Elecciones Francia 2022: Macron derrota a la ultraderechista Le Pen y promete ''un mandato renovado''
02:06
25 Abril 2022

Elecciones Francia 2022: Macron derrota a la ultraderechista Le Pen y promete ''un mandato renovado''

Los últimos datos de escrutinio le dan la victoria al centrista con el 58% de votos, frente al 41% de la ultraderechista. La abstención ha sido la mayor en 50 años, del 28,8%

Por tercera vez, Francia ha vuelto a evitar que la ultraderecha gobierne el país. Emmanuel Macron logró este domingo ser reelegido presidente y consiguió imponerse a Marine Le Pen en la segunda votación de las presidenciales, una cita que tenía al país y a Europa en vilo. Según los datos definitivos del Ministerio del Interior, con el 100% escrutado, obtiene el 58,55% de los apoyos, frente al 41,45% de Le Pen, que a pesar de la derrota consigue su mejor dato.

No sabemos si ha ganado el Macron de pelo en pecho sentado en un sillón, el de la sudadera al estilo Zelenski, el del semblante preocupado tras hablar con Vladimir Putin, el que cortejaba a la izquierda en sus últimos mítines, el que observaba de brazos cruzados a Le Pen en el debate televisado o el que boxeaba hace unos días en un barrio demacrado de París para conseguir votos.

Ese candidato-presidente de mil caras ocupará el Elíseo cinco años más y es el que se enfrentará a los importantes desafíos, sobre todo gestionar el país dividido y con un profundo hastío y descontento. La muestra es que la abstención, del 28%, ha sido la mayor en más de 50 años. Uno de cada tres votantes se ha quedado en casa, la mayoría electores de otros partidos que se han negado a votar a Macron, ni siquiera para frenar a Le Pen. En la primera vuelta Macron logró imponerse a su rival con un 27,8% de votos, frente al 23,1% de apoyos de ella.

Aunque Le Pen ha conseguido su mejor resultado, ha funcionado la movilización del llamado escudo republicano, que sale a votar sólo para evitar que gane. Ocurrió en 2002, cuando su padre, Jean Marie Le Pen, logró eliminar al socialista Lionel Jospin en la primera vuelta electoral. El país tiene grabado a fuego este momento y en las últimas tres citas electorales a las que se ha presentado Le Pen, su adversario ha apelado a esta movilización contra la ultraderecha.

Macron pasará a la historia no sólo como el presidente más joven de la V República (cuando ganó en 2017 tenía 39 años), sino como uno de los pocos que ha conseguido ser reelegido, junto con Charles de Gaulle, François Mitterrand o Jacques Chirac. También es uno de los que despierta más rechazo, al ser considerado arrogante y alejado de los problemas de la calle.

"Presidente de todos"

Por eso, sabedor de la fractura que hay en la sociedad y de que su victoria es en parte gracias a ese escudo francés contra la ultraderecha, Macron se ha dirigido a todos esos franceses que este domingo le han votado a desgana, a los que se han quedado en casa, e incluso a ese 41% que ha elegido a Le Pen. Para ellos ha prometido "un mandado renovado", diferente al de estos cinco años que ha cansado a tanta gente.

"Sé que algunos no me han votado hoy porque apoyen mis ideas, sino por bloquear a la ultraderecha", ha dicho en su discurso. "Estoy agradecido y soy depositario del sentido del deber de lo que eso significa", ha señalado.

Su discurso lo ha pronunciado en el Campo de Marte, en un idílico escenario con la Torre Eiffel de fondo, donde los militantes celebraban la victoria del presidente nada más conocerse los primeros resultados. Él ha aparecido a las nueve y media de la noche, acompañado de su mujer, Brigitte Macron, mientras sonaba el Himno de la Alegría.

"Después de cinco años de transformaciones y crisis, con cambios difíciles, quiero agradecer el respaldo que me habéis dado para seguir haciéndolo otros cinco", ha señalado entre gritos de "presidente".

Se ha dirigido a esos franceses que se han abstenido y "a los que han votado a Le Pen, que estarán decepcionados", ha dicho, mientras pedía a los asistentes que no abuchearan a la candidata. "No silbéis, porque desde ahora ya no soy un candidato de nadie sino el presidente de todos y todas y sé que muchos franceses que hoy han elegido la extrema derecha por indignación deben encontrar una respuesta; Esta es mi responsabilidad en esta segunda etapa", ha dicho.

Victoria a medias

Porque al margen de la euforia inicial de haber ganado, a nadie se le escapa que es un triunfo agridulce, pues el el mejor resultado de la ultraderecha y la alta abstención revela el descontento de la sociedad, el hastío y que muchos votantes no se sienten identificados con su política, pero le han votado para frenar a la ultraderechista. La muestra son las manifestaciones contra él a lo largo de la noche del domingo, en París pero también en Rennes, Nantes y Toulouse, feudos izquierdistas.

Esta es la tercera vez que Marine Le Pen intenta llegar al Elíseo y fracasa. Nada más conocer los resultados, ha declarado que no tirará la toalla ni piensa retirarse, y que seguirá en la batalla de cara a las elecciones legislativas que serán en el mes de junio, que es donde se forjan las mayorías para que el presidente pueda gobernar.

Fiel a esa virulencia que ha caracterizado la campaña, Le Pen ha denunciado la victoria de Macron «por métodos desleales»: «Nunca abandonaré a los franceses», señaló en sus primeras declaraciones, animando a otros partidos a unirse frente a Macron. El otro candidato que representa la ultraderecha, Éric Zemmour, también dijo que «Macron no hará nada para arreglar la fractura del país».

El izquierdista Jean-Luc Mélenchon, que también peleará en las legislativas, también ha dicho que el presidente es el «peor elegido» de todos, aunque ha agradecido que Francia "haya rechazado a Le Pen". El reto está ahora en la llamada tercera vuelta electoral, las elecciones a la Asamblea del mes de junio.


Etiquetas:  #Elecciones #Francia #2022 #Macron #derrota #a #la #ultraderechista #Le #Pen #y #promete #un #mandato #renovado

COMENTARIOS