España llama a consultas a su embajadora en Nicaragua tras las duras acusaciones de injerencia vertidas por Managua
01:40
12 Agosto 2021

España llama a consultas a su embajadora en Nicaragua tras las duras acusaciones de injerencia vertidas por Managua

La Cancillería nicaragüense publicó el martes una nota en la que denuncia la ''inadmisible intromisión del Gobierno del Reino de España en los asuntos internos, impropia de Gobiernos democráticos''

Nicaragua Ortega busca su 'gallo tapado', el rival electoral perfecto Nicaragua Daniel Ortega utiliza a los "presos políticos del país catalán" para justificar su ofensiva contra los precandidatos

No soportan las fuertes críticas internacionales por las medidas represivas adoptadas contra la oposición política. Menos aún, las del gobierno socialista español, que le conmina a celebrar elecciones libres en noviembre próximo. De ahí que el Ministerio de Exteriores de Daniel Ortega haya reaccionado atacando con dureza a España y al gobierno de Pedro Sánchez. Les acusa de "entrometerse en asuntos que solo corresponden a nuestro país y a nuestro pueblo".

En un extenso comunicado, que la vicepresidenta y mujer de Ortega, Rosario Murillo, leyó en su programa radial de cada semana, el régimen nicaragüense advierte que seguirá denunciando "la cínica y continua intromisión, injerencia e intervención en nuestros asuntos internos, impropias de Gobiernos democráticos, impropias también de regímenes que incumplen continuamente con los derechos de sus pueblos a la autonomía o a procesos autonómicos de independencia".

Siguen la clara alusión a Cataluña desafiando al Ejecutivo español "a permitir la libre participación en votaciones y elecciones, sin amenazas, intimidaciones, o cárcel para los líderes independentistas".

No satisfechos con la mención a la frustrada ruptura constitucional, desempolvan el caso GAL, organización creada, reza el comunicado, por el entonces "Presidente 'socialista', Felipe González". Añaden que "mancharon para siempre a España con responsabilidad sobre crímenes de lesa humanidad, nunca investigados o juzgados". Por último, anotan que en su día atribuyeron a dicha banda criminal cerca "de 40 acciones terroristas, asesinando e hiriendo impunemente a más de 60 personas, sin que los sucesivos Gobiernos de ese Reino se ocuparan de responder a las víctimas".

También recuerdan que la pequeña nación centroamericana ya no es su colonia ni dependen de otros. Pueden, por tanto, recorrer sus propios caminos "puesto que no somos, ni seremos, nunca más, territorios dominados por la codicia criminal de nadie". Y concluyen alegando que "la verdad no puede ocultarse, ni prescribe, a pesar de la desfachatez con la que pretenden presentarse ante el mundo como impolutos, despercudidos, impecables, muy correctos, y exigentes con quienes consideran inferiores, imperfectos, incorrectos y, todavía bajo su ya, por gracia y luchas, inexistente e imaginario, imperio colonial".

La molestia la generó una nota oficial del Ministerio de Exteriores español, emitida el lunes, en el que no consideran "que el proceso electoral en ciernes ofrezca un resultado con garantías y credibilidad". Lo emitieron porque, además de detener a siete candidatos y a una treintena de críticos, el Consejo Supremo Electoral canceló la personería jurídica de Ciudadanos por la Libertad -conocido como CxL-, coalición que integra a opositores a la dictadura sandinista. Habían decidido concurrir a pesar de que el resto de agrupaciones contrarias al régimen sandinista prefirió dar la espalda a la convocatoria a las urnas para no legitimar unos comicios que carecían de cualquier asomo democrático.

La respuesta de Exteriores no se ha hecho esperar y este miércoles llamó a consultas a su embajadora en la capital nicaragüense ante las "graves e infundadas acusaciones contra España y sus instituciones, así como gruesas falsedades sobre procesos judiciales y electorales", que contenía el comunicado del gobierno sandinista.

Pero la molestia de Daniel Ortega no se ciñe solo a España. El presidente de Nicaragua, que aspira a su cuarta reelección, junto a Rosario Murillo como vicepresidenta, hizo extensivo su disgusto con un comunicado muy crítico hacia todas las naciones latinoamericanas que también han repudiado la represión ejercida contra sus opositores. Apretó tanto la tuerca en esta ocasión, que países de la región que suelen ignorar los atropellos, como México y Argentina, no han podido mirar para otro lado.

Convocaron el lunes a sus embajadores en Managua, ante las "preocupantes acciones políticas-legales realizadas por el Gobierno nicaragüense en los últimos días, que han puesto en riesgo la integridad y libertad de diversas figuras de la oposición". Días antes habían tomado idéntica medida Colombia y Costa Rica.

Ortega respondió con otro comunicado alegando haber soportado "con gran paciencia, desde nuestra hermandad americana y caribeña, los constantes e inmerecidos señalamientos, irrespetuosos, injerencistas, intromisores e intervencionistas en nuestros asuntos internos".

Pese a todo, ya nadie podrá hacer sombra al dúo Ortega-Murillo. Los únicos partidos permitidos son los llamados "zancudos" en Nicaragua, es decir, entidades políticas sin autonomía, que solo existen para dar la falsa apariencia de democracia al régimen de partido único que encarna el FSLN (Frente Sandinista de Liberación Nacional).


Etiquetas:  #España #llama #a #consultas #a #su #embajadora #en #Nicaragua #tras #las #duras #acusaciones #de #injerencia #vertidas #por #Managua

COMENTARIOS