El Santiago Bernabéu y la historia de un manicomio: ''Nos tienen que matar bien 'mataos'''
14:08
14 Abril 2022

El Santiago Bernabéu y la historia de un manicomio: ''Nos tienen que matar bien 'mataos'''

Santillana y Del Bosque reflexionan en EL MUNDO sobre la mística de un estadio que ha vivido 23 remontadas en competiciones continentales: ''Es una varita mágica que aparece por ahí... Un embrujo especial''.

Champions Una noche de "sufrimiento" y "liberación" gracias a la "magia" del Bernabéu: "Pasa algo en este estadio" Crónica El Madrid desafía a la muerte de cara para llegar a semifinales de la Champions Análisis La heroica de los retales: una defensa insólita para la décima semifinal en 12 años

En el descanso de la prórroga, Tuchel sacó una pizarra gigante y dio varias explicaciones a los jugadores del Chelsea, incrédulos después de que Rodrygo forzara el tiempo extra y Benzema cabeceara a la red el 2-3 que daba el pase al Madrid. El técnico alemán optó por la charla táctica en el momento más emocional de la cita. A escasos metros, Ancelotti apenas articulaba palabra. Guardaba silencio dejando respirar a sus futbolistas, que se daban ánimos los unos a los otros mientras el Bernabéu rugía oliendo sangre. La táctica contra el sentimiento. El campeón de Europa contra una defensa formada por Lucas, Carvajal, Alaba y un Marcelo cojo. Con un Modric de 36 años haciendo de pivote defensivo y Benzema presionando lesionado. Ya saben quién ganó.

Chamartín es un manicomio en el que la lógica muchas veces no tiene sentido. Un escenario en el que se han producido algunas de las remontadas más inverosímiles de la historia del fútbol y en el que el Madrid, herido de muerte, ha logrado sobrevivir agarrándose a un último e inesperado aliento. «Al Madrid hay que matarlo, machacarlo. Nos tienen que matar bien mataos. No puedes dejarle malherido porque se engancha a la vida, como le dejes una puerta abierta, la aprovecha», reflexiona con este periódico Santillana, protagonista de varias de esas grandes noches del Bernabéu. Vivió la del Derby County en 1975, el 6-1 al Anderlecht en la 84-85 (3-0 en la ida), el 4-0 al Monchengladbach (5-1 en la ida) y el 5-1 al Inter en la 85-86 (3-1 en la ida)... «La del PSG o la del Chelsea no son remontadas como las nuestras, el Madrid no necesitaba arriesgar tanto. Esto es otra cosa. Nosotros habíamos perdido 4-0, había que echar todas las naves al combate y salió bien, pero nuestros rivales se quedaban siempre alguna vez a solas contra el portero. Ese riesgo el público lo sabía. Pero lo que ha pasado ahora no se puede explicar con táctica o técnica. Es una varita mágica que aparece por ahí. Con grandes futbolistas, eso sí».

"Va en el ADN de generación en generación"

La primera de las grandes remontadas que se recuerdan en el Bernabéu fue la del Derby County. Eran los octavos de la Copa de Europa y el Madrid venía de perder 4-1 ante el campeón inglés. En la capital, el duelo acabó 5-1. «La habíamos liado en la ida y teníamos que remontar. La magia del Bernabéu es una realidad y tiene que ver con la responsabilidad que tiene un jugador del Madrid», valora Del Bosque. Y Santillana apuntilla: «El Bernabéu tiene un embrujo especial en las noches europeas. Para el rival es una losa psicológica muy grande y para el Madrid va en el ADN, se transmite de generación en generación. Los niños que vivieron los ochenta ahora son padres, y los niños que estuvieron contra el Chelsea cuando sean mayores lo vivirán de nuevo. Es la grandeza del Madrid».

Hay citas para el recuerdo en casi cualquier década. Después de la gloria ochentera llegó el 2-0 al Bayern (2-1 en la ida) en las semis de la 01-02, el gol de Ramos en Lisboa o el hattrick de Cristiano para ganar 3-0 al Wolfsburgo en cuartos de la 15-16 tras el 2-0 de la ida. Una constante locura. «Nunca dejamos de pensar que vamos a ganar», decía Benzema sentado en el vestuario tras superar al Chelsea. Porque pocos extranjeros han entendido mejor la historia del Madrid y la conexión que siente un futbolista con el Bernabéu como el francés. También Modric, coreado por la grada. También Marcelo, sin poder sprintar durante los últimos minutos por una lesión. Los tres son la columna vertebral de un equipo que acumula diez semifinales en las últimas doce temporadas. Una historia moderna repleta de agonía y felicidad en Chamartín.

Una década de drama y alegría

En 2012: el penalti fallado por Ramos en las semis contra el Bayern. En 2013: la casi-remontada al Dortmund tras perder 4-1 la ida. En 2014: superando el monólogo del Bayern para llevarse la ida por 1-0. En 2015: venciendo al Atlético en cuartos marcando en el 88' para después quedarse a un gol de forzar la prórroga contra la Juve. En 2016: el Wolfsburgo y el sufrimiento para ganar 1-0 al City en semis. En 2017: la tensión eterna hasta superar al Bayern en la prórroga de los cuartos. En 2018: el penalti de Benatia a Lucas en el 93' cuando el Bernabéu esperaba la prórroga tras el 0-3 de la Juventus y el drama para empatar al Bayern 2-2 y alcanzar la final de Kiev. De las 29 eliminatorias que ha disputado en las diez veces que ha llegado a semis estos años, 18 han sido con la vuelta en casa y 11 con la vuelta fuera. La 30º también celebrará su partido decisivo en Concha Espina. En total, el Madrid ha remontado 23 veces en rondas continentales con la vuelta en casa. «El Bernabéu es un mausoleo del fútbol», concreta Santillana. «Monumento funerario sobre la tumba de una persona importante», dice el diccionario. Pues eso.


Etiquetas:  #El #Santiago #Bernabéu #y #la #historia #de #un #manicomio #Nos #tienen #que #matar #bien #mataos

COMENTARIOS