El terrible Arnautovic: conflictos raciales, un Bentley robado a Eto'o y botellas de vodka y ginebra
20:36
16 Junio 2021

El terrible Arnautovic: conflictos raciales, un Bentley robado a Eto'o y botellas de vodka y ginebra

El delantero austriaco, sancionado un partido por los insultos a un rival en la celebración contra Macedonia del Norte.

CRÓNICA La Austria de Alaba golea a Macedonia y logra una victoria histórica GRUPO C Estadísticas, goleadores...

El episodio ha quedado olvidado. Ibrahim Kargbo era un centrocampista de Sierra Leona que jugaba en el Willem II holandés. Aquel marzo de 2009 se enfrentó junto a su equipo al Twente, donde ya comenzaba a despuntar un jovencito de 19 años llamado Marko Arnautovic (Floridsdorf, Austria, 1989). Al acabar el partido, Kargbo tomó la palabra y denunció que Arnautovic le había llamado "negro". Pocos le creyeron. Así que, unas semanas después, la Real Asociación Neerlandesa de Fútbol, pelillos a la mar, cerró el asunto por falta de pruebas.

Eran otros tiempos, dirían algunos. Volvamos al presente. A esta Eurocopa plurinacional. David Alaba ya sabía que era tarde. Pero, por si acaso, corrió a taparle la boca a Arnautovic. Fuera que continuara blasfemando. Había decidido Arnautovic, ya delantero de mil batallas, que no podía haber mejor manera para celebrar el gol que acababa de marcar frente a Macedonia del Norte que dirigirse a Ezgjan Alioski. La celebración no la ejecutó tan bien como el gol y es que el Comité Disciplinario de la UEFA le ha sancionado con un partido y no podrá estar disponible contra Países Bajos en la segunda jornada.

Las escaramuzas geopolíticas de componente racial habían vuelto a asomar. Arnautovic es de madre austriaca y padre serbio. Alioski, de origen albanés. Según la prensa sensacionalista serbia, el insulto, dirigido a su madre, incluyó también la expresión 'shiptar', una manera de despreciar a los albaneses por parte de algunos serbios. La UEFA abrió el pasado martes una investigación. "Siempre estaremos en contra del nacionalismo, la discriminación y todas las demás formas de insultos", protestó la federación de Macedonia del Norte. Kosovo, cuya comunidad albanesa es mayoritaria, se independizó de Serbia echando mano de la vía unilateral en 2008. No solo no la reconoce Serbia, tampoco España.

Una historia que viene de lejos

Las tensiones étnicas y territoriales entre serbios y albaneses, con la Guerra de Kosovo (1998-1999) siempre en el argumentario -cooperó con la OTAN Macedonia, que acogió a miles de refugiados albaneses-, acostumbran a encontrar en el fútbol una caja de resonancia. Cómo olvidar aquel dron que hizo volar el albanés Ismail Morina desde un torreón de una iglesia de Belgrado el 8 de octubre de 2015. Una bandera con el mapa de la Gran Albania [reclamo nacionalista para incluir territorios de Serbia, Kosovo, Montenegro, Macedonia del Norte y Serbia] sobrevoló el estadio del Partizan en pleno partido entre las selecciones de Serbia y Albania. Se montó una batalla campal, con puñetazos, patadas y sillazos sobre el césped. Participaron en la montonera futbolistas, aficionados y policías. El encuentro tuvo que ser suspendido.

Y en el pasado Mundial de Rusia, la FIFA sancionó con una multa de 8.600 euros a los futbolistas de la selección suiza Xherdan Shaqiri y Granit Xhaka por "conducta antideportiva". Shaqiri, refugiado kosovar, y Xhaka, cuyo padre, kosovar, había sido encerrado por Milosevic tres años y medio como preso político, imitaron el águila albanesa. Fue su particular celebración frente a Serbia.

"¡No soy racista! Tengo amigos en casi todos los países del mundo y apoyo la diversidad. Todo el que me conoce lo sabe", fue lo que escribió Arnautovic en sus redes sociales. Alioski, la misma noche del partido, había aceptado las disculpas de su rival.

El episodio, sin embargo, incide en tumultuoso comportamiento de un futbolista que, antes de ser profesional, ya había tenido que cambiar siete veces de club entre expulsiones y rechazos varios. Le costó salir de un ambiente pandillero. Los problemas siempre acompañaron al "chico malo de Austria" o el "Ibrahimovic de los Alpes", tal y como fue bautizado en los medios de su país.

AVENTURAS TAMBIÉN CON MOURINHO

En el Inter sólo fue capaz de jugar tres partidos. Le cundió más su amistad con Mario Balotelli. Mourinho quedó tan harto de sus continuos retrasos que cuando un día lo vio llegar al entrenamiento cinco horas antes de lo que tocaba -por supuesto, el delantero se había equivocado-, el técnico le regaló su reloj. Arnautovic se lo quedó como tesoro y trofeo de guerra. Aquel año, por cierto, Samuel Eto'o le había prestado un Bentley GT 63 valorado en 150.000 euros. Arnautovic se lo llevó al hotel Sheraton de Milan. Se lo robaron. Apareció un tiempo después en Hungría.

En el Werder Brehmen, donde estuvo tres años, quien quedó harto fue el técnico Thomas Schaaf. En su caso, porque Arnautovic se negaba a hacer flexiones. No iba con él ese tipo de trabajo físico. También acabó a guantazos con el griego Sokratis. Corrió alguna carrera ilegal que otra, y una vez que la policía paró su coche, éste fue claro: "Gano tanto que incluso podría comprar tu vida". Aún tuvo tiempo de romperse la rodilla jugando con su perro. Metió el pie en un agujero del jardín. O eso explicó él mismo. El bote de colonia de Cañizares o la plancha de Carles Busquets quedan a la altura del betún.

Tanto en el Stoke City como en el West Ham intentó portarse algo mejor. Decía que el haber si padre le había hecho madurar. Aunque nadie acabó de entender por qué en 2019, y con mucho fútbol aún en sus botas, apostó por firmar por el Shanghai de la Superliga china. Si nada se tuerce, tras la Eurocopa pretende firmar por el Bolonia italiano.

Aunque Arnautovic continúa a lo suyo. Inició su concentración para la Eurocopa a bordo de un Rolls Royce dorado conducido por su ángel protector, su hermano Danijel. Y si el fútbol algún día llega a aburrirle del todo, siempre podrá ser exprimiendo su negocio de bebidas espirituosas premium. Por supuesto, tanto el vodka como la ginebra llevan su nombre.


Etiquetas:  #El #terrible #Arnautovic #conflictos #raciales #un #Bentley #robado #a #Etoo #y #botellas #de #vodka #y #ginebra

COMENTARIOS