Garriga relega ahora a los 'hombres de negro' de Ortega Smith y avanza en la reestructuración de Vox
02:15
19 Diciembre 2022

Garriga relega ahora a los 'hombres de negro' de Ortega Smith y avanza en la reestructuración de Vox

El números dos de Abascal diseña un plan en tres fases para renovar candidatos autonómicos, municipales y las direcciones provinciales.

El nuevo secretario general de Vox, Ignacio Garriga, continúa adelante con la remodelación interna que inició tras relevar a Javier Ortega Smith.

Garriga impulsó un efecto dominó que le costó el puesto al vicesecretario de Organización, Tomás Fernández; al de Afiliación, Marcos Cruz; y al responsable territorial de Madrid y la zona sur, Jacobo Vázquez. Uno a uno, pieza a pieza, fueron desplazados o sustituidos de sus responsabilidades.

Pero la salida de Cruz y Vázquez es tan solo el penúltimo eslabón del proceso de renovación orgánica. ¿El último? El relevo pactado de los conocidos en el argot interno de la formación como los hombres de negro. Los delegados territoriales de Vox cuya manera de proceder pronto se convirtió en un foco de problemas para Bambú, sede central del partido en Madrid. 

[Vox cesa a su responsable de Afiliación y a Jacobo Vázquez, legionario de confianza de Ortega Smith]

Garriga, según ha podido saber este periódico, ha desplazado a todos ellos. "Desde el primer momento dejó en stand by sus funciones", aseguran fuentes de toda solvencia a este periódico. El secretario general y María Ruiz, nueva vicesecretaria de Organización, han desmantelado la estructura, tal y como la concebía Ortega Smith, para forjar un nuevo vínculo con unos territorios descontentos. 

El objetivo de ambos es diseñar un nuevo organigrama, según confirma un miembro del Comité Ejecutivo Nacional de Vox a este periódico. "El anterior modelo ya se ha cambiado", garantiza este cargo de la cúpula de Bambú.

"Los ceses serán pactados, como se hizo con Jacobo Vázquez [sargento legionario que ya ha solicitado su reingreso en la unidad militar]", añaden las fuentes citadas. Tal delicadeza se debería a la "información sensible" que atesora este personal del partido. Vox no quiere estridencias ni escándalos en la prensa que puedan afectarle.

Susana Suárez Villagrá, responsable nacional del área de Intermunicipal y procuradora por Palencia en las Cortes de Castilla y León, es la única que mantiene un encaje parecido dentro del área de Organización.

[Las últimas horas del secretario general Ortega Smith: el brindis final que certificó su caída en Vox]

Un plan en tres fases

Lo cierto es que ningún lío interno perturba los discursos de Abascal. La ruidosa salida de Ortega Smith hacia una de las vicepresidencias, el pasado 6 de octubre, fue el hecho que mayor réplica tuvo en los pasillos del Congreso. El líder de Vox busca ahora el foco político con una moción de censura a Pedro Sánchez, aun sin fecha, para la que busca a un candidato de consenso.

Garriga y María Ruiz, entre bambalinas, mientras, aceleran el paso. Se trata de un plan en tres fases con la vista puesta en el último fin de semana de mayo de 2023, cuando se celebrarán las elecciones municipales y autonómicas, donde Vox buscará ensanchar su poder territorial.

Abascal busca candidatos para ello. ¿Los primeros? En las autonomías. Habrá entonces que "desvestir santos", según señalaban fuentes de la dirección nacional hace escasas semanas. El nombre que suena con más fuerza es el de la diputada Inés Cañizares como candidata en Castilla-La Mancha, donde Emiliano García Page marca distancias con Sánchez.

Las listas municipales serán el segundo paso. Vox echará el resto en los ayuntamientos importantes con el propósito de fortalecer su sistema de pactos con el PP a pocos meses de las elecciones generales.

La diputada Rocío de Meer, una de las vicepresidentas del partido, se abre paso, sorprendentemente, como posible candidata a la alcaldía de Almería. La decisión se explica por motivos puramente personales. De hecho, en caso de esclarecerse su situación personal, no se descarta su vuelta al Congreso en noviembre.

Manuel Gavira, portavoz de Vox en el Parlamento de Andalucía, y a su vez sustituto de Olona, se postula como candidato al Congreso por Cádiz en sustitución de Agustín Rosety. El general, indican las fuentes consultadas, abandonaría la posibilidad de revalidar su escaño por motivos de edad.

El tercer y último objetivo será definir nuevos liderazgos provinciales. Garriga y Ruiz tendrán que emprender un trabajo de intenso reclutamiento. Son muchas las provincias descabezadas en los dos últimos años. O con liderazgos en entredicho por la disonancia entre los presidentes provinciales —cercanos, casi todos, a Ortega Smith y Fernández— y la militancia.

Vox ha experimentado toda suerte de turbulencias internas en los últimos meses, incluida la grieta tras la salida en dos tiempos de Macarena Olona después del fiasco en las elecciones andaluzas.

Frente a todo ello, Ignacio Garriga quiere aplicar "confianza, sonrisa y mucho trabajo". Podría parecer una arenga publicitaria cualquiera, o el lema impreso en una optimista taza de desayuno. Pero se trata de la declaración de intenciones del nuevo secretario general de Vox, extraña para un partido inclinado hacia mensajes más castrenses. Son las tres consignas que, en una entrevista reciente a Europa Press, aseguró Garriga querer imprimirle al partido. 

Ignacio Garriga Javier Ortega Smith Santiago Abascal VOX

Etiquetas:  #Garriga #relega #ahora #a #los #hombres #de #negro #de #Ortega #Smith #y #avanza #en #la #reestructuración #de #Vox

COMENTARIOS