Fernández-Pacheco, portavoz de la Junta de Andalucía: ''Quien revienta el acuerdo del Poder Judicial es Sánchez''
01:27
31 Octubre 2022

Fernández-Pacheco, portavoz de la Junta de Andalucía: ''Quien revienta el acuerdo del Poder Judicial es Sánchez''

El portavoz del Gobierno andaluz y consejero de Sostenibilidad, Medio Ambiente y Economía Azul afirma que el éxito de Juanma Moreno en Andalucía ha sido ''desideologizar'' su proyecto

Economía Andalucía presenta unos presupuestos expansivos para 2023 confiando en un crecimiento del 1,9% Hemeroteca Fernández-Pacheco: "Con su bloqueo, Vox les roba a los andaluces tiempo de gobierno"

Ramón Fernández-Pacheco (Barcelona, 1983) es un valor al alza en el Gobierno andaluz, que preside el popular Juanma Moreno. Es el consejero de Sostenibilidad, Medio Ambiente y Economía Azul y, desde hace un mes, portavoz del Ejecutivo andaluz.

De talante moderado, su nombre sonó como posible sucesor de Juanma Moreno (Barcelona, 1970) cuando él era alcalde de Almería, entre 2015 y julio de 2022, y el presidente andaluz se impuso un límite de dos legislaturas. Pero él zanja esas "tonterías que se escuchan por ahí" y vaticina que Moreno será un "presidente de largo recorrido".

El portavoz del Gobierno andaluz es nieto y bisnieto de alcaldes de Almería. Él, con toda probabilidad, repetiría de candidato en las próximas elecciones municipales en la capital almeriense, pero la llamada del presidente del Gobierno andaluz hizo que cambiara de planes. En 2019, fue el alcalde más votado del PP -con mayor porcentaje de votos- en todas las capitales de España. Es también secretario general del PP de Almería.

¿La imagen de hombre de Estado del líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, queda muy tocada, al descolgarse de la negociación sobre la renovación del CGPJ sin ningún acuerdo?

En mi opinión, ha actuado con sentido de Estado, no aceptando el doble juego con la justicia que plantea el Gobierno. Lo fácil habría sido pactar la renovación del CGPJ y esperar a que la figura de Sánchez se siguiera desgastando con sus concesiones a los independentistas. Feijóo defiende el interés del Estado cuando exige que los miembros del Poder Judicial se escojan por méritos y no por afinidades; Feijóo defiende el interés del Estado cuando defiende que los jueces elijan a los jueces, como pide Europa; y Feijóo defiende el interés del Estado cuando se planta ante la deslealtad de Sánchez, que negocia la Justicia a dos bandas.

El PP vincula esta ruptura a la posible reforma del delito de sedición que negocia el Gobierno de Pedro Sánchez, pero hace unos días Cuca Gamarra decía que son "dos cuestiones distintas en las que el PP tiene un papel diferente".

Evidentemente, son cosas distintas, y en una el Gobierno necesita al PP y en la otra le basta con sus socios de investidura. Pero eso no quiere decir que podamos darnos la mano con Sánchez para renovar el órgano de los jueces, mientras estrecha la otra mano con los independentistas, reformando el Código Penal para indultar a Puigdemont. Hace unos días, la ministra de Justicia decía que cualquier reforma del sistema penal habría que hacerla "con el máximo de los consensos" y en ningún caso "reformas en caliente". Y ahora se plantea que Puigdemont pueda irse de rositas.

¿Es una irresponsabilidad, por parte del PP, no alcanzar un pacto sobre el CGPJ en un momento en el que el Poder Judicial está en una situación de emergencia institucional?

Lo que es una irresponsabilidad es reformar el Código Penal para indultar a Puigdemont, que lleva cinco años riéndose de la justicia española. Un indulto que es un insulto a nuestro sistema judicial. Quien revienta el acuerdo es Pedro Sánchez. Es una irresponsabilidad por parte del Gobierno de España incluir una variable como la reforma del delito de sedición y hacerlo con opacidad, a espaldas del PP, negociando con los independentistas catalanes.

Tanto Juanma Moreno como Isabel Díaz Ayuso pidieron a Feijóo que no pactara. Desde el PSOE y la izquierda, en general, se habla de presiones al líder nacional del PP.

Juanma Moreno estuvo en contacto con Feijóo la tarde en la que a la ministra se le escapó que querían reformar el delito de sedición, y lo hizo para expresarle todo su apoyo a la decisión que el presidente del PP había adoptado. Ambos estaban de acuerdo en que Sánchez estaba tratando de engañar al PP, jugando con dos barajas. Feijóo es un líder que escucha, que cuenta con su equipo y su decisión es la acertada y cuenta con todo el respaldo de Juanma Moreno y de todo el PP. Aquí ha habido cero presiones y cien por cien de acierto del presidente del PP.

¿Por qué la negativa a reformar el delito de sedición?

Porque esta reforma no mejora la vida de los españoles. Solo beneficia a Sánchez, para seguir en el poder con el apoyo de los independentistas, y a esos independentistas, que recibirían un indulto encubierto.

¿Cómo están ahora las relaciones entre la Junta de Andalucía y el Gobierno central?

Juanma Moreno huye de cualquier tipo de confrontación y entiende que el diálogo es la mejor manera de llegar a acuerdos y de solucionar problemas, que es lo que valora el ciudadano. Ahora bien, esa mano tendida no se puede confundir con la firmeza que se requiere para plantear las injusticias que comete el Gobierno de Pedro Sánchez con Andalucía. Lo hemos visto ahora con los presupuestos generales del Estado. No alzar la voz respecto a que los parados andaluces reciben muchísimos menos recursos que, por ejemplo, los extremeños o los canarios, sería faltar al mandato que nos han dado los andaluces. Y se dice, no con ánimo de confrontar, sino para que rectifiquen. También es cierto que, cuando hay que llegar a acuerdos con el Gobierno, se llega. Juanma Moreno no es la oposición a Pedro Sánchez, sino el presidente de Andalucía.

El presidente de la Junta de Andalucía acaba de anunciar un "plan SOS" ante la sequía, con una inversión de 4.047 millones de euros hasta 2027. ¿De dónde va a salir el dinero?

Esos recursos van a salir de los fondos propios de la Junta, de la colaboración público-privada y, en la medida que se nos permita, de los fondos europeos. Estamos reclamando una reconfiguración de los programas marco para poder destinar incluso más cantidad a los recursos hidráulicos. Acometer obras hidráulicas que palíen las consecuencias de la sequía es una necesidad imperiosa y prioritaria para Andalucía.

Precisamente hace unos días, el reputado científico Javier Castroviejo, ex director de la Estación Biológica de Doñana, denunció que este espacio protegido se seca y no es por el cambio climático, sino por el incumplimiento de la ley. ¿Está haciendo la Junta de Andalucía todo lo que Doñana precisa?

Creo que sí. La solución es compleja y achacar los problemas de manera unidireccional es siempre injusto. Tenemos que dejar de utilizar el parque nacional, que es la gran joya de la corona del patrimonio ambiental de Andalucía y de toda España, como un elemento que nos tiremos a la cara a los políticos, en busca de no sé muy bien qué rédito político. Requiere que nos sentemos, hablemos y busquemos soluciones conjuntas, con el concurso de la Administración General del Estado, a la que le reclamamos obras que son de su competencia para intentar aportar recursos hídricos a los agricultores y así dejen de sacar agua del acuífero. Requiere también del concurso de la Junta, los ayuntamientos y los ecologistas.

Pero ya existen órganos en Doñana en los que están representadas todas esta partes, pero parece que no se avanza.

Hace falta un escenario propicio para que el diálogo sea productivo, pero, por determinadas circunstancias, no existe ese espacio. Creo que hay que bajar el diapasón y ser capaces de llegar a un gran pacto por Doñana, y ver de qué manera tenemos que ayudar a los agricultores. Estoy convencido de que ellos no se sienten cómodos en el papel de villanos que están acabando con Doñana; es injusto tacharlos de esa manera.

¿En qué fase están los fondos europeos?

Pedimos al Gobierno que tenga en cuenta a las comunidades y a los ayuntamientos. Si perseguimos exprimir hasta la última gota de esos fondos, lo interesante es que haya una cogobernanza, que desde luego no ha existido. Ahora, estamos a marchas forzadas, con la maquinaria al cien por cien, sacando proyectos. Pedimos que se flexibilicen los mecanismos administrativos que son realmente tediosos.

El PP andaluz ha iniciado un proceso para convertirse en un catch all party, es decir, una formación política "atrapalotodo", o como bromean en el PP andaluz, un partido "tragabolas". Es así tras los fichajes de antiguos dirigentes de Ciudadanos en la Junta y los guiños al andalucismo de Moreno en un acto con Rojas Marcos.

El éxito de Juanma Moreno al frente del PP andaluz y de la Junta ha sido desideologizar el proyecto. Todos tenemos ideología, pero nunca puede ser una barrera para entendernos. Cuando tu única premisa es el interés general de Andalucía, abres la mente y eres capaz de entender que no siempre está la razón en tu postura. Andalucía es una comunidad muy diversa. Probablemente, si Juanma Moreno y Rojas Marcos se ponen a hablar de ideología, no tengan en común casi nada. Juanma es un dirigente de una formación tradicional del centro derecha y Rojas Marcos, un hombre de izquierda, como él mismo se califica. Pero si hablas de Andalucía, de andalucismo, de lo que hemos sido y lo que queremos ser en el futuro, de repente, te das cuenta de que coincides en un montón de cosas. Ahí está la clave.

Claro, porque en Andalucía gobernó el PSOE durante 37 años y muchos todavía no salen de su asombro con la mayoría absoluta cosechada por el PP en las pasadas elecciones del 19-J.

¿A alguien le cabe alguna duda de que los 58 diputados no son por los votantes tradicionales del PP? Claro que no. Eso lo tenemos todos clarísimo. A Juanma Moreno le han votado gente de centro izquierda, de derechas, de centro, andalucistas, socialdemócratas, conservadores, democristianos y ponle todos los apellidos que quieras. El éxito de Juanma es poner todos esos apellidos en un segundo plano y centrarse en Andalucía. Al final, la inmensa mayoría de las medidas que se ponen en marcha no tienen por qué ser calificadas ni de derechas ni de izquierdas. Hace unos días, presenté una herramienta para que los ayuntamientos puedan calcular su huella de carbono. ¿Calcular la huella de carbono es de derechas o izquierdas? Yo qué sé, pero es bueno que se calcule y se tomen medidas.

Entonces, ¿está bien ser un partido "tragabolas"?

Está bien ser un partido transversal, con el que todo el mundo se pueda identificar, y no uno que enarbola banderas excluyentes. Cuando la ideología es el único prisma a través del cual analizas la gestión, estás dejando fuera a los que no piensan como tú. Es difícil que alguien califique a Juanma Moreno como un señor tradicional de derechas. Porque, probablemente, no lo es. Él siempre nos dice a los consejeros que nosotros somos el Gobierno de Andalucía y tomemos las decisiones pensando en esta tierra; y que todo lo demás nos tiene que dar igual. Y es verdad. Tiene que ver mucho con la manera de pensar de un alcalde. Juanma ha hecho lo que los alcaldes vienen haciendo toda la vida, y ha dicho: 'primero, el territorio'.

Andalucía aspira a ser soberana energéticamente a través de las energías renovables, pero no parece algo que se pueda lograr a corto ni medio plazo.

Va a ser un proceso que requiere de la colaboración público privada porque nadie pretende que la Junta de Andalucía sea el promotor de los parques fotovoltaicos o los eólicos. Hace falta la empresa privada y crear el escenario propicio para que los proyectos fructifiquen, siempre con un respeto al territorio. No se trata de conseguir la soberanía energética a costa de lo que haga falta, ni volvernos locos, no, no. De hecho, los procesos son bastante garantistas.

Garantistas y lentísimos, según denuncian los empresarios.

Es lento porque la tramitación administrativa es muy garantista, pero todos queremos que sea así. Nadie quiere que las renovables se instalen en Andalucía a costa de los espacios naturales, a costa del paisaje, la avifauna o de los ecosistemas. Tenemos que avanzar en la simplificación administrativa, dotar bien a los equipos técnicos de la administración para que sean ágiles y tener la valentía para hablar de la legislación, no para que lo que antes era un 'no' se convierta en un 'sí', sino para que la respuesta llegue en un plazo razonable.

Los sindicatos están denunciando la no renovación de 1.000 bomberos forestales del plan Infoca. Contrasta esta precariedad laboral con la mayor dificultad que entrañan los súper incendios que hay ahora. Este año han ardido más hectáreas que en el último lustro.

Cuando finaliza el periodo de riesgo extremo por incendios forestales, sale una parte de la plantilla que se encuentra con contratos fijos discontinuos, que antes eran eventuales; por lo tanto, ahora cuentan con una estabilidad mayor. Pero eso no quiere decir que se desmantele el plan porque hay otros trabajadores que se mantienen. Quedan 2.517 efectivos en el plan Infoca, que es personal laboral. Y a ese número hay que añadirle a los agentes de Medio Ambiente y el resto de personal técnico de la Consejería. En definitiva, un dispositivo preparado para emergencias puntuales del riesgo medio. La decisión de hasta dónde se extiende el periodo de máximo riesgo por incendios forestales es técnica. No la adopta el consejero, evidentemente. Igual que todas las formaciones políticas alaban mucho la profesionalidad del plan Infoca, forma parte de esa alabanza general respetar sus decisiones técnicas. Es el plan Infoca el que decide cuándo acaba ese riesgo extremo.

El Gobierno andaluz ha dado marcha atrás a lo poco que se había avanzado en la anterior legislatura en la reforma de la 'administración paralela'. ¿Es imposible reordenar el entramado de sociedades y entes heredado de los gobiernos del PSOE?

En la anterior legislatura, el Gobierno estaba configurado de una manera y ahora está de otra. Andalucía Emprende sale de la Agencia Trade porque se crea la Consejería de Universidad. Cuando reordenas los entes de la Junta, la llamada administración paralela que tenía el PSOE, ¿de qué se trata? ¿De que las mismas personas hagan lo mismo en una sola agencia en vez de hacerlo en cuatro? No es la solución. Se trata de optimizar los recursos, poner a todo el mundo a trabajar y que las agencias cumplan sus función.

El Gobierno andaluz alardea de que Andalucía es líder en autónomos y han subido las exportaciones, pero acabamos de conocer otra estadística no tan favorable. Aumenta la pobreza y el 38% de la población está en riesgo de exclusión, según los datos de la Red Andaluza de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social.

Para hacer un análisis justo de esa realidad hay que ver de dónde venimos. Esa situación es mucho más estructural que coyuntural y para cambiarla se requiere de un período de tiempo que va más allá de los tres años que lleva gobernando el PP. No quiero que suene a excusa, en absoluto. La responsabilidad del Gobierno andaluz es paliar esa situación. Pero hay que ser conscientes de que, antes, Andalucía no era Baviera.

¿Qué hace el Gobierno andaluz para luchar contra la pobreza?

Acabamos de ampliar el programa de atención a personas sin hogar con otros 700.000 euros más y van ya casi 6 millones en total. El cheque escolar va destinado a las familias con más dificultades. Las rebajas fiscales que se hacen, por ejemplo, en los diferentes tramos del IRPF. La deflación tiene mucho que ver con esto, las bonificaciones a familias numerosas... Por otro lado, tenemos que intentar crear un escenario propicio para que haya oportunidades. Estas no las crea la administración, sino las empresas y los autónomos. La administración tiene que ponérselo fácil y ayudar para que, en un mundo global, esas inversiones, en vez de irse a otros territorios, vengan aquí. Nadie puede poner en duda el esfuerzo que está haciendo el Gobierno andaluz, con su presidente al frente, para conseguir ese objetivo.

A pesar de la mayoría absoluta, el presidente andaluz aboga por el diálogo con el resto de fuerzas políticas, pero ¿aceptarán sus enmiendas en los presupuestos?

Si las enmiendas mejoran los presupuestos, claro que sí. El presidente tuvo una primera reunión con los portavoces de los grupos y después ha habido otras muchas que se han hecho alejadas del foco mediático. No se trata de buscar un buen titular, se trata de implantar una manera diferente de gobernar porque el famoso rodillo que tanto hemos padecido nosotros en Andalucía durante muchos años es el principal enemigo que tiene un Gobierno con mayoría absoluta a largo plazo.

En el programa electoral con el que el PP ganó las elecciones por mayoría absoluta dice lo siguiente: "Presentaremos al Parlamento una modificación de la Ley de Gobierno de la Comunidad Autónoma para limitar a dos legislaturas el mandato de un mismo presidente o presidenta de la Junta de Andalucía". Por lo tanto, esta legislatura será la última de Juanma Moreno como presidente.

¿Pone eso de verdad?

Sí, en la página 366.

Pues, no lo sabía. Si quieres que te diga la verdad, espero que no sea la última.

Entonces, el PP incumplirá su propio programa electoral.

Personalmente, espero que no sea la última. Juanma Moreno está cambiando muchas cosas en Andalucía y creo que lo que mejor le podría sentar a Andalucía es que Juanma fuera un presidente de largo recorrido. Es mi opinión personal, aún cuando eso suponga un pequeño incumplimiento sin importancia del programa electoral. En cualquier caso, será una decisión que tendrá que adoptar, cuando llegue el momento, el presidente. Para eso todavía quedan por lo menos tres años y medio.

Su nombre suena como sucesor desde hace ya algún tiempo.

Nada, tonterías que se escuchan por ahí.

Hay unas escuchas telefónicas publicadas por elDiario.es del hijastro de la alcaldesa del PP en Marbella, procesado por narcotráfico, en las que se jacta de que: "La ciudad es nuestra, la Junta... la jodida Andalucía". Es decir, la victoria del PP es positiva para los intereses de la supuesta trama. Con unas elecciones municipales a la vuelta de la esquina, ¿debería la alcaldesa Ángeles Muñoz dar un paso atrás?

Lo importante no es lo que diga el hijastro de la alcaldesa en una conversación telefónica en la que, evidentemente, piensa que nadie lo está escuchando, sino demostrar si eso es una realidad o no. Y ya te aseguro yo que eso es una estupidez como una catedral de grande. Pensar que el hijastro de la alcaldesa de Marbella controla Andalucía es una afirmación que se cae por su propio peso.

Pero las últimas informaciones apuntan, además, a que el ex comisario Villarejo habría avisado en 2014 al Gobierno de Mariano Rajoy de la supuesta trama de la familia de la regidora.

No conozco al marido de la alcaldesa de Marbella ni tampoco a su hijastro. Pero a la alcaldesa sí la conozco y tengo un muy buen concepto de ella.

¿Pone la mano en el fuego por ella?

Me creo las explicaciones que ha dado. Ángeles Muñoz es una magnífica alcaldesa de Marbella y está cambiando unas inercias de este municipio. En cualquier caso, la justicia tendrá que actuar y nadie va a amparar lo que no se puede amparar; eso lo tenemos clarísimo.

¿Cuál es el objetivo para las municipales?

Hay que presentar a las mejores personas. El poder por el poder no tiene ningún sentido. Estamos en política para cambiar las cosas y mejorarlas. Ahora, el PP-A está buscando a las mejores personas para representarnos y luego intentará consolidar el cambio político en Andalucía, que actualmente ha cristalizado a nivel regional, pero todavía no lo ha hecho a nivel municipal.

Y en ese proceso, ¿podría haber algún candidato que antes militase en Ciudadanos y ahora concurra por el PP?

Si los andaluces han sabido ver en Juanma Moreno a un político transversal con el que casi todo el mundo se puede identificar, tenemos que intentar que la formación política que él preside, el PP-A, sea exactamente lo mismo. No debe importar tanto el pedigrí popular del candidato, como que sea el mejor. Hay más de 700 ayuntamientos en Andalucía y, probablemente, haya de todo, claro que sí.

En Almería, que usted conoce bien, el PP recuperó en las pasadas elecciones del 19-J el liderazgo que parecía en peligro por el empuje de Vox. En El Ejido, donde Vox logró su primera y única victoria en las andaluzas de 2018, también ganó el PP en los pasados comicios.

El PP de Almería lleva mucho tiempo siendo el partido que mejor representa los intereses de los almerienses y así nos lo han reconocido elección tras elección. Es cierto que Vox irrumpió con mucha fuerza en algunos municipios. El PP de Almería ha sido honesto a la hora de hacer un análisis de por qué ha sucedido eso. Ese análisis siempre tiene que concluir en no buscar enemigos externos, sino mirar dentro de tu propia casa. El ciudadano valora mucho más la honestidad de decirle no siempre lo que quiere oír. Otros están en el discurso fácil de la barra del bar. El PP nunca puede convertirse en un partido que replica lo que dice la gente, señalando los problemas, pero sin aportar una solución.


Etiquetas:  #Fernández #Pacheco #portavoz #de #la #Junta #de #Andalucía #Quien #revienta #el #acuerdo #del #Poder #Judicial #es #Sánchez

COMENTARIOS