El PSOE evita defender la autodeterminación de género y llama a ''mejorar'' la ley trans en su primer debate
12:36
6 Octubre 2022

El PSOE evita defender la autodeterminación de género y llama a ''mejorar'' la ley trans en su primer debate

Una amplia mayoría avala su tramitación en la Cámara y rechaza los intentos de PP y Vox por tumbar el texto

Igualdad Las claves de la nueva Ley Trans: cambio de sexo sin exigencias de informes médicos ni hormonación Entrevista Carmen Calvo: "La ley Trans puede destrozar toda la legislación de igualdad" Congreso El Gobierno y sus socios tumban el último intento de hacer un "debate sereno" de la ley trans en el Congreso: será por trámite urgente

La ley trans da con holgura el primer paso en el Congreso, de los muchos que faltan, pero con llamamientos de los grupos políticos a "mejorar" el proyecto impulsado por el Ministerio de Igualdad para dotarlo de una mayor seguridad jurídica. Entre ellos está el PSOE, que durante el primer debate parlamentario ha evitado tan siquiera citar la autodeterminación de género, que es el tema central que genera una gran división interna y que tiene airados a grupos feministas históricamente alineados con Ferraz, porque permitirá cambiar de sexo con una mera declaración en el Registro Civil y sin necesidad de presentar informes médicos o someterse a hormonación.

El debate de este jueves era una primera toma de contacto con la ley trans. Se sometía a votación dos enmiendas a la totalidad presentadas por el PP y Vox, que tenían por objetivo tumbar el texto y finiquitar aquí su recorrido. Sin embargo, PSOE, Unidas Podemos, Ciudadanos, ERC, PNV, EH Bildu o Más País han rechazado esa pretensión y han abogado por dar trámite a la norma y empezar a trabajar sobre los contenidos. Esto significa que empieza la discusión y llegarán las enmiendas.

En este sentido, y ante la división que esta ley está generando tanto en el PSOE como en su entorno feminista más próximo, como quedó patente en las duras críticas vertidas por la ex vicepresidenta Carmen Calvo en una reciente entrevista en EL MUNDO, el Grupo Socialista del Congreso trata de hacer equilibrios ante la mirada desconfiada de Unidas Podemos.

En ese primer debate en el Congreso, el PSOE ha defendido los contenidos que tienen que ver con los derechos del colectivo LGTBI y sus ámbitos de aplicación y ha ignorado por completo todo lo que tiene que ver con la autodeterminación de género. Ni una referencia de pasada, ni una mención explícita, siendo como es el aspecto central de la ley.

Sólo ha habido una alusión implícita, cuando la diputada Raquel Pedraja ha destacado que la ley es "mejorable" y que el PSOE aborda la tramitación "con una vocación de mejora" para que la norma que salga del Congreso "sea una ley garantista". La socialista ha defendido que su partido va a seguir "manteniendo firmes" los "principios y valores feministas".

Montero: "Discutamos sin dejar un milímetro al odio"

El contraste a esos silencios sobre la autodeterminación de género ha estado el discurso que ha hecho la ministra de Igualdad, Irene Montero, que ha hecho de ese asunto el eje de su intervención para rematar con un "somos más" los que están a favor.

No obstante, consciente de que dentro de los grupos partidarios de la ley hay aspectos que no gustan, Montero ha tendido la mano para evitar deserciones. Así, la ministra de Igualdad ha pedido a la "mayoría feminista" de la Cámara "estar a la altura" de la comunidad trans y LGTBI. "Discutamos esta ley de principio a fin, pensemos juntas, expresemos diferencias y posibilidades de mejora pero no cedamos ni un milímetro a los reaccionarios y la transfobia", ha reclamado. "No dejemos una sola puerta abierta a los discurso de odio".

En la defensa de su enmiendas a la totalidad, el PP ha rechazado el proyecto porque "rompe gravemente el principio de igualdad, es intervencionista e impone ideológicamente un discurso que mucha gente rechaza". Pero, sobre todo, porque acarreará "actuaciones irresponsables" que "ponen en riesgo" especialmente a los menores de edad, aunque éstas se envuelvan de "modernidad", porque podrán dar pasos hacia el cambio de sexo a partir de los 12 años.

Los menores, en el foco

Es ahí, en su impacto en los niños, donde María Jesús Moro ha puesto gran parte de su carga argumentativa, porque alerta de que se deja a los menores "al albur de los fantasmas de su lucha interior en la adolescencia" y bajo la influencia de las redes sociales. La diputada del PP ha subrayado que los menores necesitan "reposo" y asesoramiento para que no tomen decisiones "precipitadas e irreversibles" que, como está pasando "de un modo exponencial en todo el mundo", provoquen "dramas" de menores arrepentidos.

Moro ha enfatizado que el interés del menor "no es permitir todo" y ha defendido que hay que dar instrumentos legales que permitan también el asesoramiento profesional. De ahí que haya criticado que la ley suprima la necesidad de aportar informes médicos o psicológicos para proceder al cambio de sexo en el Registro Civil. Por todo ello, y advirtiendo a Irene Montero de que "nadie está en posesión de la única verdad", ha reclamado "calma", escucharse y trabajar de cero una ley trans "con garantías".

En cuanto a Vox, ha defendido romper el texto impulsado por el Ministerio de Igualdad por imponer la ideología de género como "única visión del mundo" en una propuesta "disparatada pero tentadora" que promueve que cada persona construya su "verdad" al margen de la biología "como dioses". Así, ha acusado a Montero de fomentar la transexualidad como una "ingeniería social" para fomentar "niños rotos y sin identidad".

Carla Toscano ha generado revuelo dentro de la Cámara cuando ha señalado que la disforia de género "no es fisiológica, sino cultural" y ha remarcado que se trata de "niños con problemas que son víctimas del adoctrinamiento" cuando no tiene suficiente madurez.

En cuanto a Ciudadanos, que defiende la autodeterminación de género, su posición ha sido para apostar por "enriquecer" y "trabajar" la ley para evitar que el proyecto tenga "lagunas jurídicas" y genere "vacíos".

La diputada Sara Giménez ha recriminado a Igualdad haber impuesto un debate parlamentario por la vía de urgencia, que acortará los plazos, y ha destacado que precisamente esta ley necesita los informes preceptivos y las comparecencias de expertas para legislar de un modo adecuado.


Etiquetas:  #El #PSOE #evita #defender #la #autodeterminación #de #género #y #llama #a #mejorar #la #ley #trans #en #su #primer #debate

COMENTARIOS