Francesca, Valentina y el ''me quedo'' de Luis Suárez
21:58
23 Mayo 2021

Francesca, Valentina y el ''me quedo'' de Luis Suárez

''Gracias Diego, no sólo por ganar sino por cambiar la historia'', le dedicó el alcalde Martínez Almeida a Simeone en la ceremonia de entrega del título de Liga.

Simeone 3.0 Una libreta camaleónica, la fuerza de su clan y un ejército de 'haters' Luis Suárez "Me menospreciaron. Esta Liga es especial" Fiesta La celebración en el parking del José Zorrilla que se les fue de las manos a los jugadores del Atlético Opinión Qué barato es Dios

Francesca y Valentina corrían despreocupadas por el césped del Metropolitano. Con sus chaquetas de cuero y su camiseta de rayas rojiblancas. Sabían que papá tenía que celebrar algo importante, pero tampoco conocían muchos más detalles. Desde la calle, unas voces, cientos, gritaban su apellido sin descanso. Papá estaba muy contento y elegante. También mamá. Y qué decir de la tía Natalia. Aunque puede que ninguno como su hermano Giuliano, que le tocó cuidar de ellas durante un rato. Desde allí, se quedaron mirando cómo un señor colocaba una copa con unos lazos rojos y blancos. Quién sabe si algún día se atreverán a preguntarle a Diego, su papá, que ya es leyenda, eso de: ¿por qué somos del Atleti?

Por si acaso, papá les devolvía el saludo desde el lugar que ocupaba junto a Joao Félix. Francesca y Valentina estaban tan a gusto en brazos de mamá. Y escucharon hablar a gente. Un señor que decían que era el Ministro de Cultura y Deportes y se llamaba José Manuel Rodríguez Uribes. "No siempre la justicia va de la mano del deporte, pero esta vez sí. El espíritu del Cholo no ha fallecido nunca", dijo refiriéndose a papá. Les hizo gracia que, por medidas, no hiciera el intento de ponerse la camiseta rojiblanca y se anudase la bufanda al cuello. Sí se la puso una mujer, a la que los alumnos de papá jaleaban y aplaudían. Isabel Díaz Ayuso se llama y es la Presidenta de la Comunidad de Madrid. También se la calzó un señor bajito que dicen que es el alcalde de Madrid y muy amigo de papá, que casi le desmonta de un abrazo. "Lo que es difícil es girar la historia y tú lo has hecho. Lo que es difícil es que los valores que has puesto trasciendan y lo harán. Gracias Diego, no sólo por ganar sino por cambiar la historia". Y, claro, papá se emocionó. Igual que Oblak, Luis Suárez, Koke o Ángel Correa, al que incluso pidió perdón por haberle silbado alguna vez en la grada. "Se lo dedico a todas las madres del Atlético", zanjó.

En la calle, la bandera a media asta y el brazalete negro en el cuerpo del Dios Neptuno por la desgracia de Saúl, el chaval de 14 años que entristeció el sábado de gloria del Atlético. Para él fue destinado el mensaje del presidente Enrique Cerezo. Fuera explotaban petardos, que acompasaban la celebración. Y la hierba se empapaba de serpentinas porque Luis Rubiales, el presidente de la RFEF, ya le había entregado la copa a Koke.

Los familiares saltaron al césped y Sabina y Leiva se hicieron con la megafonía. Ellas, Valentina y Francesca, acabaron jugando al corro de la patata con papá y con su hermano. Se lo habían pasado muy bien. Ahora sólo esperan que no tarde en repetirse. Su papá, seguro que también.


Etiquetas:  #Francesca #Valentina #y #el #me #quedo #de #Luis #Suárez

COMENTARIOS