Indigna que por muchas sanciones que haya, sus gobernantes sigan haciendo lo que quieren.

Etiquetas:  #El #infiltrado #este #es #el #hombre #que #se #jugó #la #vida #para #contar #las #vergüenzas #de #Corea #del #Norte

COMENTARIOS