El presidente de Kazajistán se enroca en la represión: ''Quien no se rinda será destruido''
02:06
8 Enero 2022

El presidente de Kazajistán se enroca en la represión: ''Quien no se rinda será destruido''

El presidente descarta negociar con los manifestantes tras una revuelta con decenas de muertos y casi 4.000 detenidos

Kazajistán Incendio en el patio trasero ruso Protestas El descontento por los precios del gas pone al presidente de Kazajistán contra las cuerdas

El presidente de Kazajistán, Kassim-Jomart Tokayev, dio ayer órdenes de disparar a matar para hacer frente a los disturbios organizados por unos manifestantes que considera "bandidos y terroristas". Aquellos que no se rindan serán "destruidos", amenazó en un discurso televisado que parece presagiar una represión prolongada. También arremetió contra los "medios supuestamente libres" del país y los periódicos con sede en el extranjero por avivar las llamas del malestar.

Durante su alocución, el líder kazajo expresó su "agradecimiento especial" al presidente ruso, Vladimir Putin, por la celeridad y el espíritu de camaradería con que respondió a su petición de asistencia. Tokayev solicitó esta semana -tras verse acorralado y comprobar que sus concesiones y rectificaciones no calmaban la violencia en las calles- la ayuda de la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (OTSC). Con varias ciudades en llamas, pidió a Moscú y sus aliados que enviasen fuerzas de paz para hacer frente a "la amenaza terrorista" y a los intentos de socavar la integridad del Estado kazajo. La OTSC, que aglutina a Armenia, Bielorrusia, Kazajistán, Kirguistán, Rusia y Tayikistán, respondió de inmediato a la solicitud. El primer contingente llegó el 6 de enero.

Vladimir Putin ha contribuido con paracaidistas a una fuerza internacional que puede superar los 2.500 hombres, según la agencia rusa RIA Novosti. El presidente ruso ha discutido la situación con Tokayev en varias llamadas telefónicas durante la crisis, informó ayer el Kremlin.

Las tropas rusas ya han tomado bajo control el aeropuerto de Almaty, la antigua capital de Kazajistán y epicentro de los disturbios en estos últimos días. También garantizan la seguridad del Consulado General de la Federación de Rusia y otras instalaciones importantes, informó la agencia rusa Sputnik.

Minoría rusa

Aunque Kazajstán tiene una importante minoría rusa, y el norte del país a veces ha tenido tentaciones de rebelarse, las relaciones ruso-kazajas han sido generalmente amistosas desde el final de la URSS. Rusia tiene que obrar con cuidado para no estropear su proyección sobre el país como ocurrió en Ucrania. "Se trata de una misión de paz. Los soldados de la OTSC no se implicarán en las misiones de combate», aseguró el subjefe primero de la administración presidencial, Daurén Abáev, en una entrevista con el canal de televisión Khabar 24. Abáev denunció que del lado de los manifestantes "había francotiradores con rifles especiales".

Los manifestantes en Almaty parecen provenir principalmente de las afueras de la ciudad o de pueblos y aldeas circundantes. La violencia ha pillado por sorpresa a muchos vecinos de la ciudad, que suelen presentar su país como un alumno aventajado comparado con otros antiguas repúblicas soviéticas de Asia Central, más represivas e inestables. Según describía Reuters, la policía patrullaba ayer las calles de Almaty, muchas llenas de escombros, después de la peor semana de violencia que ha experimentado desde su independencia Kazajstán.

Nursultan Nazarbayev, presidente de Kazajistán.Nursultan Nazarbayev, presidente de Kazajistán.

El presidente kazajo asegura que el orden constitucional ha sido mayoritariamente recuperado. "Ayer, la situación en Almaty, Aktobé y en la provincia de Almaty se fue estabilizando. La introducción del Estado de emergencia empieza a dar resultados", dijo Tokayev, que desveló que la violencia se organizó desde "un solo puesto de mando", dando instrucciones a un grupo de unos 20.000 "bandidos". Tokayev no explicó quién agita o dirige supuestamente estos disturbios desde la sombra. "La operación antiterrorista continúa, los militantes no han depuesto las armas, siguen cometiendo crímenes y se preparan para más. La lucha contra ellos debe completarse. ¡Quien no se rinda, será destruido!", clamó el presidente. Tokayev asegura que no dialogará con quienes considera "bandidos armados" y afirma que algunos han sido traídos desde otros países. "Desde el extranjero me instan a la negociación entre los bandos, para resolver los problemas políticamente. ¡Menuda estupidez! ¿Acaso es posible negociar con criminales y asesinos?".

Tokayev ha utilizado las protestas -que han derribado símbolos y estatuas de la era de Nursultán Nazarbayev- para echar al ex presidente, de 81 años, de su cargo como jefe del poderoso Consejo de Seguridad, una atalaya con la que seguía interviniendo en la política del país tras dejar el sillón en 2019 después de casi tres décadas en el poder. "Durante años, el Gobierno ha perseguido implacablemente la disidencia pacífica, dejando al pueblo kazajo en un estado de agitación y desesperación", denunciaba ayer Marie Struthers, directora de Amnistía para Europa del Este y Asia Central.

30 muertos

Más de 3.700 personas han sido detenidas en relación con los violentos disturbios que han sacudido estos días varias regiones. Unas 30 personas han muerto. Todo empezó en forma de protestas por el alza de los precios del gas licuado en el suroeste del país. Ahora para los manifestantes el Gobierno parece ser el principal problema.

Las autoridades kazajas decretaron el Estado de emergencia hasta el 19 de enero. Se ha vetado el acceso a extranjeros y la conexión a internet sólo ha vuelto en algunas regiones del país. El teléfono funciona a ratos y hay pocos medios de comunicación independientes fiables. La Cámara de Empresarios kazaja (Atameken) estima en más de 88 millones de euros el daño ocasionado por los disturbios a la economía nacional. El grueso de esta suma corresponde a los destrozos que ha sufrido Almaty.


Etiquetas:  #El #presidente #de #Kazajistán #se #enroca #en #la #represión #Quien #no #se #rinda #será #destruido

COMENTARIOS