Entrevista a Pablo Nieto: ''Conocí a Valentino quemando scooters en el Jarama''
14:20
15 Abril 2022

Entrevista a Pablo Nieto: ''Conocí a Valentino quemando scooters en el Jarama''

Su padre Ángel, mito entre mitos, no quería que corriera en moto y lo envió a Suiza para intentarlo, pero no lo logró. Compitió 10 años en el Mundial y después lo dejó joven para meterse en los despachos. Ahora es el director del Mooney VR46 Racing Team, el equipo de Rossi en MotoGP

Reconoce Pablo Nieto (Madrid, 1980) que su padre Ángel, mito entre los mitos del motociclismo, nunca quiso que siguiera sus pasos y que incluso le envió lejos de casa para que no se subiera a una moto. "Yo no era un buen estudiante y él, para evitar que compitiera, hizo una apuesta. Me mandó un año a estudiar fuera, a Suiza, y me dijo que sólo me dejaría si lo aprobaba todo. Supongo que por sorpresa, lo aprobé todo. Y como al volver todavía insistía con lo de correr en moto... Visto con perspectiva, agradezco mucho aquella decisión de mi padre porque irme a estudiar a Suiza me permite tener el trabajo que tengo ahora", reconoce el pequeño de los Nieto a EL MUNDO convertido en una referencia del paddock de MotoGP. Hoy es el director del nuevo equipo Mooney VR46 Racing Team, propiedad de Valentino Rossi, otro mito entre los mitos del motociclismo.

Entiendo que su padre quería apartarle de la presión de ser el hijo de Ángel Nieto.

Siempre estuve super orgulloso de ser su hijo, lo estoy hoy en día y lo estaré hasta que me muera. No sé si era una cosa de presión porque yo, además, tenía suerte en ese sentido. Años antes había corrido mi hermano Gelete, luego mi primo Fonsi y a mí los medios de comunicación ya me hicieron menos caso. Todavía hoy hay gente que me para por el paddock para explicarme anécdotas de mi padre y a mí me encanta. Él no fue sólo mi padre, fue el padre del motociclismo.

Usted se retiró con sólo 28 años, tras 10 temporadas en 125cc. ¿Por qué tan pronto?

Cada deportista tiene que saber cuándo es el momento de dejarlo. Tuve la suerte de poder decidir el mío y estoy satisfecho con lo que hice. Gané una carrera [Estoril 2003], hice varios podios y luché por el Mundial. Puse mi granito de arena en el motociclismo y ya está. No todo el mundo es Ángel Nieto. Los últimos dos o tres años me di cuenta de que no era competitivo, de que rellenaba la parrilla y decidí no correr más.

Y se convirtió en director de equipo con tan sólo 30 años.

Era joven, pero tenía muchas ganas. Monté un equipo de MotoGP con mi hermano Gelete que no salió bien por culpa de la crisis inmobiliaria, que golpeó a nuestro patrocinador principal, y luego empecé a trabajar en el Team Laglisse. En 2013 ganamos el Mundial de Moto3 con Maverick [Viñales] y poco después surgió la posibilidad de irme a trabajar con Valentino. Y a él no le podía decir que no.

¿Cuándo nació su amistad con Rossi? No llegaron a coincidir en el Mundial de 125cc.

Desgraciadamente no coincidimos, no. Tuvimos la suerte de conocernos en 1997, en la presentación en el Jarama de una scooter que hizo Aprilia. Aquel día destrozamos cuatro scooter y desde entonces nos llevamos muy bien. Él empezó en los despachos con [Vittoriano] Guareschi como team manager de su equipo de Moto3, pero no se entendieron y me vino a buscar. Ahora ya llevamos tiempo juntos.

¿Qué control tiene ahora Rossi sobre su equipo de MotoGP?

Valentino es el propietario y tenemos la suerte de que le gusta, de que se interesa mucho por la situación de los pilotos, por los entrenamientos que hacemos, por cómo se encuentran los mecánicos, por las piezas con las que cuentan... Cualquier consejo que da siempre es bueno. Es como antes, con los equipos de Moto3 y Moto2, sólo que hasta este año nos reuníamos con él en persona, en los circuitos, y ahora estamos más horas al teléfono.

El equipo iba a estar patrocinado por la saudí Aramco y al final no apareció. ¿Qué pasó?

Montar un equipo de MotoGP siempre es complicado. Necesitas mucho presupuesto y por suerte ahora tenemos detrás a sponsors importantes como Mooney, Monster o Bardahl. Sabemos que somos nuevos, que tenemos poca experiencia en la categoría, pero tenemos mucha ganas y no estamos aquí para rellenar parrilla. Para nada. Queremos hacerlo super bien.

¿Para un equipo nuevo qué sería hacerlo super bien?

El objetivo más inmediato es intentar hacer un podio este año. Pero lo importante al final es ser protagonista: que se te vea en la tele. Si sales en la tele quiere decir que estás trabajando bien.

En el equipo tienen una Ducati de este año, la de Luca Marini, y una del año pasado, la de Marco Bezzecchi. Viendo el mal momento de los pilotos de Ducati, ¿tanto ha perdido la moto italiana con los cambios de un año al otro?

Las diferencias entre ambas motos son muy pequeñas. Para un piloto como Bezzecchi, por ejemplo, son casi inapreciables, las dos motos son muy, muy parecidas, la verdad.


Etiquetas:  #Entrevista #a #Pablo #Nieto #Conocí #a #Valentino #quemando #scooters #en #el #Jarama

COMENTARIOS