El porcentaje que atormenta a España en los Mundiales desde que fue campeona
16:52
4 Diciembre 2022

El porcentaje que atormenta a España en los Mundiales desde que fue campeona

La selección, desde Sudáfrica, sólo ha ganado el 30% de los partidos que ha disputado

Cuadro. Así están los octavos de final

El sábado fue un día de transición en Doha. Al menos en lo que a la selección española se refiere. Los jugadores disfrutaron de su segundo día libre desde que el lunes 14 de noviembre iniciaran la concentración y repitieron lo del primer día: se repartieron con sus familias por distintos restaurantes de moda, la mayoría en la zona de la playa de Katara o en el conjunto de pequeñas islas conocido como La Perla. Era el momento de olvidarse definitivamente del golpetazo que supuso la noche contra Japón y también era el momento para aplazar la focalización de la tarde ante Marruecos del próximo martes. La derrota frente a los asiáticos provocó un día extra para preparar los octavos de final.

La sensación ahora mismo en la Federación es que el martes puede pasar cualquier cosa. Nada nuevo con un equipo imprevisible, capaz de dilapidar en el tercero todo el crédito ganado en el primer y en el segundo partido. El rival será Marruecos, que cumple aquí su quinto Mundial (España ha estado con este de Qatar en 16), pero esa diferencia en el pedigrí no significa nada. Dicen los números que, desde que ganara su título en 2010, en Sudáfrica, España tiene un problema severo en los Mundiales.

Para saber más

La noche en la que (casi) nadie quiso tortilla de patata

La FIFA reacciona al polémico gol de Japón: "Otras cámaras pueden ofrecer imágenes engañosas"

Desde entonces, ha jugado 10 partidos. Y el balance no puede ser más ecuánime. Tres victorias, cuatro empates y tres derrotas. Dicho de un modo más sencillo: en los últimos 12 años, España sólo ha ganado el 30% de los partidos que ha disputado en una fase final planetaria. Uno de esos empates, además, supuso la eliminación, pues en los octavos de final de Rusia'2018 los penaltis fueron para la anfitriona después del 1-1 en 90 minutos y la prórroga. Desde el cielo de Johannesburgo, esos octavos de final fueron el techo de España.

En Brasil, 2014, defendiendo título con todo el armazón de la campeona del mundo y doble de Europa, la eliminación fue dolorosísima. En un ambiente viciado, con un vestuario con muchos problemas, España se llevó uno de los mayores revolcones en los Mundiales en el partido inaugural. Tras ponerse ganando gracias a un penalti que transformó Xabi Alonso, España cayó estrepitosamente ante la entonces llamada Holanda (1-5). Cuatro días después, en Maracaná, Chile certificaba (0-2) el ridículo patrio. No había pasado una semana desde el inicio y la campeona estaba eliminada.

Terremoto

En Rusia, en 2018, el terremoto que provocaron Lopetegui con su fichaje por el Madrid y Rubiales con su incontinencia emocional derivó en un seleccionador improvisado, Hierro, y en un empate con Portugal, una victoria sufridísima ante Irán y otro empate precisamente contra Marruecos en el tercer partido de la primera fase. De hecho, de no ser por el VAR, que se estrenó en aquel torneo y que validó un gol de Aspas en el descuento que el línea había anulado, aquello hubiera sido otra derrota. Y aquí, en Qatar, ya se sabe. Exhibición contra Costa Rica, partido convincente, por duro, contra Alemania y sonrojo contra Japón.

El martes, en el Education City, España se mide a un equipo que, igual que tantos otros, le cederá la pelota. Al menos así lo insinúan los números. España lleva una media de 926 pases por partido (Marruecos, 353,7), tira 12 veces (8,7) y lleva nueve goles (cuatro). Pero, tarde o temprano, si se ve por detrás en el marcador, o de inicio, como sospechan en el cuerpo técnico español, pondrá en práctica una presión similar a la que hizo Japón en el inicio de la segunda parte. Ahí será el momento de ver la reacción y el aprendizaje de la selección.

También afronta España las rondas donde no hay vuelta atrás. Si no es capaz de solventar el partido en 90 o 120 minutos, habrá penaltis. Curiosamente, tres de los últimos cuatro partidos de eliminatoria en grandes torneos se han resuelto en los penaltis. Hace cuatro años en Rusia, perdió ante la anfitriona. El año pasado, en la Eurocopa, tras eliminar en la prórroga a Croacia en Copenhague, se jugó el pase a seminales con Suiza (ganó) en San Petersburgo y se jugó el pase a la final contra Italia en Wembley (perdió). El seleccionador ya dijo el otro día que les había pedido que durante el año practicaran, y estos días, en la Universidad de Qatar, siguen haciéndolo.


Etiquetas:  #El #porcentaje #que #atormenta #a #España #en #los #Mundiales #desde #que #fue #campeona

COMENTARIOS