En busca de Koke: el error del Bernabéu, la fe sin límite de Simeone y rumbo a unos números de leyenda
14:04
18 Diciembre 2021

En busca de Koke: el error del Bernabéu, la fe sin límite de Simeone y rumbo a unos números de leyenda

El capitán del Atlético, pese a ser el jugador de campo con más minutos, atraviesa un bache que coincide con el de resultados de su equipo.

Antoine Griezmann Lesión en el muslo derecho y adiós a 2021 Profe Ortega La selección de Uruguay al mismo tiempo que el Atlético

No tiene por costumbre Koke (Madrid, 1992) esconderse en los momentos complicados. Todo lo contrario. Cuando la grada del Wanda Metropolitano le silbó, durante aquel complicado otoño de 2019, él, recién heredado el brazalete de capitán, dio un paso al frente. Lo mismo ocurrió el pasado domingo, aún sobre el césped del Bernabéu, tras asumir públicamente la culpa por el error en un desplazamiento de balón que le costó al Atlético el primer gol. Tras conquistar en mayo la Liga, su octavo título como rojiblanco, hoy su juego anda encasquillado y grisáceo. Y eso nunca es una buena noticia para los suyos. «Hasta en un mal día, aporta algo positivo al juego del equipo», sostienen, sin embargo, quienes han compartido el verde con él. Koke es un tipo que no tiene por costumbre bajar los brazos.

Hace un año, su realidad era bastante dulce. Llevaba sobre sus hombros al Atlético, siendo el único mediocentro puro del esquema, vestido de pies a cabeza con ese mono de trabajo que nunca le ha importado ponerse. En esos días, deslumbraba con la selección española y dejó para el recuerdo aquella mágica noche ante Alemania (7-0), en el estadio sevillano de La Cartuja, con un 95% de precisión en sus 77 pases. Su papel fue vital dentro y fuera del vestuario rojiblanco para poder rematar la Liga en Valladolid. La afición no olvida aquel audio de WhatsApp a modo de arenga tras la derrota en San Mamés, cuando la situación era casi límite. «Su gran secreto reside en ser él mismo en todo momento», dicen sobre su manera de ejercer la capitanía. Igual con su club que con el combinado nacional, donde comparte galones junto a Busquets y Alba.

Su cóctel con De Paul

Sin embargo, hoy Koke se encuentra de nuevo en busca de su propia identidad en el esquema de Simeone. Ahora quien lleva el protagonismo en el centro del campo con su presión, con su fuerza, con sus desplazamientos de balón, es Rodrigo de Paul. La combinación con el argentino ha funcionado en algunos brillantes episodios como el de la goleada en Cádiz o en el brillante zarpazo al Betis, en el Metropolitano. Sin embargo, se echa en falta esa chispa física y futbolística de hace un año, que hizo más cómoda la vida del Atlético y, de paso, le convirtió en uno de los elegidos por Luis Enrique para la Eurocopa. Anda lejos de aquellos días el capitán rojiblanco y su equipo, lógicamente, lo nota.

En septiembre, una lesión muscular interrumpió su camino. Fue baja durante dos partidos y suplente en un tercero (derrota ante el Alavés). Más allá de esas ausencias obligadas, salvo 25 minutos del estreno liguero en Balaídos, Koke no se ha perdido un solo rato en Liga. Sólo Jan Oblak ha estado más tiempo sobre el césped que él esta temporada: 1.980 del guardameta por 1.601 del centrocampista. Su precisión en el pase, a pesar del reciente y sonoro error del Bernabéu, sigue en torno al 90%. Por eso es uno de los nombres innegociables de Simeone, que sigue ajustando las piezas para que su centro del campo carbure.

Hace 10 años, por fechas muy similares a estas, el hoy capitán rojiblanco estaba casi convencido de que en Málaga podría seguir creciendo. Con la llegada del técnico argentino, que abortó aquella operación, su vida dio un giro. En cierto modo, también la del Atlético, cuyos mejores momentos en esta década han coincidido con ese futbolista espléndido sobre el campo que ahora se echa de menos. De encontrar a tiempo su mejor fútbol, podría ser una de las claves de esta noche en el crucial duelo ante el Sevilla, en el Sánchez-Pizjuán.

Esperando a Joao Félix

Aunque Koke tiene contrato hasta 2024, seguirá en el Atlético el tiempo que él quiera. Suma 521 partidos y, si nada se tuerce, los 550 de Adelardo Rodríguez, récord del club, caerán a lo largo de 2022. Es inevitable. Desde su debut en 2009 ha logrado 46 goles y 106 asistencias, la última, frente al Liverpool, en el Wanda, hace un par de meses. Fue Antoine Griezmann quien agradeció el regalo. Es lo único de lo que puede presumir este curso. Hasta ahora, no ha habido bache que haya podido con él. No parece tampoco que este vaya a ser, ni mucho menos, el definitivo.

Tras dos derrotas seguidas en Liga, la visita al Pizjuán es crucial para que el Atlético no caiga al vacío. El triunfo le situaría a sólo dos puntos del conjunto hispalense, ahora segundo. «Tendremos un rival duro, difícil, fuerte en casa, con un grupo de futbolistas muy parejos», vaticinaba ayer Simeone, que volvió a lanzar el guante a Joao Félix, tras la lesión de Griezmann: «Es el futbolista que necesitamos. Ojalá repita más actuaciones como la del Bernabéu».


Etiquetas:  #En #busca #de #Koke #el #error #del #Bernabéu #la #fe #sin #límite #de #Simeone #y #rumbo #a #unos #números #de #leyenda

COMENTARIOS