El tenis se asoma al futuro: dos desconocidos en la final de un Masters 1000
13:16
17 Octubre 2021

El tenis se asoma al futuro: dos desconocidos en la final de un Masters 1000

El británico Norrie y el georgiano Basilashvili se disputarán el título de sus vidas: la nueva realidad del deporte ante el ocaso del 'Big Three'

Noticia Rafa Nadal: "No sé cuándo volveré a jugar"

Ya ocurrió en abril. En Miami, dos desconocidos para el público general, el polaco Hubert Hurkacz y el italiano Jannik Sinner, se colaron en su primera final de un Masters 1000 y el tenis advirtió que algo estaba ocurriendo. Después de más de una década en la que los grandes torneos pertenecían casi en exclusiva a Rafa Nadal, Roger Federer y Novak Djokovic, con acompañantes como Andy Murray, Alexander Zverev o Daniil Medvedev, el circuito se ha llenado de sorpresas. La madrugada de este domingo pasará lo mismo.

En el Masters 1000 de Indian Wells, otros dos debutantes en finales de peso, el británico Cameron Norrie y el georgiano Nikoloz Basilashvili, se disputan el título más importante de sus vidas. Puede parecer un cúmulo de anécdotas, pero no lo es. Es más, tanto en Miami como en Indian Wells hubo otros semifinalistas, el ruso Andrei Rublev y el estadounidense Taylor Fritz, que nunca habían llegado tan alto.

Es la realidad de un nuevo tenis, un tenis impredecible, más difícil para el aficionado, mucho más irregular. Ante el ocaso de los tres mejores de la historia o, al menos, la necesidad de éstos de descansar, los nuevos dominadores no tienen la misma solidez. Quienes han desplazado en el ranking ATP a Nadal y Federer, es decir, Medvedev, Stefanos Tsitsipas, Alexander Zverev o Andrei Rublev enlazan excelentes torneos con decepciones.

Irregularidad y decepciones

En el Masters 1000 de Indian Wells ninguno de ellos ha llegado a semifinales con derrotas estrepitosas como la protagonizada por Tsitsipas, en plena crisis de resultados. También fallaron el resto de los 20 primeros cabezas de serie -como los españoles Pablo Carreño y Roberto Bautista- para ofrecer la oportunidad a Norrie, vigesimoprimero favorito y Basilashvili, vigesimonoveno, que hasta el momento contaban con resultados escasos en sus palmarés. El primero, de hecho, sólo había celebrado un título ATP, el logrado este año en el humilde ATP 250 de Los Cabos, en México.

El nuevo juego apunta a un descenso del nivel, más cuando no se puede hablar de un relevo generacional en sí. Si se observan las edades de los finalistas noveles en los Masters 1000 de este año, Hurkacz y Sinner tenían 24 y 20 años, pero es que Norrie y Basilashvili cuentan con 26 y 29 años.

De las sorpresas vividas esta temporada, y contando que Medvedev, Tsitsipas, Zverez y Rublev se encuentran entre los 23 y los 25 años, apenas se puede subrayar a un joven que realmente haya dado el gran salto. Sinner podría ser uno de ellos, pero después de Miami no continuó con su progresión. En segundo plano están el noruego Casper Ruud, miembro de la Rafa Nadal Academy, o los canadienses Felix Auger-Aliassime y Denis Shapovalov, pero ninguno de ellos ha levantado el título que los confirme como nuevas estrellas. No hay más: así es el nuevo tenis, el tenis después de la década prodigiosa que protagonizaron Nadal, Djokovic y Federer.


Etiquetas:  #El #tenis #se #asoma #al #futuro #dos #desconocidos #en #la #final #de #un #Masters #1000

COMENTARIOS