El zarpazo letal del 'Panda' Iglesias y el show final de Joaquín: ''Qué gilipollas se vuelve uno con los años''
23:58
3 Marzo 2022

El zarpazo letal del 'Panda' Iglesias y el show final de Joaquín: ''Qué gilipollas se vuelve uno con los años''

El ariete gallego entró en el minuto 86 y acabó sellando en tiempo añadido el billete para pelear con el Valencia por la Copa del Rey

Crónica El Betis se mete en una final con suspense

No ha sido, ni mucho menos, el gol más bonito de los 30 que Borja Iglesias ha marcado en sus 106 partidos con el Betis. Sin embargo, su zarpazo en el tiempo añadido ante el Rayo Vallecano, cuando una afilada prórroga se interponía entre su equipo y la final de Copa, ya es, por el momento, la diana más importante de su carrera. Desde ahora, podrá presumir de que fue él quien abrió la puerta de la quinta final copera del conjunto verdiblanco. De la última, en 2005, habían transcurrido 17 largos años. El Valencia aguarda en el horizonte.

El ariete gallego, que también marcó en el primer asalto en Vallecas, apenas necesitó seis minutos para hacer desbordar la alegría en el Benito Villamarín. Seis minutos con el miedo en el cuerpo tras ese zapatazo de Bebé que Borja presenció atónito desde la banda. Las cartas de Pellegrini para resolver el asunto fueron él, que sustituyó a Willian José, y el veterano Joaquín (40 años), que se resistió a despedirse del fútbol sin una última final de Copa.

El capitán sevillano fue quien ideó la jugada con la que el Betis acabaría igualando el duelo. Con la que Borja, sobre la línea, empalaría a la red, con todo el alma, el gol que, para desdicha del combativo Rayo, vale una final. Puede que incluso llegara a rematar con la tinta del oso panda que tiene tatuado en uno de sus tobillos.

"Soñábamos con esto y ahora hay que acabarlo. Esta gente se lo merece, lleva muchos años esperando", proclamaba Iglesias, levitando entre el éxtasis del Villamarín. "Para mí esto es nuevo, nunca había vivido algo así. Para muchos es la primera final. La vamos a afrontar con mucha ilusión", añadía.

Joaquín, el único superviviente

Joaquín, que entró a ocho minutos del final, es el único superviviente de aquel último capítulo dorado en la historia del club. Ocurrió en 2005, sobre el césped del desaparecido Vicente Calderón. El Betis venció a Osasuna en la prórroga (2-1) y el hoy capitán verdiblanco, que apura los últimos sorbos de su larga carrera, disputó los 120 minutos. En aquel equipo estaban también dos miembros del actual cuerpo técnico: Fernando (segundo entrenador) y Toni Doblas (preparador de porteros).

Será la quinta ocasión en la que el conjunto sevillano luche por la Copa. La ha ganado dos veces (1977 y 2005) y la ha perdido otras tantas (1931 y 1997). Será, también, la primera final en España de Manuel Pellegrini.

A las puertas de su primera final se quedó el Rayo Vallecano, cuando creía que todo se resolvería, como mínimo, en la prórroga. "A mí me encanta la Copa. Me ha dado mucho como jugador y ahora como entrenador. Es una competición preciosa. Me da rabia porque el partido más bonito es la final pero eso lo va a disfrutar el Betis. Todos hemos soñado con que podía ser posible colarnos ahí", reconocía Andoni Iraola, tras caer en unas semifinales que, a pesar de todo, ya forman parte de la historia del conjunto vallecano.


Etiquetas:  #El #zarpazo #letal #del #Panda #Iglesias #y #el #show #final #de #Joaquín #Qué #gilipollas #se #vuelve #uno #con #los #años

COMENTARIOS