Entrevista a Arbeloa: ''A Mbappé le diría: te has equivocado, ni la historia ni los sueños se pueden comprar''
14:24
25 Mayo 2022

Entrevista a Arbeloa: ''A Mbappé le diría: te has equivocado, ni la historia ni los sueños se pueden comprar''

Embajador y técnico de la cantera blanca, ganó dos Champions con el Madrid tras pasar por el Liverpool. Jugador con discurso, ensalza a Modric, Benzema, a los dos clubes de la final, no entiende el no del astro del PSG y pone en valor a Mourinho.

JAIME RODRÍGUEZ @JaimeRodrigC Madrid Actualizado Miércoles, 25 mayo 2022 - 01:57Enviar por emailVer 21 comentariosMedia Day Benzema, Mbappé, las "cosas pequeñitas" y la vuelta de la prensa a Valdebebas Real Madrid El clan brasileño: música, futvoley, un "ambientazo" y la esperanza después de Mbappé Entrevista Rafa Benítez "Este Real Madrid sólo se ha enfrentado a un equipo parecido en intensidad, el Chelsea. El Liverpool es un reto distinto" Los números del Rey de Europa Una generación irrepetible para consagrar el altar continental del Real Madrid

Buen moreno, flaco como torero en forma (cuatro kilos menos que cuando era profesional) y mochila con libros a la espalda. Álvaro Arbeloa (39 años) apura la semana de la final de la Champions cuadrando la agenda con dificultad: entrenamientos con el cadete de la cantera blanca que dirige, actos con el club en calidad de embajador y el último curso de entrenador que completa en la sede de la Federación, en Las Rozas donde recibe a EL MUNDO para la entrevista. No se prodiga mucho, entre tanta ocupación. "Nos sentamos aquí mismo, en las escaleras, si quieres".

El que fuera lateral de la mejor selección española de la historia es, sobre todo, representante de una época clave para entender el Real Madrid actual. Hace 10 años, con Mourinho en el banquillo, vivió el germen de una estirpe campeona que incluso ahora sin su primer referente (Cristiano Ronaldo) tiene a 90 minutos una nueva Copa de Europa. El viernes, con la chaqueta oficial del club, viajará a París.

¿Qué tal lleva los estudios?

Con éste ya acabo los cursos de entrenador, tras dos años. Se habla de que a los futbolistas nos regalan la licencia... Ya traería yo aquí a quien dice eso. Es más duro de lo que pensaba. La anterior generación se lo sacó en sólo un año y a nosotros nos lo han doblado. Con esto ya podría entrenar a cualquier nivel.

Usted parecía encaminado a labores directivas en el club, pero de repente se volvió a poner las botas para ser entrenador.

Ha sido circunstancial. Estaba en el Madrid como embajador, faceta que aún disfruto y que me sirve para conocer desde dentro el club, cosas que de jugador ni sabes. Estaba centrado en esa labor, pero salieron estos cursos para ex jugadores profesionales. En el primero, en el que estuvieron Raúl o Xabi Alonso, no pude entrar porque eran muy inflexibles con las ausencias. Que no podía faltar ni un día a clase, me dijeron. Pero yo, al ser embajador, tengo viajes, etc... Luego me enteré de que algún compañero que fue a ese curso faltó bastante... Gracias a dios cambió la dirección de los cursos en la Federación y en la siguiente promoción pude entrar. Me decidí por el hecho de aprovechar la ocasión del curso, por tenerlo, ya que la vida da muchas vueltas. Y una vez que te metes te va gustando.

¿Qué le dijo su familia? Ser entrenador tiene sus riesgos, sus incertidumbres...

Pues otra vez sin findes, sin tiempo libre, con cuatro niños que tengo... Mi mujer es la gran damnificada de que vuelva a entrar en el fútbol: actos, cursos, entrenamientos, viajes...

Usted fue canterano, como los chicos que ahora forma.

Son generaciones muy diferentes. Nosotros estábamos todo el día en la calle y a estos ahora hay que darles una patada para que salgan a jugar al fútbol. Ahora están más protegidos. Y con los dispositivos electrónicos, el estilo de vida ha cambiado. Les digo que no comentan los mismos errores que cometí yo, pero la vida te enseña más que los entrenadores.

¿Ya sabe qué tipo de entrenador es?

Estoy en proceso de formación. Este ha sido mi primer año real de entrenar, porque el anterior, con el Infantil A del Madrid, entre que el equipo era muy superior a los rivales y el covid, por el que apenas competimos ni jugamos torneos fuera... Aunque son chavales y no tiene nada que ver con el fútbol profesional. Soy un entrenador que se está empezando a hacer.-¿Defensivo? ¿Ofensivo?.... ¿Una etiqueta? El entrenador depende del equipo que tenga, eso es lo que ya he aprendido. Tú tienes tus ideas pero debes amoldarte a los jugadores.

Dirigiendo un entrenamiento con el Cadete, en Valdebebas.Dirigiendo un entrenamiento con el Cadete, en Valdebebas.realmadrid.com

A su amigo Xabi Alonso ya se lo rifan.

Estuve con él la semana pasada viéndole entrenar. Ya está en esa fase donde su siguiente paso es la élite, aunque no sé dónde va a ir o si va a seguir un año más en el filial de la Real. Yo le veo preparado para un club con exigencias y jugadores profesionales.

Pasemos a la Champios. Haga memoria. La semana de la final se hará larga, ¿verdad?

El tema de las entradas es duro... Yo cuando nos metíamos en una final cambiaba mi estado de whatsapp y ponía: 'No tengo entradas para la final'. Era una locura, que también estoy notando este año... Intentas hacer una semana normal, más allá del Media Day. Aunque hay cosas que cambian, claro, para empezar el viaje, que es el jueves. Pero mejor no pensar mucho, hacer buenos entrenos y por la tarde despejarte con la familia.

¿Influye cómo ha ido la temporada? ¿Hay menos presión al tener ya un título ganado, como la Liga en este caso?

Al equipo le da igual, estoy seguro. Nosotros en 2014 o 16 no pensábamos en eso. Una final es una oportunidad histórica, que nunca sabes cuándo va a volver y que, por supuesto, quieres aprovechar. Una de las cosas que más me asombra de este grupo y que comprobé en la final de Kiev [2018] fue la naturalidad con que juega los partidos importantes. Con esa sensación de estar jugando uno más, y eso es muy importante.

La Décima soltó la presión.

Sí, como le pasó a la selección con los penaltis en cuartos ante Italia [Eurocopa 2008]. Es verdad que desde Lisboa toda ha ido muy rodado. El Madrid ha jugado finales y las ha ganado todas... una cosa, por cierto, que da vértigo... Pero aquello, ganar la Décima, supuso el principio de una era que todavía continúa viva.

¿La negativa de Mbappé motiva al vestuario?

No creo que eso influya, sinceramente. No hay mejor motivación que ganar una Champions para el Real Madrid. A nivel profesional no se puede aspirar a mucho más. Ni va a influir ni creo que por parte de los jugadores piensen en algún tipo de mensaje.

¿En una llamada para intentar convencerle, qué le hubiera dicho?

Pues le recordaría que en la final se enfrentan no sólo los dos mejores equipos del momento sino los dos mejores clubes del mundo. Que lo son por la historia. Y ni la historia ni los sueños se pueden comprar. En mi opinión Mbappé se ha equivocado. Y algún día se dará cuenta. Me cuesta entender que alguien vea pasar su sueño por delante, un sueño de niñez, y no se monte en él.

¿Le ha sorprendido este Madrid?

El Madrid si está en la final no es una sorpresa. Hace de lo imposible una costumbre. En verano había gente que te hablaba de temporada de transición... pues mira, en puertas de una final de Champions y con la Liga ganada. Un mérito enorme. Aguantaron la presión y las dudas.

Jugó en el Liverpool, donde la Copa de Europa también es obsesión.

Es tan importante como para el Madrid, algo especial. Ningún equipo inglés tiene su historial europeo y, por tanto, para ninguno significa tanto la Champions. Y se nota según llegas. Es un club diferente, especial, y es lo más parecido que existe al Real Madrid, salvando las distancias. Es el club más grande de Inglaterra, por supuesto. En el Liverpool se respira su historia, como en el Madrid, cuya leyenda está construida en torno a la Copa de Europa. Hay que recordar que si ganáramos el sábado, tendríamos el doble de Champions que el segundo equipo con más, el Milan (7).

Arbeloa, con Alonso y Gerrard, en el Liverpool.Arbeloa, con Alonso y Gerrard, en el Liverpool.EM

Póngase, por favor, el traje de entrenador y saque la pizarra. Claves del partido.

El Liverpool es un equipo muy reconocible, con una presión muy alta, una presión tras pérdida asfixiante, con mucho ritmo. A veces dejan igualdad numérica en defensa, porque confían mucho en sus centrales. El Madrid tiene que estar preparado para eso, a que le aprieten arriba, a que cuando recupere tenga mucha gente encima... Pero si podemos superar esos primeros momentos al recuperar el balón, podemos crearles muchos problemas con Vinicius y con Benzema. Saber salir de esa fuerte presión del Liverpool será una de las claves.

Ellos hablan de venganza por la final perdida de 2018. ¿Eso suma?

Son partidos que no tienen nada que ver. Puede ser una motivación o también una losa, como las cosas no funcionen. La forma en que ha llegado el Madrid a la final sí que puede ser una ventaja. Si en algún momento se repiten situaciones de las eliminatorias, como que el Madrid empate tras ir perdiendo, quizá comiencen a pensar: 'Ojo que estos vienen otra vez'. Puede ser un plus.

PSG, Chelsea, City... ¿Qué noche elige?

Nunca viví nada parecido. Además que el estadio, no sé si por el techo por cerrar, ha tenido una acústica especial, aumentada. Han sido tres noches de locura, sobre todo la del City. Desde luego que el viaje hasta París, esos partidos, nadie nos lo va a quitar ya, pero la guinda tiene que ser ganar la final. Esto es como estar jugando a un videojuego y después de tres horas y haber matado a todos los monstruos, de repente, te llega el monstruo final... Es agotador... Porque después de haber pasado tanto, queda el peor, el monstruo más duro.

¿Se esperaba que Benzema y Modric estuvieran así en 2022?

Yo siempre he sido un enamorado del fútbol de Karim. Es difícil no serlo si tienes la suerte, como yo, de haberle visto entrenar cada mañana. Es único, pero es cierto que lo que está haciendo este año es increíble, a la altura de ser el mejor del mundo, casi marciano, haciendo goles complicadísimos en momentos clave, sin dejar de ser además el nueve diferente que era, con esa capacidad de combinación. Pero es que ahora mete un gol casi por partido, algo que pensábamos que sólo podían hacer Cristiano y Messi. Y de Modric qué decir. Su primer año fue de adaptación, con aquel gol al Manchester United como palanca de cambio. Y desde entonces, una constante progresión. Sin saber lo que le queda, pero tiene cuerda seguro para rato.

¿Qué tiene Ancelotti?

Además de ser un fenómeno en la gestión de vestuario, es algo más. Tiene mucha experiencia y sabe mantener la calma y mandar mensajes adecuados. Luego, organiza bien a sus equipos defensivamente y deja bastante claro al equipo lo que tiene que hacer. En ataque da mucha libertad, pero también te aporta dos o tres claves para hacer daño al equipo rival. No te encorseta mucho. Ojalá haga el doblete y siga unos años más.

En la sala de trofeos del club, ante las 13 Copas de Europa.En la sala de trofeos del club, ante las 13 Copas de Europa.realmadrid.com

¿Envidia no estar en el vestuario en una semana así?

Me encantaría volver a estar con Casemiro, que seguro va a volver a ser una pieza fundamental contra el Liverpool, hablar del partido, vivir esas sensaciones, desayunar con los compañeros, estar en el día a día...

Hace 10 años estábamos en plena efervescencia del Mourinhismo, un movimiento que desbordó el fútbol. Usted fue protagonista, dentro y fuera del campo. ¿Cómo recuerda aquella época? ¿Se arrepiente de algo?

Qué va, para nada. Hice las cosas con la conciencia tranquila de ser fiel a mi club, a mis compañeros y a mi entrenador, que es lo que tiene que hacer un jugador del Real Madrid. Además estoy muy orgulloso de poder seguir llamando amigo José [Mourinho] hasta el día de hoy y de seguir manteniendo el contacto. Ojalá pueda visitarle pronto en Roma para ver su método actual de entrenamiento, como hice con Xabi. Recuerdo que mucha gente decía: 'Cuando se vaya Mourinho, va a dejar esto como un solar'. Pues mira, bendito solar que dejó José... No es quitar mérito a Carletto o Zidane decir que el trabajo de Mou sentó las bases de lo que conseguimos después. Rozamos la final, nos dio experiencia para esos momentos. Se merecía haber ganado una Champions con el Madrid. Pero buena parte del madridismo se ha dado cuenta con el tiempo de todo lo bueno que hizo Mourinho por el Madrid.

Ahora usted es otro en las redes sociales, mucho más templado. ¿Le cuesta controlarse?

Al principio, cuando empecé a ser embajador del club, me costaba bastante. Pero no queda más remedio, porque hablas en nombre del Madrid. Ahora mi familia está más tranquila, pero nunca sabes cuando ese Álvaro Arbeloa puede volver...


Etiquetas:  #Entrevista #a #Arbeloa #A #Mbappé #le #diría #te #has #equivocado #ni #la #historia #ni #los #sueños #se #pueden #comprar

COMENTARIOS