El 'rigobertazo' arrasa en la gran noche del pop español en el Festival Tomavistas
13:39
20 Mayo 2022

El 'rigobertazo' arrasa en la gran noche del pop español en el Festival Tomavistas

Rigoberta Bandini triunfa en la vuelta tras la pandemia del festival madrileño, que reservó su primera noche a un 'all star' de nuevas estrellas españolas como Alizzz, Sen Senra o Cupido

Jungle A la felicidad por el movimiento en Tomavistas: "Hay algo espiritual en el baile"

Hay dos formas de afrontar la crónica sobre la esperadísima vuelta del Festival Tomavistas tras dos años de parón por la pandemia.

La primera -y la más tentadora- es la queja. Hasta ahora, los tres grandes reclamos del Tomavistas eran la eficacia de la organización, su ubicación en un precioso parque del centro y sus fechas: en pleno mayo, arranque de la temporada festivalera, cuando Madrid presume de su mejor tiempo de todo el año.

Pues bien, el Tomavistas postpandémico se ha cargado los tres: ahora se celebra en el desolado parking de un centro de congresos, las colas en las barras rondan la hora de espera por una cerveza y una inesperada ola de calor abrasa el asfalto frente a los escenarios, con temperaturas que rondaron los 40 grados este jueves.

Pero la segunda forma -y la más honesta- de contar lo ocurrido es reconocer que todos estos reproches se olvidaron exactamente a las 21.30, cuando Rigoberta Bandini tomó el escenario como un terremoto pop. Apenas cinco días después del exitazo de Chanel en Eurovisión, la cantante catalana respondió con su nuevo show ante los 8.000 asistentes de la primera jornada del festival. Y podemos decirlo en voz alta: aquello fue un rigobertazo en toda regla.

Pocas veces un repertorio tan escueto -ni siquiera tiene un disco en el mercado- se desplegó sobre un escenario con tanta potencia. Del arranque con "In Spain we call it soledad al cierre apoteósico con Too many drugs, pasando por Perra, Ay mamá o una versión particularísima del La, la, la de Massiel, fueron 40 minutos de euforia colectiva que parecía embotellada tras más de dos años de restricciones pandémicas. "Teníamos muchas ganas, joder. Vamos a darlo todo", acertó a decir Rigoberta, visiblemente sorprendida por la calurosa recepción del público.

Y eso que su nuevo espectáculo no puede ser más sencillo: apenas una unas bases electrónicas, unos teclados y la compañía de su joven prima Memé, casi tan protagonista como la propia Rigoberta. Todo aderezado por las coreografías epilépticas de su grupo de cinco bailarinas -apabullante final a cuatro patas en Perra- que completan un show aparentemente anárquico, pero inteligentemente diseñado para dominar la temporada festivalera... y más allá.

El público de Rigoberta, en pleno showEl público de Rigoberta, en pleno show

Rigoberta Bandini fue la ganadora indiscutible del all star del nuevo pop español que Tomavistas reunió para la primera jornada de su regreso. Antes que ella pasaron por los escenarios artistas como Cupido, Rojuu, Cariño, Jimena Amarillo o Confeti de Odio. Todos cumplieron, con más o menos solidez, su misión de apaciguar a las sedientas multitudes antes de que llegaran las grandes estrellas.

Tras el rigobertazo, tomó el relevo Alizzz, más conocido por su labor como productor de C. Tangana que como artista en solitario, pese a su notable disco Tiene que haber algo más (2021). Precisamente su jefe le acompañó sobre el escenario con la canción Ya no vales, mientras que la propia Rigoberta le ayudó a encarrilar su concierto con un dúo en Amanecer. Sí que se echó de menos a Amaia, su acompañante en la grabación de El reencuentro, pese a los insistentes rumores de que sería una de las sorpresas de la noche.

Cerró la noche otro de los grandes reclamos de la primera jornada, el gallego Sen Senra. Canciones como Ya no te hago falta, No me sueltes más o Qué facilidad sonaron nítidas y resultonas sobre el escenario, con chisporroteos electrónicos y algún solo de guitarra algo indigesto. Aunque, eso sí, el show quedó ligeramente deslucido hacia la una de la madrugada por las miles de personas buscaban una forma de volver al centro de Madrid.

La mayoría pensaba en reservar fuerzas para las jornadas de hoy y mañana, que adopta un formato más propio de anteriores ediciones del Tomavistas, con estrellas internacionales (Jarvis Cocker, Jungle, Suede, Kings of Convenience, Slowdive...) combinadas con algún aderezo ibérico (Carolina Durante, Biznaga, La Plata...).

Aunque, ay mamá, sentimos decirles que lo tendrán difícil para igualar el rigobertazo de la primera noche.



Etiquetas:  #El #rigobertazo #arrasa #en #la #gran #noche #del #pop #español #en #el #Festival #Tomavistas

COMENTARIOS