España sacia su sed de ocio: la recaudación en impuestos sobre el alcohol se dispara más de un 40%
08:24
31 Mayo 2022

España sacia su sed de ocio: la recaudación en impuestos sobre el alcohol se dispara más de un 40%

Los datos de la propia Agencia Tributaria sobre consumo en las figuras que gravan el alcohol y la cerveza evidencian un fuerte incremento

La recaudación tributaria sigue creciendo con mucha fuerza gracias a al incremento en la actividad y el consumo, la inflación y también como consecuencias de las subidas salariales con las que se trata de hacer frente al repunte de los precios. Tanto es así que, en el acumulado de los cuatro primeros meses del año, Hacienda ya ha ingresado 85.922 millones de euros, cifra que nunca antes se había alcanzado en abril y que supone un aumento de casi el 20% frente el mismo periodo de 2021.

El impuesto que más aporta, como es habitual, es el IRPF aunque seguido de cerca por el IVA. Pero analizando los datos más en profundidad se observa un incremento tan potente como llamativo: el que experimentan los impuestos sobre el alcohol, que «continuaron con la tendencia de crecimientos elevados», explica la Agencia Tributaria en su informe mensual ayer publicado. Un «43,8% en el año frente al 36% que registraban hasta marzo», ahonda.

Se trata, en concreto, de dos figuras: el impuesto especial sobre Alcohol y Bebidas Derivadas y el que grava la cerveza. Especialmente intenso es el repunte acumulado de la primera figura, que crece casi un 60% y llega a los 258 millones de euros acumulados por los 90 millones del segundo impuestos. Y si se acude a los consumos acumulados, dato que también ofrece la propia Agencia Tributaria, se constata que los ciudadanos han incrementado de manera muy importante la demanda de estos productos.

En los tres primeros meses (este dato se actualiza con un mes de retraso frente al de recaudación) el consumo de cerveza sujeto al impuesto fue de 760 millones de litros. Supera la cifra de 2021 y está ligeramente por debajo de la que se registró en 2020, periodo que estuvo afectado por el confinamiento sólo en su última parte.

El consumo de lo que se denomina alcohol puro ascendió a 18 millones de litros, por encima de las cifras de 2021 y 2020, en línea con la de 2019 y mayor también que el acumulado en el primer trimestre de 2017. Los tipos aplicados son muy similares en todos esos años, siendo mucho mayor el que se aplica sobre el alcohol que sobre la cerveza. Y la inflación, en este caso, no afecta, explican fuentes de la Agencia Tributaria, porque son impuestos que giran sobre volumen de producto.

Además, en estas cifras de consumo no se incluyen el grueso de la Semana Santa, y tampoco eventos multitudinarios que en años precedentes no se celebraron y en los que el consumo se dispara como puede ser la Feria de Abril de Sevilla o, incluso, San Isidro en Madrid. Esto es, que se antoja muy probable que las cifras de consumo y de recaudación sigan creciendo con mucha fuerza, evidenciándose así la sed de ocio que había y sigue habiendo en España.

La subida salarial

De vuelta a esa gran aportación que están realizando el IRPF y el IVA, el impuesto sobre la Renta acumula ya unos ingresos que superan los 37.000 millones, mientras que el IVA está en 33.400 millones y crece a ritmos del 32%. Hacienda destaca que el buen comportamiento de la recaudación en su conjunto se debe al «crecimiento del empleo, el incremento de salarios y pensiones con la consiguiente subida del tipo efectivo y la mejora del gasto acompañada de los aumentos de precios».

La Agencia Tributaria cita así el factor ya apuntado del incremento de salarios, esto es, que las subidas de sueldo que los trabajadores están registrando ante la elevada inflación incrementa a su vez los ingresos por IRPF. Esto supone un doble castigo porque, por una parte, esos aumentos salariales difícilmente igualan la inflación y, por lo tanto, se produce una pérdida de poder adquisitivo; y, por otro, los trabajadores que registran un incremento deben pagar más por el impuesto de la Renta. Por ello, existe un amplio consenso en el ámbito económico al afirmar que adaptar la tarifa a la inflación no es bajar impuestos pero no hacerlo, como ha decidido hacer Hacienda, sí es una subida encubierta.


Etiquetas:  #España #sacia #su #sed #de #ocio #la #recaudación #en #impuestos #sobre #el #alcohol #se #dispara #más #de #un #40

COMENTARIOS