El parón de París se suma a Londres y Ámsterdam: la presión laboral amenaza el tráfico aéreo europeo
01:40
9 Junio 2022

El parón de París se suma a Londres y Ámsterdam: la presión laboral amenaza el tráfico aéreo europeo

Aumenta la presión en los cielos europeos, a las puertas del primer verano de relativa normalidad tras la pandemia. Al caos de estas últimas semanas en dos de los principales aeropuertos (en Heathrow, en Londres;y en Amsterdam-Schiphol) se suma ahora el conflicto en otro de los aeródromos con más tráfico, el de París Charles de Gaulle, donde se ha cancelado uno de cada cuatro vuelos previstos para hoy por una huelga de personal, que reclama mejores condiciones laborales y un aumento de los sueldos.

El sector aéreo vive una especie de «gran dimisión», que es como se ha llamado al fenómeno en EEUU, donde miles de trabajadores han abandonado sus trabajos tras la pandemia al considerar que les compensa más vivir de ahorros o de ayudas que trabajar con esos sueldos tan bajos.

Esta presión laboral se ha trasladado a los aeródromos europeos, aunque de diferente manera: En Reino Unido afrontan un problema de falta de personal, pues, tras el Brexit, no tienen tan fácil la contratación de trabajadores para afrontar la reactivación del tráfico. En Amsterdam también tienen dificultades para reclutar efectivos hasta el punto de que KLM, la aerolínea de referencia en el país, ha tenido que dejar de vender billetes, pues no se podía garantizar que los vuelos fueran a salir. En Reino Unido hay aerolíneas que han cancelado decenas de operaciones por el mismo motivo.

En España el caos tiene su origen en el cuello de botella que hay en los controles de pasaporte, pues los británicos, que ahora no son ciudadanos europeos, tienen que pasar este filtro, no obligatorio antes del Brexit (y por tanto, antes de la pandemia). Las aerolíneas llevan meses reclamando un refuerzo al Ministerio del Interior, que ayer anunció que incrementaría la dotación.

Problema laboral

En todos los casos subyace un problema laboral, de falta de personal, en uno de los sectores más dañados por la pandemia, el aéreo: en los meses más duros de la pandemia prácticamente el 90% de la flota estuvo parada y la mayor parte de sus trabajadores estaba en situación de ERTE.

A las puertas del verano, el hecho de que tres de los principales aeropuertos europeos denuncien falta de personal y sufran cancelaciones y retrasos amenaza con colapsar los flujos. En el caso de París, se trata de una huelga de personal del aeropuerto citado, que demanda un aumento salarial.

La dirección general de Aviación civil (DGAC) francesa ha pedido a las compañías que reduzcan el número de vuelos este jueves durante la mañana ante los problemas del resto de aeródromos principales «para gestionar a los pasajeros por falta de personal».

En España, el Grupo Parlamentario Popular ha solicitado la comparecencia de los miembros del Gobierno implicados, las ministras de Transporte y Turismo, y la del responsable de Interior, para que den explicaciones sobre los atascos en los controles de pasaportes.

El sector aéreo lleva tiempo denunciando que la falta de agentes en los controles de pasaportes podría provocar un colapso en los principales aeropuertos. ALA, la Asociación de Líneas Aéreas, envío hace meses una carta a Interior pidiendo refuerzos. Tanto ALA como Iberia han denunciado que se han perdido unos 20.000 vuelos sólo en Barajas desde principios de año, y el problema se extiende a otros aeropuertos turísticos.

Sueldos

En el caso del aeródromo francés, los principales sindicatos denuncia que se han perdido unos 15.000 puestos de trabajo en dos años en el sector aéreo y reclaman una mejora para las plantillas que afrontan ahora este pico de actividad.

La situación de colapso en los aeródromos europeos recuerda al cuello de botella en la cadena de suministro que se vivió hace unos meses, cuando la rápida e inesperada recuperación de la actividad provocó colapsos y problemas en el comercio y la logística en todo el mundo. Los aeropuertos de Londes, Ámsterdam, París y Madrid son los principales centros de conexión en Europa, dado que la mayoría de los vuelos de largo radio hacen escala en alguno de estos puntos, lo que podría poner en riesgo la recuperación del turismo en el que se espera que sea un verano récord.


Etiquetas:  #El #parón #de #París #se #suma #a #Londres #y #Ámsterdam #la #presión #laboral #amenaza #el #tráfico #aéreo #europeo

COMENTARIOS