Europa, a merced de la ''tormenta'' ómicron: ''Hay que sobrevivir al invierno''
11:54
23 Diciembre 2021

Europa, a merced de la ''tormenta'' ómicron: ''Hay que sobrevivir al invierno''

La OMS alerta de la amenaza de la nueva variante que se cierne sobre Europa y que pondrá a los sistemas sanitarios ''al borde del abismo''

En Directo Coronavirus, última hora Reino Unido Ómicron paraliza la recogida de basuras, el reparto de correos, los musicales y los museos

Dice la canción que, en Navidad, "la alegría hay que celebrar". Sin embargo, en Europa, ésta será de nuevo una Navidad extraña, de reuniones pequeñas, calles vacías y tiendas cerradas, y con todo el mundo pendiente de si en el test aparecen dos líneas que confirmen lo que parece casi inevitable: positivo en coronavirus. Ómicron se está convirtiendo en la variante dominante en países como Dinamarca, Portugal o Reino Unido. "Se avecina otra tormenta; son tasas de transmisión inéditas. En cuestión de semanas, ómicron dominará y empujará a los sistemas de salud aún mas al borde del abismo. La cuestión clave es cómo sobrevivir al invierno, cómo no dejar a nadie atrás", sentenció ayer el doctor Hans Kluge, director de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para Europa. Con el continente convertido "de nuevo en epicentro de la epidemia", en palabras de la OMS, todos los países europeos han anunciado nuevas restricciones.

PORTUGAL

El país ya tenía previsto adoptar varias restricciones -como cerrar el ocio nocturno e imponer el teletrabajo- durante la primera semana de enero (bautizada como "semana de contención"), pero el pasado martes decidió adelantar estas y otras medidas desde la madrugada del 25 de diciembre. Así, se pedirá un test negativo para entrar en restaurantes, casinos y locales de fiesta los días más señalados (Nochebuena, Navidad, Nochevieja y Año Nuevo). Esta prueba se exigirá incluso a los vacunados y también deberá presentarse en grandes eventos, hospitales o residencias de ancianos. Esos cuatro días del calendario estarán prohibidas las reuniones de más de 10 personas y no se podrá beber alcohol en la vía pública. También se pedirá un test negativo para alojarse en hoteles o cualquier alojamiento turístico, ir a una boda, a un espectáculo cultural o una cita deportiva (independientemente del aforo). "Todavía, ésta no es una Navidad normal", tuvo que admitir el primer ministro, Antonio Costa. Su Gobierno, que hasta ahora ofrecía cuatro test gratuitos al mes a cada ciudadano, se ha comprometido a que sean seis. Todas estas medidas estarán vigentes hasta el 9 de enero, aunque el día 5 se revisarán por si es necesario alargarlas aún más.

FRANCIA

No se han adoptado medidas de cara a la Navidad, a pesar de que el número de casos diarios podría subir a 100.000 en escasas jornadas, según admitió ayer el ministro de Salud (el martes el país registró 73.000 positivos). La ministra de Trabajo, Elisabeth Borne, ha hecho un llamamiento a que las empresas "aceleren" el recurso al teletrabajo, para que se imponga entre tres y cuatro días a la semana. Además, el Ejecutivo presentará el lunes un proyecto de ley para transformar el certificado Covid, que se exige en restauración, cines o espectáculos, en certificado de vacunación.

ITALIA

Con la intención de arrojar algo de luz en un panorama sombrío, el primer ministro italiano, Mario Draghi, insistió ayer en que dos tercios de los fallecidos o los ingresados por Covid en la UCI son no vacunados. "Invitamos a todos los ciudadanos a seguir vacunándose y recibir la tercera dosis, ésa es la prioridad", reiteró Draghi, que descartó que la inmunización obligatoria estuviera sobre la mesa (sanitarios, profesores y fuerzas del orden ya lo están). Hoy se celebra la reunión de expertos que estudiará adoptar más medidas para frenar los contagios; entre ellas, podría estar obligar a utilizar mascarillas al aire libre, la exigencia de test para algunas actividades en las que no se pedía o la reducción del tiempo de validez del certificado sanitario (actualmente en nueve meses).

ALEMANIA

Las autoridades limitaron el pasado martes a 10 personas -dos, si no están vacunadas- las reuniones y fiestas a partir del 28 de diciembre. "No es el momento de celebrar fiestas y veladas amistosas con mucha gente", pidió el canciller Olaf Scholz, tras reunirse con los líderes de los 16 'Länder'. Las discotecas cerrarán en todo el país -en algunas regiones más afectadas por la pandemia, como Baviera, ya lo estaban-. Además, todas las competiciones deportivas serán a puerta cerrada. De momento los comercios no esenciales, cines y restaurantes continuarán abiertos. En el país germano, que experimenta desde principios de otoño un preocupante rebrote del virus, la población no vacunada es, aún, casi del 30%. "La mejor forma de derrotar a la ómicron es cerrar los vacíos de vacunación a través de vacunas obligatorias", ha asegurado Karl Lauterbach, nuevo ministro de Salud alemán (además de un reputado epidemiólogo).

PAÍSES BAJOS

Este año no habrá mercadillos navideños, ni reencuentros en los restaurantes. Las calles desiertas serán la estampa de la Navidad en Países Bajos, donde está prohibido que más de dos personas se reúnan en el exterior. Desde el pasado domingo, el país está en confinamiento para tratar de frenar el rápido avance de ómicron. Todos los comercios no esenciales, restaurantes, bares, peluquerías, cines, museos y teatros estarán cerrados hasta el 14 de enero. Los colegios abrirán el 10 de enero. Estas fiestas, además, los holandeses deberán enfrentarse al dilema de a quién invitan a cenar, porque los días 24, 25, 26 (San Esteban) y 31 de diciembre, las reuniones se limitarán a cuatro personas (el resto de días, como mucho, dos). Las medidas no han sido muy bien recibidas por la población -desde hace días se ha registrado una menor ocupación hospitalaria-. El pasado noviembre hubo disturbios en La Haya y Rotterdam, tras manifestaciones en rechazo a anteriores restricciones. Rutte, muy criticado por los retrasos en la campaña de vacunación de refuerzo, ha reconocido haber "cometido errores" durante los dos años de pandemia, pero no haber "perdido el control" de la situación.

AUSTRIA

Para saber si los confinamientos sirven o no basta mirar a Austria, que lo estuvo durante 20 días, entre el 22 de noviembre y el 12 de diciembre. La incidencia está a la baja (188 casos por 100.000 habitantes) y aunque el país ya no está cerrado, los no vacunados -un 30% de la población- siguen teniendo acceso restringido a restaurantes o locales de ocio y culturales. Las autoridades anunciaron ayer nuevas medidas de contención. Bares y restaurantes cerrarán a las 22.00 horas a partir del 27 de diciembre -también en Nochevieja- y el aforo máximo para eventos (culturales, sociales o deportivos) se sitúa en 2.000 personas, siempre y cuando estén vacunadas tres veces y presenten PCR negativa. En eventos con aforos menores, se exigen las dos dosis de la vacuna y una PCR negativa. Se prohiben las reuniones de más de 25 personas y a los viajeros que lleguen desde Reino Unido, Países Bajos, Dinamarca y Noruega, los más afectados por ómicron, se les pedirá que hagan una cuarentena de 10 días: sólo se libran quienes tengan las tres dosis de la vacuna.

BÉLGICA

El primer ministro belga, Alexander De Croo, y los presidentes de las regiones del país se reunieron ayer para volver a evaluar las restricciones. Cines, teatros y salas de conciertos se cerrarán y los eventos deportivos se celebrarán sin público. Además, las autoridades preparan un proyecto piloto para vacunar en el trabajo, una iniciativa en la que participarán nueve empresas.

PAÍSES NÓRDICOS

Dinamarca, que en septiembre aseguró que había vencido a la pandemia y volvió a la normalidad (eliminó mascarillas, aforos y pasaportes Covid), anunció el pasado viernes el cierre de cines, museos o teatros. El país, el segundo que más casos de la variante ómicron ha detectado, solo por detrás de Reino Unido, registró el martes 13.558 nuevos casos, un récord sin precedentes. En Noruega, la venta de alcohol en bares y restaurantes está prohibida desde hace una semana y se recomienda el teletrabajo y la educación a distancia en la enseñanza superior. Además, se ha empezado a reclutar a militares para poner las dosis de refuerzo. En Finlandia, bares y restaurantes deberán dejar de servir alcohol a las 21:00 horas y tendrán que cerrar una hora después. A partir del 28 de diciembre y durante tres semanas, se reducirá el aforo de bares de copas y discotecas y tendrán que cerrar a las 18:00 horas. En Suecia, el ocio nocturno, especialmente discotecas y clubes, quedará cerrado (también para la Nochevieja) y solo están autorizadas las reuniones con más de 20 personas si están sentadas.


Etiquetas:  #Europa #a #merced #de #la #tormenta #ómicron #Hay #que #sobrevivir #al #invierno

COMENTARIOS