El pacto PSOE-ERC permite a altos cargos malversar sin ir a la cárcel si no ''entorpecen el servicio''
22:09
12 Diciembre 2022

El pacto PSOE-ERC permite a altos cargos malversar sin ir a la cárcel si no ''entorpecen el servicio''

Según la ley actual, todos los tipos de malversación se castigan con prisión. La nueva reforma diseña una modalidad que sólo conlleva inhabilitación.

La reforma de la malversación pactada este lunes entre el PSOE y ERC deja una vía abierta a que algunos líderes independentistas no pisen la cárcel. En concreto, en torno a 30 encausados por el procés, aún pendientes de juicio, podrían eludir la prisión con el nuevo texto.

Se trata del grupo de excargos y empresarios cercanos al independentismo procesados en el Juzgado de Instrucción 13 de Barcelona por los preparativos para el referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017 (el denominado 1-O). La mayoría de ellos están imputados por malversación y, en algún caso, por prevaricación o falsedad documental.

En concreto, lo que afectaría a este grupo es la modificación del artículo 433 del Código Penal, en el que los socialistas y Esquerra pretenden añadir un nuevo tipo penal que, por primera vez, abre la puerta a que un malversador no vaya a la cárcel. El artículo está pensado para aquellos que desvían el patrimonio público a "una aplicación pública diferente de aquella a la que estuviere destinado". 

[El nuevo delito de malversación baja a 6 años la inhabilitación, lo que favorecería a Junqueras]

Para estos casos el texto de la enmienda transaccional, al que ha tenido acceso EL ESPAÑOL, presenta unas penas "de inhabilitación de empleo o cargo público de uno a tres años y multa de tres a doce meses" esto es, ni rastro de cárcel siempre y cuando el condenado no hubiera provocado ningún "daño o entorpecimientos graves al servicio". Esta reforma sólo contempla la prisión si se hubiesen cometido "daños o entorpecimientos graves del servicio al que estuviere consignado" el funcionario o la autoridad pública.

Este es, precisamente, uno de los tipos que podrían afectar a la treintena de procesados en el Juzgado de Instrucción 13 de Barcelona, entre los que se incluye la actual consejera de Cultura, Natàlia Garriga, y los hombres de máxima confianza de Junqueras cuando era vicepresidente, Lluís Salvadó y Josep Maria Jové

[PSOE y ERC acuerdan rebajar la malversación para beneficiar a los líderes del 'procés']

Una malversación a medida

El Código Penal (CP) español define el delito de malversación como aquel perjuicio al patrimonio público cometido por un funcionario y, por el momento, lo castiga, en su tipo básico, con penas de dos a seis años de prisión, así como inhabilitación para cargo o empleo público durante un tiempo de seis a diez años.

Además, el CP concibe dos modalidades agravadas. La primera impone penas de 4 a 8 años si esta actuación causa "un grave daño o entorpecimiento" al servicio público o si el perjuicio ocasionado supera los 50.000 euros.

Y, de sobrepasar los 250.000 euros, el CP "se impondrá la pena en su mitad superior, pudiéndose llegar hasta la [pena] superior en grado". ¿Qué quiere decir esto? Que podrá penarse con una horquilla de 6 a 8 años e, incluso, para los casos más graves, llegar a penas que van desde los 8 años y un día hasta una década de prisión.

En el caso de que el perjuicio no supere los 4.000 euros, el Código Penal español impone penas de prisión de 1 a 2 años de cárcel más multas. Es decir, en todos los casos que están vigentes actualmente, la malversación se castiga siempre con cárcel, más o menos años. Ahora, ERC y PSOE pretenden incluir este nuevo tipo penal a medida para que sólo esté castigado con inhabilitación.

[Sánchez defiende su "arriesgada" reforma de la sedición: "Hay que sacar el debate de los juzgados"]

El Tribunal Supremo condenó al Oriol Junqueras a 13 años de cárcel y los mismos de inhabilitación por el delito de sedición en concurso medial con malversación; y a los exconsejeros Raül Romeva, Jordi Turull y Dolors Bassa, a 12 años tanto de prisión como de inhabilitación.

Todos ellos fueron indultados, así que la pena de cárcel no sufrirá ningún cambio con la nueva ley, pero es probable que la inhabilitación sí se reduzca. Tal y como publicó EL ESPAÑOL, el líder de ERC podría concurrir a las elecciones catalanas de 2025 si la revisión del procés por parte del Supremo limita la condena a la malversación, tras suprimirse la sedición.

El próximo paso lo tiene la Sala de lo Penal del Alto Tribunal, que tiene previsto reunirse para saber cómo afecta esto a las condenas por la organización del referéndum independentista. 

ERC Malversación de fondos PSOE Tribunales

Etiquetas:  #El #pacto #PSOE #ERC #permite #a #altos #cargos #malversar #sin #ir #a #la #cárcel #si #no #entorpecen #el #servicio

COMENTARIOS