El Madrid recupera el 'rock&roll' y vuelve a ser feliz ante la Real Sociedad
13:40
6 Marzo 2022

El Madrid recupera el 'rock&roll' y vuelve a ser feliz ante la Real Sociedad

Los blancos, en una de sus mejores versiones del curso, ahogan a la Real con una presión alta infinita. Oyarzabal adelantó a los vascos, pero Camavinga, Modric, Benzema y Asensio hicieron justicia al buen fútbol de los de Ancelotti.

Directo Narración y estadísticas

Carlo Ancelotti había guardado en un cajón algunas de las características que habían hecho del Real Madrid uno de los equipos más verticales y divertidos de la primera parte de la temporada futbolística. Quizás por una cuestión física, para no exprimir a su columna vertebral, quizás por la poca confianza demostrada en varias piezas de su segunda unidad, como Valverde o Camavinga, quizás por el miedo a los resultados después de la mala racha de octubre, con derrota incluida ante el Sheriff en el Bernabéu, la realidad es que el técnico italiano se instaló durante semanas en un bloque cómodo y espeso que vivía de la imaginación de Vinicius y Benzema y de algún latigazo de Asensio. Esta noche, ante un rival impertinente como la Real Sociedad, Carletto recuperó su Madrid. Puro Rock&Roll.

Lo hizo, además, tras ser pellizcado por un error de Dani Carvajal. Cuando el partido daba sus primeros pases, el internacional español llegó tarde a un recorte de David Silva y pisó al centrocampista canario. Penalti claro para Gil Manzano. Courtois, en esa inercia positiva que acumula, acertó la idea de Oyarzabal, pero no llegó al buen disparo del vasco. Era el minuto 8 y los merengues ya se veían por detrás. Y quizás fue esa la alarma de los buenos días. El Madrid, que tenía acostumbrada a su grada a algunas primeras partes un tanto soporíferas, dejó atrás la comodidad de fechas anteriores, mordió como hacía mucho que no mordía, y pegó sin titubear, como pide su afición.

La energía de Camavinga y Rodrygo

Las entradas de Camavinga por Kroos y Rodrygo por Asensio, una obligada por lesión y la otra dentro de esas tímidas rotaciones que gestiona Ancelotti, dio ambición a los locales. La Real, confiada tras haberse encontrado el 0-1, esperó demasiado y despertó la presión alta de su rival. El físico del joven centrocampista francés es una mina para el técnico, o debería serlo, en una circunstancia parecida a la de Valverde. Y la amplitud enérgica de Rodrygo, más picante que Asensio, ayuda a que el sistema funcione. Minuto a minuto, la presión del Madrid ahogó a la Real y le regaló situaciones en ataque. Varios disparos de Casemiro, una falta de Alaba, las clásicas arrancadas de Vinicius... Hasta que llegó la furia del minuto 40. Un latigazo de Camavinga desde 30 metros, ligeramente desviado por Illarramendi, aterrizó en el lado izquierdo de la portería de Remiro para empatar el choque y para premiar las virtudes y defectos del joven centrocampista francés, talentoso y algo deslavazado a la vez.

En un suspiro, Gil Manzano anuló por riguroso fuera de juego un tanto de Benzema tras un buen robo de Camavinga y en el siguiente aliento de la Real llegó lo indescriptible de Luka Modric. En plena efervescencia madridista, el croata envió a la escuadra derecha de Remiro un zurdazo colosal. En apenas tres minutos de 'puro Real Madrid', el conjunto de Ancelotti dio la vuelta a un duelo complicado y generó ilusión para la madre de todas las citas de este año: el miércoles ante el PSG.

Merecida sentencia

Los blancos no aminoraron la marcha tras el descanso, lanzados por un físico que acompaña. Pudieron sentenciar en varias ocasiones, robando cerca de la portería rival y siendo verticales, pero siempre apareció Remiro evitando la sentencia. Y si no lo hacía el portero, aparecía el VAR, que acertó a avisar a Gil Manzano para que anulara el 3-1 de Benzema. Desde la sala de arbitraje también llamaron al colegiado cuando señaló falta fuera del área sobre Vinicius. Había sido dentro y penalti. Y ahí sí, Benzema añadió a su cuenta el vigésimo gol de la temporada en Liga en 27 jornadas, camino de un pichichi que no se le debería escapar.

El tanto hizo justicia y tranquilizó a un Madrid muy superior, tanto en la presión como en la energía. El conjunto blanco encontró espacios a la espalda de los laterales vascos y no los desaprovechó. Carvajal, que había cometido el error del 0-1, se desquitó el fallo y ganó la línea de fondo para asistir a Asensio en el cuarto gol. El balear, teórico titular el miércoles, había entrado por un Rodrygo que gana enteros para el duelo. Los sustitutos de los sancionados Casemiro y Mendy, todavía en el aire.


Etiquetas:  #El #Madrid #recupera #el #rockroll #y #vuelve #a #ser #feliz #ante #la #Real #Sociedad

COMENTARIOS