El Mi 11 es el mejor móvil que ha hecho Xiaomi a pesar de su precio
10:56
24 Febrero 2021

El Mi 11 es el mejor móvil que ha hecho Xiaomi a pesar de su precio

Se acabó la era en la que los móviles más potentes y glamurosos de Xiaomi costaban la mitad que los de Samsung o Apple, pero al menos siguen siendo muy buenos teléfonos

Xiaomi Mi 11 Así es el nuevo teléfono de alta gama de Xiaomi Xiaomi Mi 10t Pro ¿El mejor móvil por su precio?

Xiaomi es la compañía cuyos móviles recomiendo en un 80% de las veces cuando alguien me pregunta por un buen teléfono barato: ya conocen la marca, los móviles son suficientemente capaces y siguen siendo una pizca más económicos que lo que hace la competencia.

Pero en los últimos dos años, quienes quisieran seguir ahorrándose un dinero a la hora de comprar móviles más potentes y casi tan capaces como los de Samsung o Apple en fotografía se han debido dar cuenta de un problema: justo donde Xiaomi antes era el rey indiscutible y te daba móviles de alta gama por apenas 500 euros, ahora eso mismo te cuesta 800.

Aquí entra el Xiaomi Mi 11, su nuevo móvil aspiracional, el teléfono que es lo mejor que tiene que ofrecer la compañía para la primera mitad de 2021. Su precio en la configuración más económica: 750 euros con 8GB de RAM y 128GB de almacenameinto.. Si quieres la versión un poco mejor, con 256GB de espacio, 800 euros. Echando la vista atrás, el Mi 8 costaba 500 euros.

¿Qué ha cambiado para que Xiaomi haya subido los precios? Puede que esté justificado por las mejores cámaras, que este año son increíbles; o por el mejor diseño; o por el hecho de que los procesadores y chips de Qualcomm le cuestan más caros al fabricante y, por tanto, el usuario final debe apoquinar esa diferencia; o simplemente Xiaomi ya se ha establecido como marca, tiene una gran cantidad de fans, una posición dominante en el mercado y han decidido hacer lo que toda empresa en esa situación: ampliar sus márgenes de beneficio ahora que pueden.

Sea cual sea la razón, lo único que importa al usuario es que si quiere lo mejor de Xiaomi, ahora debe pagar un tercio más, prácticamente. ¿Merece la pena hacer esa inversión en el M11? Depende de lo que busques en un teléfono.

Lo que más me ha impresionado en dos semanas de uso diario del Mi 11 es que la batería le dura una barbaridad y que las cámaras han mejorado muchísimo comparado con los últimos años. Si bien sigo prefiriendo el resultado más natural que ofrecen otras marcas, la versatilidad de sus cámaras.

La cámara es un punto fuerte

Xiaomi debe saber que el apartado fotográfico es una de sus asignaturas pendientes y donde siempre apuestan Samsung y Apple para vender sus teléfonos. El Mi 11 tiene tres cámaras, siendo la principal de 108 megapíxeles (desarrollada junto a Samsung) su principal baza. No es la mejor en ningún campo, pero lo hace suficientemente bien en todos ellos.

El tamaño del sensor permite tomar imágenes nítidas y con mucho detalle en situaciones de luz ventajosas, pues en cuanto asoma alguna sombra o falta la luz, se nota que el software de Xiaomi no es tan avanzado. Por fortuna, el modo noche funciona adecuadamente y no fuerza demasiado ni la luminosidad ni los efectos raros: hace fotos correctas y que no parecen haber sido tomadas artificialmente. Donde sí falla un poco es en las fotos en modo retrato, donde justo esa 'falsedad' del efecto salta a la vista.

A su cámara principal hay que sumar otras dos. Por un lado, la lente para hacer fotografías a muy corta distancia, lo que puede tener que aquel y que, si tienes mascotas, ayuda a sacarles fotos muy de cerca sin perder detalle alguno de pelaje o textura. Por el otro, un gran angular para fotos panorámicas al que, confinado en casa, al verdad es que no le ha sacado tanto rendimiento.

Efectivamente, Xiaomi ha prescindido en esta ocasión de una cámara con teleobjetivo, algo extraño cuando ha sido la apuesta de muchos otros fabricantes. Al menos, teniendo una buena cámara principal, el resto son añadidos secundarios para situaciones muy concretas.

Ya podrían haber prescindido también del modo 'belleza' que viene activado por defecto en la cámara frontal para los selfies, porque aún estoy recuperándome psicológicamente del estropicio que me hizo la primera vez que lo probé. Quitada esa porquería, es una cámara correcta, que saca buenos detalles y cuyo modo noche funciona bien.

A la hora de hacer vídeos, se nota también que Xiaomi ha subido un listón en su software y en las capacidades de su teléfono. Para empezar, tiene una estabilización muy buena de serie y puede grabar incluso en modo 8K, si bien los mejores vídeos son los que grabes a 4K y de día. De noche, se notan mucho las limitaciones del teléfono, pero no es algo que pueda achacarle porque la mayoría de competidores también da pena al grabar sin luz.

Un diseño refinado

Como todo móvil de alta gama, el Xiaomi Mi 11 es muy bonito. No es mi tipo de teléfono ideal, porque prefiero las pantallas planas y sin tanto reborde, pero es cierto que su curvatura hace que su gigantesca pantalla de 6,8 pulgadas sea más fácil de coger con una sola mano. Aún así, necesitarás de ambas para escribir cómodamente o usarlo con normalidad. Si no te gustan los teléfonos grandes, este es inmenso.

Al menos, en ese gran cuerpo integra componentes que mantendrán el teléfono en su máximo rendimiento durante años. El procesador Snapdragon 888 es el más potente que se puede integrar ahora mismo en un teléfono Android. Los 8GB de RAM quizás parecen pocos cuando otros competidores de alta gama integran hasta 12GB, pero en un uso estándar, no hace falta tampoco tener más.

En almacenamiento, quizás los 128GB del modelo por defecto sí sean un límite más problemático, pero yo al menos sigo siendo incapaz de llenar tanto espacio en ningún teléfono que uso, claro que tampoco bajo películas de Netflix a cholón y suelo usar Spotify por streaming.

Pero al menos su pantalla es una gozada. El panel OLED alcanza resoluciones QHD+ y tasas de refresco de 120hz, lo cual lleva a su límite la batería de 4.600mAh. Pero incluso con la más alta resolución y mayor fluidez activadas, el Mi 11 aguanta muchas horas de uso. Estamos ya en un punto en el que tener 120hz va a dejar de ser un problema para el consumo de batería. Eso sí, si prefieres que te aguante el móvil encendido más horas, al usarlo en resolución FHD+, alargarás casi un cuarto más la duración de su batería.

Xiaomi incluye con el móvil un cargador de 55 vatios para, por un lado, presumir de hacer algo que no hacen ya ni Samsung ni Apple; y, por otro, cargar su móvil por completo en apenas una hora. De hecho, en 20 minutos, es normal que recargue más de la mitad de la misma. La carga rápida más rápida es una de las señas de identidad del fabricante y seguirá siéndolo un tiempo, parece.

Alta gama algo más barata

Al final, el aumento de precio del Xiaomi Mi 11 parece justificado por las buenas prestaciones del móvil. Sigue habiendo puntos flacos, como su terrible interfaz llena de opciones en la que hacer algo en concreto puede llevarte minutos de navegar por distintos menús, pero en general, estamos ante un teléfono muy completo.

Samsung y Apple ofrecen resultados similares por entre 100 y 200 euros más por móvil y hacen algunas cosas mejor y otras peor que el Mi 11, por lo que al final es cuestión de los gustos de cada uno decidir si prefieren un Galaxy S21, un iPhone 11 o un Xiaomi Mi 11.

En el caso de que te decantes por este últimos, puedes quedar tranquilo con su rendimiento, la duración de su batería y la calidad de su pantalla. Sus cámaras también son muy buenas, pero creo que las hay mejores... si pagas la diferencia, claro, lo cual puede no compensarte tanto.

Que Xiaomi se dispute en el terreno de las dos compañías más populares del mundo es bueno porque al final existe más competencia y hay más donde elegir si quieres gastarte entre 700 y 1.000 euros en el móvil. Si no es el caso, no pasa nada, que Xiaomi sigue haciendo móviles muy baratos y decentes y Samsung y Realme y otros tantos, también.


Etiquetas:  #El #Mi #11 #es #el #mejor #móvil #que #ha #hecho #Xiaomi #a #pesar #de #su #precio

COMENTARIOS