Escándalo en Grecia por la reforma del acceso a la Acrópolis y la probable ampliación de su aforo
18:24
5 Mayo 2021

Escándalo en Grecia por la reforma del acceso a la Acrópolis y la probable ampliación de su aforo

La nueva rampa oeste ha destruido el pavimento de Dimitris Pikionis. En el futuro, el Gobierno prevé crear un sistema de terrazas en la colina.

¿Vender la Acrópolis? Patrimonio y crisis Italia El Coliseo tendrá suelo

El Gobierno Griego aprovechó la pandemia y la ausencia de turistas para iniciar en octubre pasado una amplia reforma del entorno de la Acrópolis. Ese mes, el Comité para la Conservación de los Monumentos de la Acrópolis (ESMA, por sus iniciales en griego) ensanchó y repavimentó la rampa de acceso a la ciudadela por el lado oeste, el más accesible y empleado. El paseo, una obra del arquitecto Dimitris Pikionis de 1951, hecho con lascas de piedra y restos de arquitecturas destruidas de la ciudad de Atenas, recibió un nuevo suelo de hormigón con un propósito triple: hacer más cómodo el tránsito de los visitantes, permitir el acceso de los vehículos empleados en la conservación del conjunto y mejorar la seguridad de los visitantes con movilidad reducida.

Todos los buenos propósitos del mundo no son suficientes. Una campaña promovida, entre otros, por los colegios de arquitectos griegos, ha denunciado los planes del Gobierno y ha argumentado que su verdadero propósito es ampliar el aforo turístico de la Acrópolis. Antes de la pandemia, la colina llegaba a recibir 15.000 visitantes diarios enlos meses de temporada alta. Un incremento en la presión, asegura la campaña contra la reforma, erosionará las ruibas.

Los turistas aún no han vuelto a Atenas pero la rampa ya ha empezado a dar problemas. Sus detractores aseguran que el material empleado perturba la hidrografía natural de la colina, la red de torrentes que canalizaba el agua. La prueba se dio en diciembre, cuando unos días de lluvias intensas causaron una inundación en las faldas de la Acrópolis. Respecto a la accesibilidad, las noticias no son mucho mejores. El pasado 18 de abril, Dia Mundial del Patrimonio, un hombre que visitaba la Acrópolis en silla de ruedas, se cayó al suelo en una pasarela de madera. Su caso tuvo difusión en Grecia. Según su testimonio, la nueva rampa de hormigón le pareció resbaladiza e igual de peligrosa.

El problema es que la ampliación de la rampa oeste es sólo el presagio de lo que puede pasar en los próximos años. Los planes de la ESMA consisten en crear una red de terrazas en toda la colina con una justificación historiográfica. En el siglo V a.C., esas terrazas existían. Sus críticos no aceptan ese argumento. ¿Por qué primar el aspecto de la Acrópolis en un momento concreto de su historia activa sobre el de otros periodos? Según la carta abierta dirigida al Gobierno, el sistema de terrazas no tiene más fin que el de acomodar a más turistas y crear un paisaje más pintoresco y grato para los visitantes.

El punto más dramático en los planes de reforma del Gobierno griego está en los Propileos, una plaza inclinada que funcionaba como pórtico de la Acrópolis y que hoy tiene el aspecto de una ruina antigua. El Gobierno plantea reconstruir la escalinata de mármol que utilizaron los griegos en la Antigüedad. El daño sobre el material arqueológico, dicen los críticos, sería irreversible.


Etiquetas:  #Escándalo #en #Grecia #por #la #reforma #del #acceso #a #la #Acrópolis #y #la #probable #ampliación #de #su #aforo

COMENTARIOS