El oro de Kevin Durant, el oro del USA Team más terrenal
12:20
7 Agosto 2021

El oro de Kevin Durant, el oro del USA Team más terrenal

Los de Popovich (82-87) tiran de oficio y defensa ante una Francia que nunca se dio por vencida, pero que tampoco gozó de opciones reales. Durant aumenta su leyenda con otra enorme actuación

Directo Narración y estadísticas Medallero Así va España en los Juegos

Sin fuegos artificiales, en una final menos espectacular de lo que la cantidad de estrellas que había en la pista del Saitama Super Arena podría augurar, el USA Team renovó su oro olímpico, un reinado que sigue siendo sólido, más si tipos como Kevin Durant se ponen a los mandos. Francia, el único rival capaz de mirarle a los ojos en el apartado físico, no tiró nunca la toalla, pero tampoco hubo un sólo instante en el que ni siquiera se imaginara campeón (82-87).

Si en el marcador esta final resultó más pareja que ninguno de los tres oros anteriores, los de la era coach K, en las sensaciones, en esa pasión que desató la España de Pekín y Londres, no hubo comparación. La virtud gala fue aguantar los golpes sin perder del todo el equilibrio, especialmente cuando la sabiduría de De Colo era la que guiaba su orquesta. Pero EEUU, con Kevin Durant primero y con la solvencia de Jrue Holiday después, minimizando sus pérdidas y sin ceder al nerviosismo, solventó su oro más mecánico.

Porque el aviso inicial, precisamente contra los franceses, les puso ya en órbita para el resto del torneo. Especialmente desatados en los cruces, no han temblado más. Y en los infinitos brazos de Durant se viaja en primera clase. El alero de los Nets iba camino de récord al descanso y se quedó a un punto de igualar las dos finales pasadas.

Timorato en amaneceres, terrible al despegue

Como le ha venido sucediendo durante el torneo, a EEUU le costó descifrar el combate, aunque esta vez dio mucho antes con las claves. Viene actuando como un boxeador agazapado, timorato en los amaneceres, terrible en el despegue. Mientras Francia buscaba con ahínco la superioridad de Rudy Gobert en la pintura, el primer triple yankee tardó ocho minutos en llegar. Cómo no, fue Durant, quien rápidamente se iba a adueñar por completo del escenario.

Durant, en posición acrobática, contra Francia.Durant, en posición acrobática, contra Francia.BRIAN SNYDERREUTERS

Anotó 12 de los 18 primeros puntos de EEUU y se fue al descanso con 21. No había ningún emparejamiento que le perjudicara, todo lo convertía en oro. Subidos a su ola y con el gran acompañamiento de Tatum, otro tres implacable, los de Gregg Popovich, más serios que nunca, sin perder balones, con una defensa ante la que Francia no encontraba resquicios, se fueron elevando poco a poco en el marcador (24-39). La irrupción de nuevo de Gobert (a pesar de sus problemas con los tiros libres), al que De Colo encuentra con más orden, supuso un alivio para los galos antes del descanso (39-44).

Iba a ser siempre así. Una Francia a remolque, soportando las embestidas americanas con coraje y perdiendo más balones de los recomendados. Que de repente eran huracanadas. Con tres triples del madridista Yabusele, los galos sobrevivieron a la vuelta hasta que, otra vez, se desató el USA Team. Tocó a rebato Holiday con su liderazgo defensivo, coincidiendo en pista con un Heurtel desenfocado. Tembló el Saitama Arena (57-71), pero dos triples in extremis (Cabarrot y Batum), fueron como bocanadas de oxígeno.

Las lágrimas de Gobert

Se trataba de resistir y jugar a la ruleta de un desenlace errático. Como sucedió en el partido que abrió estos Juegos, donde Francia tumbó a un imperio que no perdía olímpicamente desde Atenas 2004. Con un triple de Ntilikina se acercó (70-73) hasta desatar el run run en el Saitama Super Arena, que entre voluntarios, invitados y demás lucía menos desangelado.

Gobert, consolado por su compañero Fournier.Gobert, consolado por su compañero Fournier.AFP

Y otra vez el arreón del USA Team, aunque ahora lo llamativo era que Durant desapareció ofensivamente. Sin apenas lanzar el alero de los Nets, la ventaja no era tan sólida. Y Francia no iba a dejar de apretar hasta la línea de meta. Porque resultó un desenlace extrañísimo, con fallos y oportunidades hasta el mismísimo bocinazo final. Primero Fournier hizo soñar con un gran triple y luego se precipitó al siguiente. Fueron dos tiros libres de Durant los que acabaron con cualquier opción gala, a la que sólo las lágrimas de Gobert (erró siete tiros libres) ponían emoción.


Etiquetas:  #El #oro #de #Kevin #Durant #el #oro #del #USA #Team #más #terrenal

COMENTARIOS