El padre de Djokovic pide a la Reina de Inglaterra que ''salve a su hijo de esta persecución política''
12:00
10 Enero 2022

El padre de Djokovic pide a la Reina de Inglaterra que ''salve a su hijo de esta persecución política''

Srdjan Djokovic denuncia la situación de Novak que podría provocar que el serbio no pueda entrar en tres años en Australia si vuelve a ser detenido.

A pesar de que Australia no ha tomado una decisión sobre deportar o no a Novak Djokovic tras conocer el veredicto de la justicia sobre la cancelación de su visado, Srdjan, su padre, ha hecho un alegato contra el primer ministro australiano Scott Morrison pidiéndole a la misma reina de Inglaterra, Isabel, que intervenga para acabar con el conflicto que se ha creado en torno al número uno del tenis mundial: "Detenga la persecución política que se ha llevado a cabo en su contra desde que llegó".

Según la prensa local, el ministro de Inmigración, Alex Hawke, no tomará esta noche una decisión sobre si cancela su visa. El gobierno tenía un período de cuatro horas para ordenar su detención y su deportación inmediata, por lo que Djokovic pasará la noche en libertad. El medio The Age también asegura que en la mañana del martes, el Gobierno tomará una decisión definitiva sobre si retira o no el visado del tenista serbio.

En cualquier caso, la versión de la familia de Djokovic sigue siendo negativa y Srdjan tilda de "dictadura" al gobierno del país. "Scott Morrison no puede soportar que la verdad sobre su dictadura y el acoso a Novak saliera en video. Trabajaron horas extras desde los centros de poder políticos y mediáticos, con sus periodistas para ocultar lo que le estaban haciendo a Novak en el aeropuerto. (...) A día de hoy, Australia es una república bananera y mi hijo tomó la cruz para pasar a la historia como Espartaco en la última línea de defensa de la libertad", asegura el padre de Novak.

Djokovic tiene varias horas en libertad, pero no está descartada una nueva detención y la deportación que alerta Srdjan. Las razones a las que se apuntan ahora son que su versión de que pasó el coronavirus el pasado 16 de diciembre no cuadra con su presencia un día después, el día 17, en un acto público con niños tenistas en la Federación Serbia a los que habría estado saludando, dando la mano, y en el que estuvo sin mascarilla. Esta cuestión podría ser el motivante que lleve al gobierno australiano a tomar la decisión.

Sus palabras

La autocracia ha mostrado hoy su verdadero rostro. Contrariamente a la decisión del Tribunal Independiente de Australia, el dictador Scott ordenó el arresto de mi hijo, el campeón mundial, Novak Djokovic, y la deportación, prohibiéndole la entrada al país durante tres largos años.

El tribunal demostró que la ley existe en Australia, pero Scott se atrevió a tomar la justicia en sus propias manos.

Hago un llamamiento a la reina de Reino Unido, Isabel, líder de la Commonwealth, para que intervenga y proteja los derechos humanos de mi hijo Novak Djokovic y detenga la persecución política que se ha llevado a cabo en su contra desde que llegó a Australia.

Hago un llamamiento a la reina Isabel de Inglaterra para que intervenga y detenga la tortura llevada a cabo sobre el múltiple campeón de Wimbledon, condecorado por el príncipe William por sus logros. Hago un llamamiento a la reina Isabel de Inglaterra para que evite que el gobierno australiano socave la reputación de la Commonwealth a través de la persecución política y la tortura del mejor tenista y ciudadano libre del mundo.

Hago un llamado a todos los australianos y al mundo entero para que alcen su voz contra el terror y las brutales violaciones de los derechos humanos del mejor tenista del mundo. La detención de Novak Djokovic es un proceso político que se ha llevado a cabo desde el principio desde un centro de poder político que ha decidido que ni el tribunal ni la justicia ya significan nada.

Le están haciendo esto al mejor tenista del mundo, Novak, una voz contra la dictadura, es una voz a favor de su libertad de pensamiento, movimiento, creencias religiosas y expresión. Nuestros antepasados lucharon por eso, y Scott y la dictadura del gobierno australiano violan esas libertades e ideales del mundo libre.

Santos libres, ¡alcen la voz! Hay que detener el terror contra el ciudadano libre del mundo, Novak Djokovic. Los centros políticos del poder se han vuelto contra mi hijo, están tramando sobre él como en Juego de Tronos, mientras el mundo entero lo está viendo en directo.

Australia se ha convertido en una distopía, una burla del mundo libre, tratan a Novak Djokovic, mi hijo, su campeón mundial, como un prisionero político. Como terrorista en la bahía de Guantánamo. Le privan del derecho al juego, a la individualidad, a la libertad de opinión.

Pero. Afirmo públicamente: ¡Las bestias políticas no lo romperán! El mundo entero puede ver ahora una democracia falsa dirigida por un tal Scott.

Scott convirtió a Australia en una dictadura del mundo occidental, perdieron la legitimidad para llamarse democracias después de esta persecución política. Son una falsa democracia.

El mundo entero pudo ver que Novak fue violado gravemente su derecho a representación legal cuando fue arrestado en el aeropuerto. Le dijeron que "¡le conviene no llamar a un abogado!" Incluso los asesinos y terroristas tienen derecho a representación legal, y al campeón de tenis se le ha negado ese derecho.

Novak es tratado por el gobierno australiano como un enemigo del estado, no como el mejor tenista del mundo que siempre ha ayudado a Australia con sus donaciones filantrópicas. Los racistas étnicos lo tratan como un ciudadano de clase baja.

Scott Morrison, Scott no puede soportar que la verdad sobre su dictadura y el acoso a Novak saliera en video. Trabajaron horas extras desde los centros de poder políticos y mediáticos, con sus periodistas para ocultar lo que le estaban haciendo a Novak en el aeropuerto.

La verdad ha salido a la luz, Australia está dirigida por delincuentes políticos que no respetan los derechos individuales ni las decisiones judiciales. No respetan las decisiones de su tribunal, no respetan su sistema legal.

A día de hoy, Australia es una república bananera y mi hijo tomó la cruz para pasar a la historia como Espartaco en la última línea de defensa de la libertad.

Hago un llamamiento a todas las organizaciones no gubernamentales de todo el mundo y a todas las personas de buena voluntad que creen en la justicia y la democracia, así como a la reina de Reino Unido, para que se involucren y protejan a Novak Čokovic de la tortura en su contra. La dictadura del gobierno australiano y la persecución política contra Novak Djokovic son insostenibles y va en contra de cualquier estándar de democracia mundial libre. Novak seguirá luchando. Rendirse no es una opción.

[Más información: Novak Djokovic queda libre por ahora: Australia no decidirá hasta el martes tras la resolución del juez]

Australia Coronavirus Covid-19 Deportes Enfermedades infecciosas Infecciones Inglaterra Isabel II de Inglaterra Novak Djokovic Open de Australia Reino Unido Tenis

Etiquetas:  #El #padre #de #Djokovic #pide #a #la #Reina #de #Inglaterra #que #salve #a #su #hijo #de #esta #persecución #política

COMENTARIOS