Génova marca el rumbo hacia la ''centralidad'' y pide al partido pelear por el votante moderado del PSOE
01:57
3 Octubre 2021

Génova marca el rumbo hacia la ''centralidad'' y pide al partido pelear por el votante moderado del PSOE

La dirección del PP marca el rumbo hacia la ''centralidad'' para ampliar la base y no depender de Vox: ''El objetivo es gobernar en solitario''

PP El ex secretario general de la OTAN pide al PP que apueste por subir el gasto en defensa: "La libertad no es gratis" PP Ayuso hace una encendida defensa de Casado y se descarta para liderar el PP: "Tengo claro dónde está mi sitio, en Madrid"

Uno de los objetivos principales de la convención nacional del PP era el «relanzamiento» y el «rearme» del proyecto de «refundación» del centroderecha. El prefijo «re» como augurio de repetición de los pasos de José María Aznar y Mariano Rajoy. Porque si algo busca la dirección de los populares en este largo cónclave es apuntalar la operación de «ensanche» del partido «por la base». O sea, absorber al electorado de Ciudadanos e, incluso, disputarle al PSOE ese fértil caladero del centroizquierda moderado, donde el PP apenas pesca desde que se produjera el aluvión de votos prestados a Rajoy en 2011.

Esta estrategia supone, por tanto, un distanciamento explícito de Vox, un partido al que el PP quiere dejar fuera de cualquier ecuación gubernamental. El silogismo en la planta noble de Génova es el siguiente: «Si acaparamos el electorado de centro y ganamos con claridad las elecciones, Vox no tendrá otro remedio que apoyarnos desde fuera; el objetivo es gobernar en solitario».

En este sentido, el PP ya prepara una «plataforma» para aglutinar a todo el espacio «moderado» que está descontento con el PSOE o desencantado con la caída en desgracia de Cs. La creación de ese instrumento, revelada por EL MUNDO el viernes, comenzará la semana que viene. «Eso, a partir del lunes. Esto va por fases», apuntaron fuentes de Génova ayer, preguntadas por esta plataforma. «Se va a hacer, claro, pero ahora toca la convención», añadieron otras fuentes del PP nacional a este diario.

El discurso de Teodoro García Egea en la convención nacional del PP sirvió ayer para calibrar el rumbo político del partido y hacer que apunte más hacia el centro que hacia los postulados de Santiago Abascal. «¿Qué espacio debe ocupar el PP?», se preguntó el secretario general, consciente de que ésa es la pregunta clave que debe contestar su partido en esta convención. «Si aspiramos a volver a ser un gran partido de centroderecha que configure una nueva mayoría, hemos de ocupar precisamente ese espacio», se respondió a sí mismo. Es decir, sin «renunciar a los principios» por tener que pactar con Vox, por ejemplo.

«Ningún pacto puede alejarnos de la vocación de partido mayoritario para la que nacimos. Por eso decidimos que los gobiernos de libertad serían con Cs y sólo con Cs», aseguró Egea, en un mensaje claro a los cuadros del partido.

«Pactar con dos socios que no se hablan entre sí no es fácil, pero tres años después todos vemos que mereció la pena mantenerse firme» y no ceder ante las exigencias de Vox, dijo.

De hecho, García Egea aseguró que el PP necesita «un espacio electoral fronterizo con el PSOE para facilitar la permeabilidad del socialdemócrata defraudado con un Sánchez cada vez más radicalizado». Esto es clave para la operación de ampliación que quiere escenificar Pablo Casado con su discurso de este domingo.

Consciente del interés que generan en una parte de las bases del PP las batallas ideológicas que da Vox, García Egea llamó a mirar al pasado de «gestión» del partido: «Cada vez que tengamos dudas sobre hacia donde caminar, volvamos a nuestros principios más profundos. Nunca fallaremos», dijo, en una nueva referencia a pisar las huellas de Aznar y Rajoy.

El secretario general de los populares incidió en que el voto útil es la clave para desterrar al PSOE de La Moncloa: «Lo que más teme Sánchez es la unión de los españoles en torno al PP, sea cual sea el ámbito territorial». Para ello, eso sí, demandó no vender únicamente el marchamo de gestión («nuestro partido no es sólo un administrador»), sino intentar que todo el mundo «identifique al PP con nuestros principios más profundos». Dar la batalla ideológica, en suma.

Pero, claro, el PP no habla con la misma voz en Madrid que en Galicia, por ejemplo. García Egea justificó esas diferencias de criterio en que «siempre que haya que elegir entre defender a nuestra tierra o defender las siglas de nuestro partido se defiende primero nuestra tierra, porque es la mejor forma de ser del PP». «Ésa es una de las razones por las que los gallegos votan al PP», enfatizó.

El número dos del PP sacó pecho por la renovación orgánica de Casado. «Durante estos tres años hemos construido un gran partido». Y se reivindicó a sí mismo y a sus colaboradores: «Hoy es fácil ver que la estrategia ha sido la adecuada, pero cuando la tormenta está encima sólo los grandes equipos son capaces de ver detrás de las nubes», metaforizó.


Etiquetas:  #Génova #marca #el #rumbo #hacia #la #centralidad #y #pide #al #partido #pelear #por #el #votante #moderado #del #PSOE

COMENTARIOS