El Unicaja del heroico Darío Brizuela lleva al Barça al límite
00:18
13 Febrero 2021

El Unicaja del heroico Darío Brizuela lleva al Barça al límite

Los azulgrana sobreviven al huracán malagueño y logran su pase a semifinales en la prórroga, donde brilló el talento de Higgins.

Rival. El Baskonia avisa

Irrumpió de lleno la épica en la Copa, un partido de los de guardar en vídeo, una batalla de héroes exhaustos, de púgiles al límite, de temperatura por las nubes, de sufrimiento y remontadas. Escapó el Barça, en la prórroga, de la trampa de un Unicaja descomunal, al que tuvo que matar varias veces. El huracán Brizuela casi se lleva por delante al favorito. [103-93: Narración y estadística]

Que la polémica final, la expulsión de Katiskaris, el feo gesto de Jasikevicius con Germán Gabriel, no empañe todo lo demás. Que el talento para resolver de Higgins o la valentía de Unicaja no queden nubladas. Este sábado llegará roto físicamente el Barça a su semifinal contra el Baskonia porque enfrente tuvo un grupo que no se conformó, que se rebeló contra los pronósticos, que mostró un orgullo que no merecía derrota.

La virtud del Barça fue no perder la calma, no renunciar a su hoja de ruta, no desesperarse al no encontrar la mejor versión de Mirotic. Y no era sencillo por cómo le dejó el duelo Unicaja, que soñó fuerte con el bombazo del torneo gracias a la exhibición de un chico sin ningún tipo de complejos. Pero ni la noche mágica de Darío Brizuela (33 puntos, su récord) fue suficiente.

El arranque ya fue de frotarse los ojos y marcó todo lo demás. Porque, en las previsiones, no había a priori un cuarto de final más descompensado. El Barça sacando músculo, el Unicaja lamiendo sus heridas, con Fotis Katsikaris al rescate de un equipo en caída libre, un invierno históricamente desastroso. Pero esto es la Copa y, de vez en cuando, ocurren las sorpresas.

9-29 de inicio

De vez en cuando, un tipo de la clase de Brizuela, una de esas estupendas rarezas del baloncesto nacional, descorcha unos minutos de frenesí y descompone a un imperio. El vasco hizo 14 puntos casi de carrerilla y el Unicaja se disparó como jamás hubiera soñado. Llegó a mandar por 20 (9-29), con el triple como aliado y el rebote, su gran lastre este curso, como resorte. Jasikevicius no podía gritar más.

También fue un baño táctico de Katsikaris, cuyó plan salió a la perfección. Evidentemente, es imposible ganarle un partido al Barça sólo con una salida fulgurante. Pero el gran mérito fue hacerle dudar. La reacción azulgrana llegó a base de defensa y agresividad, con Oriola como primer guerrero y Higgins y Abrines matando silenciosamente. Al descanso había corregido gran parte de sus desastre inicial (39-44).

El Unicaja no se iba a bajar tan fácilmente de su ola. Y ahora ya no se trataba de sorprender, porque la defensa del Barça se elevó hasta un nivel que pocos pueden alcanzar en toda Europa. Y, sin embargo, encontraba resquicios el equipo andaluz, casi siempre el héroe Brizuela, aunque Calathes le castigara en la otra canasta, un precioso choque de estilos sobre el parquet del WiZink.

Pero el cansancio empezaba a hacer mella. Y la segunda unidad cajista no mantenía la pujanza. Con Westermann al mando de la zaga feroz, que asfixiaba al rival, que le convertía en calvario el simple hecho de pasarse el balón, el Barça se fue aupando hasta, al fin, dar la vuelta al choque. Un parcial de 18-3 para ponerse por delante en el minuto 33, con la sensación de que Unicaja se había quedado en la lona.

Y de repente, otro milagro. Porque el Unicaja pareció arrojar la toalla y de sus cenizas renació, con un 0-10, con los nervios ahora del lado azulgrana, que pareció sonreír con los triples de Higgins y, al fin, Mirotic. Pero la canasta final de Abromaitis -aprovechando que Mirotic erró uno de sus dos tiros libres-, otra heroicidad, llevó el duelo a la prórroga.

Y allí al fin pudo imponerse el Barça, con Carlos Suárez lesionado, Alberto Díaz expulsado. Y el enredo final de los árbitros como feo colofón.


Etiquetas:  #El #Unicaja #del #heroico #Darío #Brizuela #lleva #al #Barça #al #límite

COMENTARIOS