Festival sobre mojado de Fernando Alonso, que partirá segundo tras Verstappen
18:48
19 Junio 2022

Festival sobre mojado de Fernando Alonso, que partirá segundo tras Verstappen

El asturiano completa su mejor sábado en una década y se cuela entre el líder del Mundial y Sainz, que mantiene sus opciones para una carrera en seco.

Parrilla de salida Clasificación y tiempos Libres 3 Alonso se da un capricho bajo la lluvia A vueltas con el 'porpoising' Por qué podría perjudicar aún más a Mercedes Max Verstappen Duras críticas a los cambios de la FIA por el 'porpoising'

Fueron las manos de un campeón las que obraron la maravilla en Montreal. Fue el sábado de Fernando Alonso, que sólo cedió ante Max Verstappen en una sesión clasificatoria que también encumbró a Carlos Sainz, tercero con su Ferrari. Fue un sábado inolvidable para el automovilismo español, porque pasaron muchas cosas y todas buenas sobre un asfalto casi imposible de descifrar. Sobre los charcos, ninguno como Alonso. Cuando las condiciones variaron, Mad Max se rehízo con un par de vueltas sublimes. Aunque mal haría el líder del Mundial en confiarse desde la pole, porque el asturiano avisa: "Creo que le atacaré en la primera curva".

Una década después, Alonso se metió de nuevo en una primera línea de parrilla. Desde su tercer año en Ferrari, con la pole en Hockenheim y el segundo puesto en este Circuito Gilles Villeneuve, no veía tan cerca la posibilidad de una victoria. Y lo hará con ese A522 que no parecía demasiada cosa hace sólo seis días en Bakú. "Hemos sido competitivos desde los primeros libres y me he sentido muy a gusto en el coche", valoró tras aparcarlo junto a Verstappen y Sainz.

El paso adelante de Alpine, indudable, multiplicó su repercusión merced a Alonso, que aventajó en 1,6 segundos a Esteban Ocon, su compañero de garaje. Abrochó su crono en el último esfuerzo, con 15 centésimas de margen sobre Sainz, pero suyo fue el indudable protagonismo a lo largo de todo el sábado. Tras marcar el mejor tiempo de la mañana, confirmó los presagios con inaudita facilidad.

Decepción de Gasly y Vettel

Cuando aún caían algunas gotas, con neumáticos de lluvia extrema, Alonso ya dominó la Q1, con 58 milésimas sobre Verstappen y medio segundo ante Sainz. Mientras, Pierre Gasly y Sebastian Vettel, que le habían escoltado en los puestos de privilegio de la FP3, se precipitaban en el desastre. "No tenía agarre y parecía que algo se había roto", lamentó el alemán, incapaz de adaptarse a esas condiciones de visibilidad casi nula. Si la afición canadiense albergaba algún tipo de esperanza, la Q2 resultó asimismo inabordable para Lance Stroll y Nicholas Latifi.

En ese arranque, los comisarios habían anotado un incidente de Sainz por culpa de una reincorporación peligrosa a la pista. Finalmente, no se decidió castigo alguno para el madrileño, en cuyas manos había depositado sus esperanzas Ferrari. Y es que Charles Leclerc ya se sabía de antemano en el fondo de la parrilla. Tras asegurarse la penúltima plaza, no quiso asumir más riesgos el monegasco, que ni siquiera se subió al coche en la Q2.

La baja de su gran adversario pareció tranquilizar a Verstappen, a quien no se había visto nada cómodo durante el fin de semana. Las dificultades de Red Bull quedaron en evidencia con el accidente de Sergio Pérez, que destrozó el alerón delantero a la llegada a la curva 3. Un rival menos para quien pretendiera la pole y un respiro para la Scuderia, porque el mexicano sólo partirá cuatro puestos por delante de Leclerc.

Imposible con los 'slicks'

La primera bandera roja del fin de semana, con ocho minutos extras para que el asfalto evacuara el agua. Había que vislumbraba el carril habitual de las trazadas, aunque los charcos de la primera curva aún causasen estragos a George Russell. Esos momentos de inquietud tan habituales, en los que nadie sabe cuándo ha llegado el momento de retirar los neumáticos de agua.

Llegada la hora de la verdad, el baile de posiciones se sucedía al ritmo en que se secaba el asfalto. Asomaban Kevin Magnussen y Mick Schumacher, al volante del Haas, mientras Guanyu Zhou ganaba cuota de pantalla para Alfa Romeo. Incluso Lewis Hamilton parecía sentir el cosquilleo de antaño con su W13. Nadie en la isla artificial de Notre-Dame sabía muy bien a lo que atenerse.

Sainz, Verstappen y Alonso, tras la sesión clasificatoria.Sainz, Verstappen y Alonso, tras la sesión clasificatoria.AFP

¿Quién apostaría por los neumáticos slicks? Se antojaba una osadía, a tenor de de los charcos que salpicaban el primer sector, pero los sustos previos no hicieron escarmentar a Russell. De nada servían las gomas lisas. Sólo un juego de intermedios nuevo aseguraba alguna opción. Lo dejó bien claro Verstappen, parando el reloj en 1:22.701, un registro que ya parecía inabordable.

No obstante, Sainz guardaba su turno y asombraría pintando de morado el primer parcial. "Sabía que más adelante venía perdiendo algo de tiempo y quise hacer muy rápido la última curva. Ahí cometí un error que me costó medio segundo", explicó Carlos, a quien se le sigue atragantando la primera pole. Desde luego, su ritmo en las tandas largas en condiciones de seco se presume tan competitivo como el de Verstappen. Y con el sol debería volver la normalidad a Montreal. Un orden natural al que no quiere someterse Alonso.


Etiquetas:  #Festival #sobre #mojado #de #Fernando #Alonso #que #partirá #segundo #tras #Verstappen

COMENTARIOS