Eva Parera: ''Ojalá más catalanes renuncien al nacionalismo como yo hice''
01:51
17 Mayo 2022

Eva Parera: ''Ojalá más catalanes renuncien al nacionalismo como yo hice''

La líder de Valents llama a aglutinar todo el voto constitucionalista bajo el paraguas de este nuevo partido y ya prepara su candidatura a la Alcaldía de Barcelona

Eva Parera es la líder de Valents, concejal y candidata a la Alcaldía de Barcelona por esta formación de nuevo cuño que pretende agrupar todo el voto constitucionalista de Cataluña. Ex senadora de CiU, ex mano derecha de Manuel Valls, y uno de los actuales azotes del nacionalismo, advierte de que el proceso independentista ha mutado pero sigue siendo igual de peligroso para el orden constitucional.

¿Qué representa y pretende Valents?

Tenemos la pretensión de ser un partido catalán, que ejerce su política en Cataluña sin voluntad de dar el salto a Madrid, como hicieron otros, que no tiene la cabeza puesta en cómo llegar a la Moncloa y con la voluntad de ser nítidamente no independentista. Este es un espacio político que no ocupaba nadie hoy en Cataluña. Todos los perfiles de partidos catalanes son nacionalistas. En cambio, nosotros no defendemos una Cataluña independiente, sino una Cataluña fuerte dentro de una España fuerte.

Su discurso recuerda, en parte, al Ciudadanos inicial. ¿Aspiran a ocupar su espacio?

Cs consiguió algo muy difícil y único que fue ganar unas elecciones en Cataluña desde el constitucionalismo, y quiero reconocer su labor. Pero nosotros nos diferenciamos de ellos en que no tenemos la voluntad de hacer política fuera de Cataluña. La segunda diferencia es que no nos temblarán las piernas a la hora de gobernar. Queremos llegar a los gobiernos municipales y al catalán. Queremos gobernar, no permanecer en la oposición, porque esa es la única manera de cambiar las cosas. Si te tiemblan las piernas cuando tienes la opción de gobernar es cuando defraudas a los ciudadanos.

¿Pactos también con los partidos nacionalistas?

Los pactos de gobierno se deben hacer en base a un programa de gobierno. En este sentido, Valents tienen un ideario muy claro, por ejemplo, que todas las administraciones catalanas cumplan la ley y sean leales a España y respeten la Constitución. O ser muy firmes frente a la ocupación de viviendas. A partir de aquí podemos negociar acuerdos de gobierno con el constitucionalismo. Si PP, PSC o CS creen que viniendo con nosotros seremos más fuertes, serán bienvenidos siempre y cuando respeten nuestro programa electoral.

¿Y con Vox?

Fui la primera en rechazar el cordón sanitario que se le ha hecho en el Parlament. Tienen representación y tienen derecho a expresar sus ideas. A Vox le aplico el mismo criterio que a CS, PSC, o PP. Estoy muy lejos de posiciones de Vox, como acabar con el estado de las autonomías, pero si en un municipio aceptan nuestro programa podemos explorar el pacto.

¿En el eje izquierda-derecha dónde se sitúa Valents?

Debemos huir de las etiquetas, de bloques y de ejes, que son los que nos han traído a esta situación tan desastrosa en Cataluña. En Valents tenemos gente que viene de Cs, PP, PSC e incluso algunos que han votado a Vox.

Usted formó parte de la candidatura de Manuel Valls a la alcaldía de Barcelona. Despertó muchas ilusiones iniciales, pero la burguesía lo abandonó a la hora de la verdad. ¿Con Valents se puede repetir la historia?

Hemos sido muy críticos con muchos sectores empresariales y mediáticos que se pusieron de perfil y no han dado la cara en momentos decisivos. Nosotros no tenemos nada que ver con el proyecto de Valls, aunque yo solo puedo estarle agradecida ya que nos ha dado la oportunidad de tener un grupo municipal en Barcelona con el que sustentar el proyecto político.

¿Es de las que cree que el procés terminó?

No. El procés no empezó hace diez años sino mucho antes con Jordi Pujol de una forma muy sibilina y este no se acaba con los indultos, que fue una muy mala decisión. Ha perdido intensidad en la esfera pública porque ERC tiene una estrategia política muy parecida a la de CiU para avanzar hacia otro golpe de forma gradual. El apaciguamiento y la reconciliación que proclama Pedro Sánchez no existe, muchos tenemos que hacer actos políticos entre fuertes medidas de seguridad para no ser agredidos. Seguimos teniendo que defender nuestros derechos para tener que utilizar el castellano en las escuelas e instituciones. ¡Qué me expliquen dónde está la normalidad en Cataluña?

¿Cómo darle la vuelta a la situación con un independentismo con mayoría de diputados?

El independentismo ha perdido las dos últimas elecciones a las que se ha presentado. Nunca ha tenido esa mayoría política y social que proclama. Ha sustentado su poder a través de lo que ellos han fomentado con la espiral del silencio y el acoso y señalamiento: la abstención de una gran masa de votantes constitucionalistas. Nuestro objetivo es que vuelvan a acudir a las urnas todos esos catalanes que frenaron la independencia en las elecciones de 2017. Hacemos una apelación al desacomplejamiento.

En el debate sobre el "encaje" de Cataluña en el conjunto de España, ¿qué modelo propone Valents?

Yo he vivido dos reformas de la Constitución en el Senado, así que no puede ser un tabú cambiarla. Pero abrir el melón de su reforma ahora mismo por el tema de las identidades territoriales es un grave error. La política no puede gestionar sentimientos. Y mientras esto siga así no podemos afrontar según qué debates. Al final, el Estado de las autonomías es bastante bueno. Un ejemplo es lo que está haciendo Ayuso en Madrid, ejerciendo sus competencias para mejorar su comunidad pero sin provocar una ruptura con el resto del país o alimentando un discurso de superioridad.

¿Usted es partidaria de celebrar una consulta sobre la relación Cataluña-España?

En absoluto. Solo dividen a las sociedades. Lo hemos visto aquí, en Escocia, en Canadá. No funcionan.

Pero en su etapa de senadora de CiU si defendió la consulta.

En la vida crecemos, maduramos y vamos conformando nuestras opiniones a medida que tenemos experiencias vitales. Yo en ese momento formaba parte de una federación política que emprendió un camino, que acabó con la ruptura entre CDC y Uniò, y que derivó en un golpe de estado en 2017. A mi ese camino, el procés, hay un momento que me hace sentir muy incómoda y no estoy de acuerdo con las cosas que me piden en el partido. Hago entonces una reflexión interna y tomo la decisión de irme. No era la decisión más fácil, porque se vive muy bien formando parte del independentismo y quizá sería hoy consejera de la Generalitat. Pero lo que estaba haciendo no me permitía tener la conciencia tranquila. Decidí abandonarlo y levantar la voz para ir contra eso que defendía mi ya antiguo partido. Ojalá muchos más catalanes hubieran hecho como yo y renunciaran al nacionalismo. Que todos como yo, en la política y la sociedad civil, fueran valientes para decir que el procés fue un grave error. Eso garantizaría que Cataluña no esté como está.

¿Qué propuesta fiscal tienen para Catalunya?

Europa debe tender a la armonización fiscal de todas sus regiones y evitar trampas que perjudican a los servicios públicos. No creo en el concierto vasco, es una anomalía que debería desaparecer. Hemos de recordar que Cataluña tienes 19 impuestos propios y eso es una ventaja o un problema, en función de cómo gobiernes. Hoy es un problema por la política de la Generalitat.

El nacionalismo vuelve a poner sus esfuerzos en el blindaje de la escuela monolingüe.

Hay una ley educativa muy clara que establece que la lengua vehicular es doble, Catalán y Castellano. Se debe aplicar. Nosotros cuando gobernemos, además, apostaremos por un modelo de escuela trilingüe. Tenemos muy claro que hay que desterrar del debate político el argumento de que el bilingüismo es un problema, cuando es un privilegio.


Etiquetas:  #Eva #Parera #Ojalá #más #catalanes #renuncien #al #nacionalismo #como #yo #hice

COMENTARIOS