El juez falla que un militar puede asistir a la consulta médica de un subordinado aunque éste no quiera
03:00
22 Marzo 2021

El juez falla que un militar puede asistir a la consulta médica de un subordinado aunque éste no quiera

La Justicia Militar archiva la denuncia de un soldado al que se obligó a pasar un reconocimiento médico delante de su superior.

9 de diciembre de 2020. Departamento de sanidad militar de la Academia Logística de Calatayud (Zaragoza). Un soldado acude a una cita con su doctor para un reconocimiento médico. En la entrada le aguarda su subteniente.

Una vez dentro de la consulta, el médico, teniente coronel, ordena al subteniente que entre también en la sala mientras atiende a su subordinado. El paciente, sorprendido, dice que eso no puede ser, "dado que se van a tratar datos confidenciales y personales de mi salud".

El médico no accede: "Como militar y jefe orgánico, está sujeto a un deber de confidencialidad, por lo que estará presente". 

Después de vivir este episodio, el soldado denunció al teniente coronel médico por un delito de abuso de autoridad, por otro contra el ejercicio de los derechos fundamentales y por un tercero de extralimitación en el ejercicio del mando.

La denuncia fue presentada el 27 de febrero de 2021. El soldado, además de cumplir sus cometidos en ese regimiento, es el presidente de la Asociación de Militares y Reservistas de Especial Disponibilidad 45+. Este colectivo se dedica a reivindicar los derechos de aquellos efectivos que, al cumplir los 45 años, terminan perdiendo el empleo en las Fuerzas Armadas.

Sin embargo, pese a la reclamación, la Justicia Militar ha fallado a favor de sus jefes. La sentencia sostiene que un superior puede estar presente durante el reconocimiento médico de un soldado. Que puede hacerlo incluso aunque éste no quiera, aunque de esta manera tenga acceso a datos privados, al historial médico y a las vicisitudes sanitarias de su subordinado. 

La sentencia

La sentencia, a la que ha tenido acceso EL ESPAÑOL y que archiva el caso, la dictó el Juzgado Togado Militar Central Nº 1. 

Al denunciante se le iba a realizar en aquel reconocimiento un análisis sobre "un problema de adaptación". Por eso, señala el auto, fue el teniente coronel médico quien solicitó al coronel del cuartel la presencia del jefe directo del soldado.

La sentencia lo explica así: "Durante dicho reconocimiento se iba a analizar un problema adaptativo del citado soldado, por lo que el oficial médico consideró procedente que estuviera presente un cuadro de mando que conociera sus vicisitudes".

Uno de los contingentes de rastreadores de las Fuerzas Armadas, concretamente de la UME.

Uno de los contingentes de rastreadores de las Fuerzas Armadas, concretamente de la UME. Beatriz Donlo

El soldado defendió ante el magistrado que sus datos personales y privados no tenía por qué conocerlos directamente la persona ante la cual tendría que responder después.

Sin embargo, el juez no es de la misma opinión, y dice que en la larga vida laboral de un soldado, en su desempeño profesional, "se dará el caso de que algún militar, generalmente de empleo superior al suyo, pueda llegar a conocer datos médicos suyos, por tener que resolver cuestiones para las que sea necesario conocerlos".

Por eso, que el superior del soldado que presentó la denuncia estuviera aquel día presente durante la consulta porque el médico se lo pidió no supone para el juez "abuso alguno de las facultades del teniente coronel médico ni de su posición en el servicio".

Relación de jerarquía

El magistrado descarta, por tanto, el delito de abuso de autoridad, y también otro contra el ejercicio de los derechos fundamentales. Este solo puede darse, dice, cuando no hay una relación de jerarquía entre quien denuncia y la persona denunciada. 

El teniente coronel que examinó al soldado en aquella consulta ejerció su actividad -explica el juez- como profesional en el seno de las Fuerzas Armadas. Dice que simplemente emprendió "la correcta valoración médica de un militar que presentaba un problema adaptativo".

El denunciante ha recurrido la sentencia. Quiere además denunciar al médico militar ante el Colegio de Médicos. Sostiene que la decisión del teniente coronel que le inspeccionó aquel día quiebra el "secreto profesional" que debe guardar todo responsable sanitario con su paciente. 

Además, en una nueva carta remitida a Defensa, el soldado exige a la ministra Margarita Robles que "dé las instrucciones necesarias para que se active el protocolo de acoso laboral entre militares correspondiente".

Entiende que el médico que le atendió lleva tiempo extralimitándose con él. "En caso de no existir un protocolo de acoso especifico entre militares", el denunciante pide "que se aplique el protocolo existente en caso de acoso laboral para funcionarios de la Administración General del Estado".


Etiquetas:  #El #juez #falla #que #un #militar #puede #asistir #a #la #consulta #médica #de #un #subordinado #aunque #éste #no #quiera

COMENTARIOS