Errejón niega ante el juez que diese una patada a un jubilado: ''No he hecho eso en mi vida''
12:30
29 Abril 2022

Errejón niega ante el juez que diese una patada a un jubilado: ''No he hecho eso en mi vida''

El diputado de Más País se ha sentado este viernes en el banquillo de los acusados. Un hombre enfermo de cáncer le denunció en mayo de 2021.

El diputado de Más Madrid Íñigo Errejón ha negado ante el juez haber propinado una patada a un jubilado de 67 años en el barrio madrileño de Lavapiés, en mayo de 2021. Este viernes, el político se ha sentado en el banquillo, acusado de un delito leve de maltrato.

Un vecino del distrito, Alberto D. C., le denunció por haberle dado un puntapié, pasadas las diez y media de la noche de cierre de la última campaña electoral de las elecciones autonómicas de Madrid. Ante el juez, el político ha asegurado que "nunca" ha hecho algo así en su vida.

A preguntas de la fiscal, Errejón ha explicado que, tras el cierre de campaña, tras terminar el último mitin, "algunos [miembros de Más Madrid] fuimos a tomar una cerveza a Lavapiés hasta las diez y media, cuando dejaban de servir por las limitaciones de la Covid-19".

"A esa hora, me fui", ha añadido, frente al magistrado José María Escribano, titular del Juzgado de Instrucción número 46 de Madrid. Un "grupo grande" de militantes y simpatizantes caminaba por una céntrica calle del barrio. Errejón ha explicado que, antes de encontrarse con su denunciante, "un individuo de raza negra se aproximaba mucho a nosotros, nos cogía con muchas confianzas; (...) posiblemente era un carterista". "Todo el que haya pasado alguna vez por Lavapiés sabe que esto pasa", ha apuntado. Un policía, que ha declarado como testigo, ha reconocido a éste: "Es un habitual de la zona; su filiación la conocemos todos los agentes que trabajamos allí".

Según el relato el político, unos cinco o seis miembros del grupo entre ellos, Errejón se separaron del resto para irse. "Este individuo de raza negra se pone agarrarnos más y dos compañeros que están conmigo me apartan. Teníamos prisa, porque había toque de queda. Yo me aparto un poco, porque es una situación un poco incómoda", ha recordado.

Unos instantes después fue cuando "dos señores" se le acercan. Uno de ellos sería el denunciante. "Me dice: '¡Hombreee, Errejón!". Mi percepción es que lo hace en tono burlón", ha contado el diputado. Después, le pide hacerse una foto juntos.

"Yo le digo: 'Mira, son casi las once, ya no estoy trabajando, lo siento, me voy a mi casa'. Normalmente, me las hago. Me sigue insistiendo y me dice: 'Hasta con Monedero me la he sacado'. Fue un poco incómodo", ha indicado el político.

El varón, ante la negativa, le insiste: "Me dijo: 'Venga, si yo te pongo verde en redes sociales'. Y le dije: 'Razón de más para no hacérmela'. E insiste: 'Venga, rojillo, ¿cómo no te vas a sacar una foto conmigo?'. Lo de rojillo me hace estar incómodo. Me viene como a abrazar, como para sacarnos la foto. Le digo: 'Quita'. Al lado, había una situación muy tensa, esa persona de raza negra que se agarraba a gente. Me dijo: 'Eres más tonto de lo que yo pensaba'. Le digo: '¿¡Me quieres dejar ya en paz, payaso, que te lo he dicho veinte veces?!. Lo que yo hago es apartarle el brazo. Me parece muy ofensivo que me ponga el brazo".

El relato de la víctima

Por contra, Alberto D. C., tras jurar decir la verdad, se ha ratificado en su denuncia. Asegura que aquel 2 de mayo de 2021 salió a la calle a "dar una vuelta" y sacar a su perro, "como todos los días". Miguel Ángel, un amigo al que se encontró, le invitó "a unos botellines". Poco después, según ha contado en la vista, ambos se encontraron con Errejón. "Yo me acerqué a él y le dije: '¿No te importa hacerte una foto conmigo?'".

El denunciante, Alberto D. C., minutos antes del inicio del juicio.

El denunciante, Alberto D. C., minutos antes del inicio del juicio. Efe

"A estas horas no trabajo", ha asegurado que le dijo el político. "Pues en las redes te pongo a parir. Fue decirle eso y... ay, ay, ay", ha añadido la supuesta víctima. "Se lo dije entre risas, pensaba que iba a ser más simpático. Hice lo mismo con el señor [Juan Carlos] Monedero [fundador de Podemos]", ha indicado.

"El médico me dijo: 'Si llega a ser 30 centímetros más cerca, las tripas las tiene usted en el suelo'", ha descrito el jubilado.

La supuesta víctima ha indicado que nunca se dirigió a Errejón con hostilidad ni tener animadversión personal contra él, a pesar de sus comentarios despectivos en las redes sociales hacia él y hacia otros líderes de izquierdas, como Pablo Iglesias. "Tengo un bulto y cáncer de colon. Y seis o siete centímetros de hernia. Cuando fui al médico, ya tenía como ocho. Cuando me da la patada (...) siento un dolor muy agudo. Me cagué en su padre (...) A mí me dolió a partir del día siguiente", ha declarado. Tras ello, llamó a la Policía, a pesar de que "un señor de color" se acercó a él para instarle a que no telefonease.

"Es un buscarruinas"

Durante su interrogatorio, Íñigo Errejón ha narrado que, tras el incidente con la supuesta víctima, otro miembro del partido le insta a marcharse del lugar. "Me dijo: Éste es un buscarruinas'".

El abogado de la acusación le ha preguntado por la grabación de una cámara de seguridad, que le capta girándose y gesticulando a alguien, en la distancia.

"Yo estoy enfadado por tenerme que ir yo porque alguien me esté insultando y sólo quiera provocar", ha relatado Errejón.

Propinó usted una patada en la barriga al señor Alberto ha insistido el letrado de la acusación

—No, por supuesto que no—ha indicado el político. 

"Me molesta la situación, que me tenga que ir yo porque haya una persona que me esté insultando. Él [el denunciante] me sigue diciendo: 'Cabrón, hijoputa, te voy a joder la vida...'. Yo me giro y le digo, cuando ya me estoy yendo: 'Ven tú, ven tú'", ha explicado el político.

"Patada frontal", "de kárate"

Miguel Ángel, amigo de Alberto D. C., también ha declarado como testigo. A preguntas del abogado del denunciante, ha declarado que Errejón le propinó a éste una "patada frontal" y "violenta, de desprecio total". También se ha ratificado en su declaración anterior, en la que calificó al puntapié como "de kárate".

El testigo ha negado que su amigo pusiera la mano encima de Errejón para hacerse un selfie y considera que el trato hacia el político fue "correcto" con "formas elegantes". También ha confirmado la presencia del supuesto carterista en la escena. "Un señor de color empieza a tirarnos latas, se sube encima de un taxi y le dijo a Alberto que no denunciase".

Según su relato, la supuesta víctima, una vez sufre la agresión, "le dijo [a Errejón] algo así como: 'Qué me has hecho, cabrón'?". Hasta ese momento —ha contado—, Alberto nunca insultó al diputado.

También han acudido como testigos dos diputados regionales de Más Madrid: Héctor Tejero y Alberto Oliver. Ambos acompañaban a Errejón aquella noche.

Tejero ha narrado que el denunciante se acercó a pedir una foto insistentemente y el político se negó. Pero ha negado que el diputado diese una patada al jubilado.

Juicio aplazado

El juicio, finalmente, se ha celebrado este viernes. Al tratarse de un posible delito leve, la indicada para juzgar al diputado era la magistrada Margarita Valcarce, la misma que realizó varias gestiones previas a la vista, originalmente prevista para el 25 de enero.

Pero en aquella fecha, la Fiscalía apuntó que "el principio de imparcialidad objetiva" se había visto "totalmente vulnerado". El Ministerio Público se quejó de que varias "relevantes" diligencias practicadas durante la instrucción —como los interrogatorios al denunciante y a un testigo o el reconocimiento médico del forense— podían poner en duda la validez de la magistrada para enjuiciar al diputado. A ojos del fiscal, aquellas gestiones excedían el "mero trámite de notificación".

Al tratarse de un posible delito leve, no interviene la condición de aforado de Errejón y, además, una excesiva investigación podría alterar la imparcialidad de la juez, que no sólo es la encargada de acometerla, sino quien debe juzgar al político y redactar después la sentencia.

Por ello, la jueza Valcarce elevar su abstención a la Audiencia Provincial de Madrid y suspendió el juicio. Finalmente, fue sustituida por el magistrado Escribano.

Agresiones Íñigo Errejón lavapies

Etiquetas:  #Errejón #niega #ante #el #juez #que #diese #una #patada #a #un #jubilado #No #he #hecho #eso #en #mi #vida

COMENTARIOS