El PP arranca una campaña electoral clave para impulsar a Pablo Casado en toda España
09:39
28 Enero 2022

El PP arranca una campaña electoral clave para impulsar a Pablo Casado en toda España

Vox se alza como el partido clave para la gobernabilidad y Ciudadanos quiere espantar el precedente de Madrid

13-F Consulte las noticias sobre las elecciones Vox El Supremo confirma la exclusión de Vox de los debates electorales de Castilla y León Cs Igea: "¿Pactar con Mañueco? Lo único que tenemos claro es que no le daremos las llaves del piso al atracador"

Pablo Casado convierte las elecciones de Castilla y León en un asalto más de las elecciones generales. Así que una victoria de Alfonso Fernández Mañueco no sólo supondría amarrar cuatro años más la Junta, sino que el PP pretende que, además, signifique la consolidación de un cambio de ciclo en España.

La conjura en el PP es que estas elecciones sean la "lanzadera de Pablo Casado a La Moncloa" y consagrar a ojos de los españoles que hay una alternativa "imparable" para las doble cita con las urnas en 2023.

La hoja de ruta del PP es que Casado llegue a ese año con tres grandes victorias a sus espaldas sobre Pedro Sánchez. La primera se dio en mayo del año pasado, cuando Isabel Díaz Ayuso consiguió una abrumadora victoria sobre el PSOE y el resto de la izquierda en las elecciones de la Comunidad de Madrid. La segunda, quiere ser ahora en Castilla y León, otro de sus feudos históricos.

Y la tercera se busca que sea en Andalucía, donde Juanma Moreno también cuenta con grandes expectativas de lograr el hito de renovar su cargo de presidente en el que hasta su llegada era el bastión inexpugnable del socialismo.

Madrid, Castilla y León y Andalucía, una santísima trinidad para el PP, con la que Casado quiere demostrar que "la gestión de la marca PP triunfa en España", resumen en Génova sobre el valor que tienen estas citas electorales. De ahí que este 13-F se viva como una "meta volante" en la carrera del líder popular a las elecciones generales.

"Desgastar el 'sanchismo'"

Con este planteamiento, fuentes de la dirección señalan que será una campaña muy enfocada a "desgastar al sanchismo", es decir, se convertirá a Sánchez en el candidato de facto del PSOE, en detrimento de Luis Tudanca, y prácticamente se plantean los comicios como un plebiscito sobre su gestión.

Casado va a asumir un papel muy importante en estas dos semanas. Estará en las nueve provincias y tendrá al menos cuatro actos arropando al candidato, Alfonso Fernández Mañueco. El líder del PP juega en su tierra, como ha demostrado en el arranque de campaña visitando el pueblo de su padre en León, y hasta asumirá el hueco de Mañueco los dos días en los que el candidato del PP participa en los debates electorales. En Génova contrastan esa faceta "a pie de calle" de Casado con un Sánchez que "no la puede pisar".

Para los populares, es otra ocasión para avanzar en la estrategia de concentrar el voto en torno al PP, con Ciudadanos como víctima. Porque al contrario de lo que desearía, todo indica que eso no lo logrará con Vox, que crece y pondrá al PP ante el reto de gestionar el día después.

El objetivo es gobernar en solitario, como hace Ayuso, logrando sumar más que las izquierdas. Todo el PP se va a volcar en ello. La dirección nacional, los presidentes autonómicos, José María Aznar y Mariano Rajoy. Todos conjurados por Mañueco... y Casado.

El candidato de Vox a la presidencia de Castilla y León, Juan García Gallardo, durante el acto de inicio de campaña.El candidato de Vox a la presidencia de Castilla y León, Juan García Gallardo, durante el acto de inicio de campaña.R. GARCÍAEFE

Vox: "Subiendo poco a poco"

Vox arrancó la precampaña con una fuerte polémica sobre el candidato, Juan García-Gallardo, pero desde la formación se logró visualizarle en apenas un fin de semana. Ahora, en el punto 0 del inicio de la campaña propiamente dicha, Vox vive una tendencia alcista.

"Vamos desde hace meses en una estela positiva, subiendo poco a poco, semana tras semana", apuntan desde el partido. Castilla y León no es una plaza de las más asequibles para ellos, pero su ventaja es que arrancan de un nivel muy bajo, con el único escaño que lograron en las elecciones de 2019.

Los últimos sondeos posicionan a Vox como tercera fuerza de la región, por encima de la decena de escaños y convirtiéndose en la clave de la gobernabilidad como potencial apoyo para el PP.

Vox ha centrado mucha de la actividad política en esta legislatura en Castilla y León. Todos los fines de semana, equipos de este partido celebraban pequeños encuentros con ganaderos, agricultores, cazadores o el sector industrial. Así, por ejemplo, cuando se produjo la polémica de la ganadería por las declaraciones del ministro de Consumo, Alberto Garzón, Vox ya tenía un discurso engrasado.

El mundo rural será sin duda un objetivo predilecto del partido. Uno de sus mensajes más claros en precampaña y que ahora quieren apuntalar es el de favorecer la repoblación de Castilla y León.

Todo el equipo de Abascal

Consideran que las políticas del PP y el PSOE "han expulsado a los castellanos y leoneses de su tierra. La repoblación de la España rural es crucial para garantizar la prosperidad y la vertebración territorial. Convertir a las familias en el centro de las políticas públicas y promover la cultura de la vida para revertir el invierno demográfico", explican a EL MUNDO.

La implicación de la dirección de Vox en la campaña será máxima: todo el equipo de dirección estará en tierras castellano-leonesas, liderados por Santiago Abascal.

El líder de la formación irrumpió en su primer acto preelectoral en la caravana de los pingüinos en Valladolid, mostrando cuál sería el cariz de su movilización. Vox quiere una campaña muy visual, con muchas imágenes, mucho líder arropando al candidato y mucho movimiento en redes sociales. Una campaña similar a la que ya hicieron en Madrid y Cataluña el año pasado.

Los analistas de Vox saben, no obstante, que Castilla y León no será una plaza fácil. Ven cómo Mañueco está cogiendo el discurso de Ayuso y confían en que Casado participe mucho en la campaña, porque consideran que cuando Génova tiene protagonismo el PP pierde empuje.

Inés Arrimadas y Francisco Igea, este jueves, en Palencia.Inés Arrimadas y Francisco Igea, este jueves, en Palencia.POOL / Cs

Cs: El fantasma de Madrid

Ciudadanos se encomienda a su gestión en el Gobierno de Castilla y León como su principal activo político para resistir el desafío de estas elecciones autonómicas, que llegan en el momento más crítico de la historia de la formación y con la amenaza de una fuerte caída respecto a los resultados de 2019.

Por un lado, asoma el fantasma de la Comunidad de Madrid, donde en una situación similar el partido naranjadesapareció de la Asamblea. Pero por otro, en la cúpula de Cs entienden que también se presenta una oportunidad para demostrar resiliencia y que, a pesar de estar heridos, todavía hay un suelo desde el que plantear una reconstrucción del proyecto.

El escenario real llegará el 13-F, pero ahora el reto está en responder al órdago que le ha echado Mañueco. El adelanto planteado por el barón del PP pretende principalmente acelerar el proceso de absorción de los votantes naranjas, al espejo de lo que ya sucedió en Madrid. Las encuestas apuntan que eso está teniendo éxito, pero también hay coincidencia en que el candidato, Francisco Igea, sacará escaño y que Cs no desaparecerá.

Para que eso sea así, e incluso pudieran ser más procuradores, Inés Arrimadas y los principales dirigentes se van a volcar en esta campaña en busca de un resultado que, más allá de lo cuantitativo, coloque a Cs en una posición de influencia para ser decisivo. El problema es que una suma de PP y Vox complicaría totalmente ese objetivo.

"Honestidad en política"

El eje de la campaña de Igea para reivindicar la utilidad de Cs estará en defender su gestión en la Junta, como parte que era del Gobierno de coalición y se va a huir de una campaña sobre Sánchez. Así, se va a buscar una campaña muy informativa, con más actos a pie de calle que de mítines, y con más contacto directo con los castellanos y leoneses.

El lema del partido es El valor de la palabra. Porque uno de los puntos destacados para diferenciarse del PP es "reivindicar la honestidad en política" frente a las "mentiras" de Mañueco para romper el gobierno y adelantar las elecciones. Ese anticipo ha roto los puentes con él e Igea ha insistido mucho en que "nunca jamás" le votará en una investidura para ser presidente.

Los estudios internos que maneja Cs concluyen que no están igual que en las elecciones de Madrid. En Castilla y León no ha cuajado la excusa de la moción de censura -en Madrid sí- y, por ello, confían en obtener representación el 13-F.


Etiquetas:  #El #PP #arranca #una #campaña #electoral #clave #para #impulsar #a #Pablo #Casado #en #toda #España

COMENTARIOS