''El último responsable de la carencia de médicos, de la mala planificación y de abordar las soluciones es el Ministerio de Sanidad''
15:20
12 Diciembre 2022

''El último responsable de la carencia de médicos, de la mala planificación y de abordar las soluciones es el Ministerio de Sanidad''

Tomás Toranzo, presidente de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM), descarta una huelga médica a nivel nacional, por ahora. A pesar de que las huelgas son autonómicas, señala que es el departamento de Carolina Darias el que tiene que dar una respuesta global a los problemas de sistema de salud

Sanidad Las protestas y huelgas de médicos se extienden ya a siete autonomías Política sanitaria El plan de Darias de jubilación activa para médicos de primaria acogido con dudas y escepticismo

Las protestas y manifestaciones de los médicos del Sistema Nacional de Salud (SNS), se están extendiendo cada vez a más comunidades. Los médicos de primaria de Madrid llevan varias semanas en huelga; en Cataluña, Aragón, Comunidad Valenciana y Andalucía han convocado paros para mediados y finales de enero; y ahora los facultativos de Extremadura han acordado hacerlos en las fiestas navideñas, tanto en atención primaria como en hospitales, y los de Baleares barajan la segunda semana de enero para iniciar protestas en el primer nivel asistencial.

La Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM), entidad que agrupa a los sindicatos de facultativos de toda España, salvo en el caso de Cataluña, País Vasco y Andalucía, ya ha dicho que apoya todas y cada una de las acciones llevadas a cabo y que son consecuencia del "malestar y hartazgo de los médicos" de toda España. Entre sus planes, por el momento, no está convocar una huelga de médicos o una movilización a nivel nacional, pero Tomás Toranzo, presidente de CESM, no lo descarta: "En este momento no, pero eso no quita para que llevemos a cabo alguna acción para exigir soluciones globales. La gestión del día a día en los servicios de salud la llevan las comunidades y las huelgas se están haciendo o se harán en cada una de ellas para que se solucionen los problemas ahí, pero esto no significa que olvidemos que el responsable último de la carencia de profesionales, de la deficiente planificación y de abordar las soluciones pertinentes es el Ministerio de Sanidad".

Toranzo tiene claro que cada comunidad autónoma cuenta con sus peculiaridades "algunas, como el caso de Murcia, han alcanzado un acuerdo sin llegar a ninguna conflictividad porque la Consejería de Sanidad de la región ha sido sensible a los planteamientos presentados en la mesa; a lo mejor todavía es mejorable, pero hay acuerdo". El presidente de CESM recuerda también la situación de Cantabria, donde, después de varias jornadas de huelga y protestas, también se ha alcanzado un acuerdo. "Y en Castilla y León probablemente también lleguemos a un acuerdo", añade.

Que las huelgas y protestas se estén llevando a cabo o hayan sido anunciadas en comunidades de distinto color político sugiere que no son movilizaciones que estén dirigidas contra algún partido o que estén politizadas. Sin embargo, Toranzo sostiene que, en el caso de la huelga de Madrid, "que no es una huelga política, sí se está utilizando de esa manera por parte de la oposición. La huelga que ha convocado el sindicato Amyts-CESM no es política; se ha convocado por las circunstancias en las que están los profesionales y quien la ha politizado ha sido la oposición e incluso el Gobierno autonómico. Estas mismas reivindicaciones se plantearon hace año y medio en Madrid y como no había elecciones, los que ahora la jalean estuvieron callados. Pero los problemas son los mismos y el sindicato sigue con los mismos planteamientos".

El efecto pospandemia

Pero, ¿qué ha hecho que las protestas, sobre todo entre los médicos de atención primaria, estallen de esta manera ahora?

"La pandemia lo ha complicado y ha supuesto un disparo", señala Toranzo y reconoce que "la gente ha salido muy cansada y en atención primaria se juntan unas circunstancias especiales con la vuelta a la normalidad, donde se pasó de un modo asistencial muy ligado a la consulta telefónica, a la presencialidad en los centros de salud".

Afirma que "ha habido muchos profesionales que han abandonado y ha empezado a ponerse de manifiesto el problema de las jubilaciones. Esa carencia de profesionales al volver a la normalidad en unas circunstancias que ya no son posibles, las listas de espera generadas en atención primaria... Todo ello, sumado al efecto pospandemia y al momento crítico en el que ya estaba el primer nivel asistencial ha hecho que la situación estalle. O se hace algo o esto colapsa".

Hace unos días, la ministra de Sanidad, Carolina Darias, y el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, presentaron, tras una reunión del Consejo Interterritorial, un plan o "proyecto piloto excepcional" para incentivar la jubilación activa sobre todo de los médicos de Familia y pediatras de atención primaria con el que estos profesionales podrían acceder a ese modelo de retiro manteniendo un trabajo a tiempo completo o a media jornada con un régimen mejorado de compatibilización de la pensión con la actividad laboral, siendo del 75% en lugar del 50% general.

La confederación sindical que Toranzo preside ya ha dicho que el plan ideado es "un parche que no pone solución a la falta de médicos", además de que "hay muchos puntos que no se han aclarado por una redacción confusa sobre cómo funcionará esta opción", como cuáles serán las retribuciones finales en ese trabajo al 50%, la carga de trabajo que se deberá realizar, o si esa compatibilización irá acompañada de un aumento de la pensión.

Además, CESM defiende que este tipo de medidas, aunque sean temporales, debería aplicarse a todas las especialidades donde exista déficit y no sólo a las de Medicina de Familia y Pediatría. "Esta propuesta refleja que ambos ministerios son conscientes del problema que generan las jubilaciones y que añade un problema más a la gestión; las jubilaciones están aumentando en parte porque correspondía al llegar muchos médicos a la edad, pero también por el hartazgo", apunta Toranzo y reconoce que es "un intento de paliar a corto plazo la falta de personal", aunque cree que habría que adoptar otra medida como es "la incorporación al sistema de especialistas extracomunitarios con la titulación correspondiente y que se les pueda hacer un contrato de estatutarios".

A pesar de las críticas al modo en el que el Gobierno ha dado a conocer y explicado ese plan de retiro activo, el presidente de CESM señala que "es una propuesta que merece la pena considerar y que demuestra que es un intento de buscar una solución a un problema que hasta ahora parece que habían tratado de ocultar y que no era cuestión del Gobierno; es un reconocimiento a la responsabilidad de la que hasta ahora habían huido", apunta.


Etiquetas:  #El #último #responsable #de #la #carencia #de #médicos #de #la #mala #planificación #y #de #abordar #las #soluciones #es #el #Ministerio #de #Sanidad

COMENTARIOS