Furor manga: ventas de récord para la última derrota de los superhéroes
01:45
11 Junio 2022

Furor manga: ventas de récord para la última derrota de los superhéroes

Los hay de todos los tipos y para todas las edades... y se venden a lo loco: los cómics japoneses viven su edad de oro en España, con un crecimiento del 200% en tres años

Cómic Los secretos del antihéroe del cómic español: "Goomer nació como todo en España, en un bar"

Durante el confinamiento, entre la conversación adulta vía Zoom, surgía con frecuencia una idea terrorífica: "Imagina que esto llega a pasarnos en la adolescencia". El caso es que millones de mini españoles que hoy conforman nuestra población joven sí tuvieron que acatar la orden innegociable y hormonalmente contra naturam que les impidió salir a la calle al encuentro de sus iguales y a la caza de su identidad. Las plataformas de series en streaming fueron aquellos meses el refugio de una generación que vivió durante 99 días como plantas de interior y luego con una libertad cercenada. Fue en ese momento cuando, una vez consumido el abundante contenido anime de las pantallas, nuestros púberes descubrieron el manga.

Un estudio publicado por Todostuslibros.com a finales del año pasado ponía números a este nuevo comportamiento: de los 100 libros más vendidos en España en aquel momento, 20 fueron mangas. En la cadena de tiendas de Fnac las ventas han aumentado casi un 200% desde 2019.

La tendencia ha seguido sumando y hoy este arte gráfico nacido en Japón se corona como el de mayor éxito en nuestro país por encima de los tebeos de superhéroes. Las grandes editoriales no han tardado en engrasar sus divisiones manga, toda vez que han surgido como setas sellos (25 hay en todo el país) centrados en su publicación. Japón causa furor entre los chavales, que desde la animación y las viñetas saltan inmediatamente a su gastronomía, su cine, su música...

Para dejarlo claro, el manga es infinito. No es un subgénero del cómic ni de la literatura, es un universo en sí mismo que condensa todas las temáticas -aventuras, terror, deporte, erotismo, costumbrismo, LGTB...- y que hoy apunta ya a todas las edades. Hablamos del mercado editorial más importante del mundo.

de los 100 libros más vendidos en España en el confinamiento, 20 fueron mangas.de los 100 libros más vendidos en España en el confinamiento, 20 fueron mangas.EL MUNDO

La piedra fundacional la coloca el dibujante Ozamu Tezuka, conocido como El Dios del Manga y creador de iconos pop históricos como Astro Boy. Tras la Segunda Guerra Mundial, Tezuka delineó el estilo de dibujo y narración que hoy relacionamos con este arte. Actualmente, un 60 por ciento de los japoneses leen como mínimo un manga a la semana, libritos en torno a las 200 páginas que se caracterizan por su dinamismo cinematográfico y su fuerza visual, su fácil consumo y su consecuente capacidad de enganche.

Miembro de la Asociación de Críticos y Divulgadores del Cómic y asesor de contenidos manga de eventos como Ficómic y Manga Barcelona, Oriol Estrada fue uno de esos lectores que llegó a la historieta nipona en la infancia, por la vía de 'Dragon Ball', y que no la abandonó en el tránsito a la edad adulta. En su opinión, tras la crisis y el parón de 2008, cuando el buen avance de esta industria se vio limitado por la cautela de los editores, una serie de mejoras tecnológicas posteriores lograron reimpulsar su publicación gracias al abaratamiento de los costes de edición.

En este nuevo contexto, nacieron editoriales como Milky Way (la más importante de las independientes) a las que la pandemia y los preadolescentes confinados les dieron el empujón definitivo. Hoy ya empieza a calar el término corona otakus para aludir a esta nueva masa lectora de entre nueve y 13 años. "Todos estos factores han creado un panorama mucho más amplio que ha acabado por atraer a un público diverso que, en muchas ocasiones, ya no abandona el manga nunca", resume Estrada, autor de títulos como '501 mangas que leer en español' y 'Cultura manga'.

A todo ello se une el hecho de que hablamos de libros muy asequibles (unos 7,5 euros de media), sobre todo en comparación con la subida de precios que han experimentado las grapas y toda la edición superheorística. Director Editorial de Cómic en Planeta, David Hernando abunda en que estos últimos dos años han transformado la industria. "Hemos doblado el mercado. Su coleccionabilidad y su accesibilidad también han sido claves. Son universos menos complejos para los que no se requiere un conocimiento previo".

Portada del manga 'Llegando a ti'.Portada del manga 'Llegando a ti'.EL MUNDO

Planeta es la casa responsable de la edición en España de algunas de las series más vendidas, como 'Naruto' y 'My Hero Academia'. En su mayoría, estos bestsellers se destinan a un público muy joven que acaba cogiendo la postura dentro de este mundo como ya ocurrió en los 80 y 90 con los lectores de cómic infantil y juvenil y que hoy son compradores de novela gráfica. En resumen, todo el mercado se beneficia de este boom. "A medida que las inquietudes aumentan, la audiencia puede ir encontrando mangas a la altura de su madurez. Series como 'Uzumaki', que tenemos editada en cartoné, apuntan a una población más adulta", añade Hernando. En septiembre, Planeta lanzará 'Kaiju No. 8', que en Japón ha despacha la friolera de cinco millones de ejemplares por tomo, el sueño húmedo de un editor. "Los sellos de allí no nos permiten dar cifras de lo que vendemos en España, son muy celosos en la revelación de datos", aporta. La piratería, comenta, ya no es un problema, el público es tan fiel que si una serie le atrae, la acaba comprando.

"A pesar de estas transformaciones, todavía hay quien piensa que vamos por la vida con katana", protesta Paula Navarro, responsable de la sección de Manga en la librería Norma, en Barcelona. Antaño, cuando una serie de éxito en Japón llegaba a España, pedía 100 ejemplares para la tienda. Hoy, sube fácilmente a los 1.000. Tras cuatro años en este departamento, ha visto aumentar ostensiblemente sus clientes, especialmente el público masculino y joven, los mayores consumidores de shnen, género juvenil de aventuras. "Hay series de este subgénero que nos acompañan desde hace mucho, como 'One Piece', y otras que se han convertido en superventas nada más aterrizar, como 'Tokio Revengers', editada por la propia Norma. Una vez que estos chicos devoraron todo lo que había en plataformas, se atrevieron con el anime y de ahí han llegado al manga. Por otra parte, los youtubers también han internacionalizado su consumo", expone la especialista, que no deja de recordar que otros autores destinados a un público más culto, como Naoki Urasawa o la clásica Rumiko Takahashi, también están gozando de excelente acogida entre los lectores. Con todo, en España solo vemos un 10 por ciento de lo que se edita en Japón.

Tan poderoso es el fenómeno, que ya podemos hablar de una generación de autores españoles, muchos de los cuales ya han puesto un pie en Asia. Es el caso de Kenny Ruiz, que empezó haciendo "mangañol", bromea Estrada, y que se introdujo luego en la vigorosa industria francesa para finalmente conquistar el mercado japonés con su serie 'Team Phoenix', conformada precisamente por personajes de Tezuka. En otras palabras, un español que dibuja para japoneses a las criaturas más sagradas de su cultura popular. Junto a Ruiz destacan otros como Eduard Balust y Juan Albarran, ambos con series regulares en Japón, o Ana C. Sánchez, autora de la celebrada 'Alter ego', que Planeta ha colocado ya en cinco países.

Portada del manga 'Uzumaki'.Portada del manga 'Uzumaki'.PLANETA

Al cabo, el manga engancha porque es un producto diseñado para la serialización y porque su marketing y estudios de audiencia están a la altura de los de las grandes series de televisión. Como ocurría con los dibujantes de DC en su día, los historietistas también sufren explotación por las exigencias de sus jefes. Si un producto no funciona, enseguida se fulmina y se lanza otro hasta dar con el éxito masivo.

Como con los videojuegos, todavía hay, coinciden los entrevistados, muchas voces que denuncian que la sexualización o la violencia del manga pueden causar estragos entre los menores de edad. Sin embargo, los sentimientos de compañerismo, amor y lealtad conforman el ADN en esta narrativa. "La revista 'Shnen Jump', que aglutina todos los grandes éxitos del manga, tiene como emblemas la amistad, la superación y la victoria", opone Estrada. Series como 'Tokio Revengers', que sigue la peripecia de criminales imberbes, aportan, sin embargo, un punto de rebeldía frente a la estricta sociedad nipona y centran el foco en el valor de los amigos. "No todas las series son para todas las edades. Pero, como en cualquier otro producto cultural, está en los padres determinar qué puede leer un niño".

Hay, por último, otro valor que atribuirle a estos tebeos, y es que son capaces de arrancar los libros de las mesillas de noche para propiciar el encuentro de los lectores en las tiendas de cómics, convenciones y ferias. Son ellos los que demandan traducciones, la fuerza motora de un mercado todopoderoso que presume de un sentimiento de comunidad a años luz de cualquier otro.


Etiquetas:  #Furor #manga #ventas #de #récord #para #la #última #derrota #de #los #superhéroes

COMENTARIOS