España recibió tres barcos con gas ruso en marzo: ''Hoy en día es imposible romper los contratos''
14:40
7 Abril 2022

España recibió tres barcos con gas ruso en marzo: ''Hoy en día es imposible romper los contratos''

Empresas como Naturgy o MET mantienen vivos sus contratos con Rusia mientras Bruselas estudia reducir las importaciones.

Directo Guerra en Ucrania, últimas noticias

El gas ruso siguió llegando a las costas españolas durante el mes de marzo a la espera de si finalmente la Unión Europea endurece sus sanciones contra Vladimir Putin por la invasión de Ucrania. En concreto, el pasado mes atracaron en los puertos españoles un total de tres barcos con gas originario de la Península del Yamal, según explican a EL MUNDO fuentes del sector energético.

La llegada de gas ruso a España se produce en pleno debate en Bruselas sobre si los países europeos deben elevar la presión sobre Putin prohibiendo la compra de energía a Rusia tras conocerse matanzas como la de la ciudad de Bucha. El acuerdo parece complicado por la enorme dependencia de países como Alemania o Italia al suministro ruso, por lo que por ahora el boicot europeo parece que quedará reducido únicamente a la importación de carbón.

El Gobierno español asegura que España no tendría problema para sustituir el gas ruso por otro de un origen diferente al suponer aproximadamente un 6% del total de sus importaciones. Sin embargo, las empresas que están operando con Rusia se resisten a romper sus contratos si no hay orden política por el quebranto que les supondría en su negocio: se abriría la puerta a arbitrajes internacionales en Londres por la ruptura unilateral del acuerdo y tendrían que buscar un proveedor alternativo y mucho más caro para cumplir con el compromiso en los volúmenes de gas en entrega acordado con sus clientes.

"En nuestro caso tenemos ya comprometido el gas a un precio fijo con nuestros clientes de 22 euros por megavatio hora y nosotros lo estamos comprando a 20. Si rompiéramos nuestro contrato de aprovisionamiento, sería difícil encontrar algo por debajo de 100 euros", explican en una de las compañías dedicadas al negocio del trading energético.

Además, la ruptura del contrato no implicaría que Rusia no cobre el dinero acordado por su energía, ya que la inmensa mayoría de los metaneros incluyen cláusulas 'take or pay' que obligan a pagar aunque no se compre el gas y en muchos casos el dinero ha sido adelantado a través de garantías financieras.

Naturgy es una de las empresas españolas que tiene contrato de suministro con Yamal LNG, la planta que explota el gas del Ártico ruso y que está participada por la rusa Novaltek, la francesa Total y dos firmas de capital chino. El acuerdo sigue operativo a la espera de cómo se resuelven los acontecimientos, pero en todo caso su volumen es pequeño en comparación con otros aprovisionamientos que tiene acordados el grupo español en distintas partes del mundo. Otra de las empresas que ha traído barcos con gas ruso a España es la suiza MET, que declina hacer comentarios al tratarse de contratos privados.

Lo que sí están haciendo las empresas que operan con Rusia es no renovar los contratos cuando vencen. En sus consejos de administración niegan que exista una presión directa por parte del Gobierno para cortar con Rusia, aunque avisan de que cada vez que los políticos debaten sobre la prohibición de importar gas se producen efectos colaterales. "Hay una enorme inseguridad jurídica porque no sabemos si en un mes vamos a poder seguir descargando en Europa el gas ruso. Esto se está traduciendo ya a los precios", explican en una compañía del sector.

En todo caso, fuentes del sector del gas ven casi imposible la posibilidad de que Europa dé el paso para cortar el suministro con Rusia o viceversa. La primera necesita este combustible para alimentar su industria y calentar sus hogares, mientras que el segundo tiene en los hidrocarburos su principal sostén económico. El Gobierno español asegura que en el caso de que el corte se produjera en algunas de las dos direcciones, España no correría peligro porque tiene asegurada la entrada de gas argelino. Un alto directivo gasístico matiza: "Más de la mitad del gas que compramos viene en barco. Si Alemania o Italia se quedan sin gas ruso, pagarán lo que sea para hacerse con ese gas natural licuado (GNL) y gran parte de los buques no llegarían a España. Sería una catástrofe".


Etiquetas:  #España #recibió #tres #barcos #con #gas #ruso #en #marzo #Hoy #en #día #es #imposible #romper #los #contratos

COMENTARIOS