Feijóo pidió a Ayuso no hacer su conferencia ideológica en el PP de Madrid
01:42
4 Octubre 2022

Feijóo pidió a Ayuso no hacer su conferencia ideológica en el PP de Madrid

El presidente 'popular' no quería ver opacado el cónclave nacional que celebrará en Valencia

Madrid Ayuso arremete contra el "canibalismo fiscal" del Gobierno y la "espiral autoritaria" de Cataluña Economía Feijóo pide "fe" a los empresarios para que no se vayan a Portugal por la subida fiscal del Gobierno

La renuncia a la convención ideológica del PP de Madrid, anunciada por Isabel Díaz Ayuso en el mes de mayo, y su conversión en cinco ponencias tiene en parte el sello de Génova. Hace tres semanas, una cena entre la presidenta regional y el líder del partido, Alberto Núñez Feijóo, sirvió como cierre a un asunto que incomodaba a la dirección nacional.

Fuentes de Génova confirman que la dirección pidió que la convención ideológica se transformase en varias jornadas de trabajo. Lo mismo, pero sin ponencias políticas ni conclusiones ideológicas. Y sin batallas culturales. Desde el PP de Madrid apuntan que la propia dirección regional ya había ideado «durante el verano» ese escenario para no concentrar todos sus planteamientos en «un día y medio» y así conseguir que el mensaje llegara más a la población.

¿Por qué Feijóo no quería una convención ideológica? Porque la Comunidad de Madrid es el ariete del PP y esta habría opacado «sin duda» la convención nacional que prepara la dirección nacional para finales de 2022 o inicios de 2023 en Valencia, epicentro de los anhelos de remontada electoral. «No podíamos centrar toda la atención en las propuestas ideológicas del PP de Madrid y no del PP nacional, cualquiera lo entiende», asegura un cargo popular. Sí habrá convenciones en lugares como Canarias. «Pero cualquiera entiende que no es lo mismo» hacerla allí que en la capital, añade la misma fuente.

Como ya había avanzado EL MUNDO, el presidente de los populares cambió de planes este verano respecto al «rearme» político del PP. Primero, Génova anunció que habría una convención nacional para fijar las líneas políticas que no se elaboraron en el congreso que encumbró a Feijóo. Después, el presidente del principal partido de la oposición decidió dejarlo pasar. Y, entre medias, llegó la decisión de Ayuso, en el congreso regional que la nombró presidenta del partido en Madrid, de convocar su propia convención ideológica.

Igual que el cónclave nacional no será un laboratorio de ideas, sino el «pistoletazo de salida al año electoral» y el gran escaparate para sus nuevos candidatos municipales y autonómicos, las ponencias en la Comunidad de Madrid parten ahora con esa idea. De hecho, la facción regional del partido las distribuirá en localidades que ve como recuperables o ganables. La primera, centrada en el medio ambiente y el ecologismo, será en Parla, en el cinturón rojo de la región, donde el PP pretende dar la batalla electoral a la izquierda como ya hiciera el pasado 4-M.

En Génova entienden que el pulso ideológico de Ayuso habría supuesto una «interferencia» en el plan de Feijóo para crecer desde la «centralidad», o sea desde el voto refugio, marcada por Juanma Moreno: priorizar el estilo a las ideas. Desde el equipo de Ayuso inciden en que no se ha producido «ninguna imposición» de la dirección nacional y que todo ha sido «de mutuo acuerdo» porque la relación ahora entre la presidenta y Feijóo es mucho más fluida tras los choques con Pablo Casado.

Perspectiva electoral

Desde el PP apuntan que la convención nacional servirá «de proyección para los candidatos locales que se elijan en otoño» y para intentar apuntalar las expectativas de los principales candidatos regionales. Actualmente el PP gobierna cinco autonomías -Andalucía, Madrid, Castilla y León, Murcia y Galicia- que suman el 46% de la población y el 45,6% del territorio, pero creen que también pueden ganar en la Comunidad Valenciana, Baleares, La Rioja e incluso Cantabria y Castilla-La Mancha.

Una situación similar se da en Madrid donde los populares ansían la mayoría absoluta de la que Ayuso se quedó cerca el pasado 4-M y ven factible recuperar o ganar ayuntamientos grandes hoy en manos del PSOE, marcados por escándalos o por corrupción: Fuenlabrada, Móstoles o Alcorcón.

A nivel nacional, Feijóo orilla el pulso ideológico por una mera concepción utilitarista: centrándose en la economía y la gestión, sin pisar charcos, la marca crece. El PP le ha robado ya, demoscópicamente, más de medio millón de votos al PSOE, según las estimaciones de Sigma Dos. De hecho, la encuesta publicada ayer por este diario le augura una mejora de 44 escaños. Y Ayuso, dada la sintonía con Génova y las buenas expectativas electorales, lo acepta.

La relación de la cúpula del PP y la Puerta del Sol se ha encauzado tras la llegada del dirigente gallego, que le ha dado a Ayuso -y a todos los barones- libertad total. «Y también responsabilidad total: los presidentes autonómicos son dueños de sus aciertos y también rendirán cuentas por sus fracasos», apuntan en Génova, donde creen que «es un suicidio» político tener «un activo» como Ayuso y no apoyarla.

Por eso, la presidenta regional desarrollará cinco ponencias centradas en medio ambiente, juventud o política fiscal para marcar las líneas de su programa de cara a las urnas de mayo, que en caso de traducirse en una mayoría de Ayuso supondría un impulso al PP para las generales.


Etiquetas:  #Feijóo #pidió #a #Ayuso #no #hacer #su #conferencia #ideológica #en #el #PP #de #Madrid

COMENTARIOS