Gonzalo Higuaín: ''En Miami he encontrado la paz deportiva y emocional''
14:00
7 Agosto 2022

Gonzalo Higuaín: ''En Miami he encontrado la paz deportiva y emocional''

El ex del Madrid, Nápoles, Juve, Chelsea y Milán viste ahora el rosa del Inter Miami. ''Las críticas generan depresiones, anorexias, malas actitudes... Ahora me siento pleno'', confiesa a EL MUNDO.

Fue la mecha de las remontadas del Madrid de Capello en 2007 y marcó el gol del bicampeonato en 2008, pero el paso del tiempo no le regaló la suerte necesaria allí donde el Madrid más lo deseaba: la Champions League. Gonzalo Higuaín (Brest, 1987) se fue a Nápoles, donde se convirtió en Rey hasta que fichó por la Juventus, eterno rival. Ahora, después de pasar por Milán y Chelsea, agota partidos en el Inter de Miami de la MLS. De su vida, de los elogios y las críticas, de los goles y los errores, de los títulos y las finales perdidas, especialmente con Argentina, charla con EL MUNDO.

La semana pasada anotó un hattrick y fue jugador de la semana de la MLS. Está para el Mundial.

(Risas). Estoy muy contento. Tuve un año inusual. Me lesioné, me tocó estar muchos partidos en el banquillo, que es algo que nunca me había pasado, y ahora siento que me merezco esto. Quedan pocos partidos y ojalá podamos entrar en Playoff.

¿Ha encontrado paz deportiva y emocional en Miami?

Sí, las dos cosas. Después de tantos años en Europa encontré paz deportiva y emocional. Fue una decisión acertada, era lo que estaba buscando.

Buffon decía que si algún día le faltaba el fuego, se retiraría. ¿Usted lo sigue teniendo?

Sí, Gigi siempre me decía eso. Cuando no te fastidie perder, cuando tengas cansancio de viajar o no te apetezca entrar es el momento de decir basta. Yo lo sigo sintiendo. Estoy feliz.

¿Cómo ha vivido el cambio de una liga europea a la estadounidense? Es un camino que cada vez eligen más jugadores veteranos, como Gareth Bale.

El cambio se nota, pero es una liga difícil en la cual no puedes venir relajado. Cuando llegó Bale, Carlos Vela dijo que si quería jugar tenía que trabajar duro, y coincido con él. Yo cumplo ahora dos años aquí y es una liga competitiva. Intento transmitir los errores y virtudes que he vivido en mi carrera, porque en todos los equipos en los que he jugado estaba obligado a ganar. Este año me tocaron cosas raras y me tuve que replantear cosas. En abril fue mi último partido de titular, pasaron tres meses... Fue mucho trabajo y paciencia.

¿Cómo trata a los chicos jóvenes? ¿Los ve muy diferentes a como era usted de joven?

Sí, son diferentes. También por la sociedad, cuando yo era joven no existía toda esa interacción con los teléfonos. La sociedad te empuja y los jóvenes se adaptan, pero sí que veo quizás en lo personal que te escuchan menos, pero no los culpo. Es la sociedad que te lleva a ser así.

Sergio Ramos le llamaba "vinagre".

(Risas) Sí, era muy calentón. Mi papá era así... Pero gracias a Dios ya no me enojo por tonterías. Trato de aprender.

¿Cómo ha gestionado las críticas, tanto en la selección como en los clubes?

A todo ser humano le molestan las críticas, ya seas jugador de fútbol, arquitecto... Lo que sea que hagas en tu vida. Después de la final del Mundial 2014 contra Alemania sí que en las redes sociales... Pff. No sólo en mi caso. Es algo que te baja la autoestima, genera depresiones, anorexias o que tu actitud ante el mundo sea mala por la cantidad de cosas que dicen detrás de una computadora. Cualquier persona tiene esa facilidad de criticar, de insultar sin conocerte, sin conocer tu vida, y después llámalo envidia, frustración... Enfocan todo eso en la vida de un tipo exitoso. Al exitoso siempre esperan que le vaya mal y tendría que ser al revés, admirar por qué llegó a ese éxito. Pero es parte de la vida. Soy una persona muy fuerte mentalmente y el apoyo de mi familia siempre me hace estar estable, pero también tuve que trabajar bastante en algunos aspectos y hoy me siento pleno y feliz. Hay jugadores que me dicen "si hubiera jugado con uno sólo de los jugadores con los que jugaste tú, sería la gloria". Jugué con los mejores, siete años en el mejor equipo del mundo... Pasé momentos muy malos, pero como la vida, todos en sus profesiones tienen momentos así y lo importante es aprender, cambiar y sufrir lo menos posible. La vida se trata de lo simple y lo más importante es ser feliz, aunque no sé si existe la felicidad. Es tratar de estar lo mejor posible y que las cosas irrelevantes no te lastimen, pero eso te lo da la madurez y la experiencia.

¿Se arrepiente de algo?

No, de nada. Al contrario. El fútbol me dio muchísimo más de lo que esperaba. Lo que pasa es que en el fútbol está la posibilidad de ganar y perder, y yo he podido jugar todas las finales posibles de todas las competiciones. Mundial, Copa América, Champions, Copas, Supercopas... Me faltó el Mundial de Clubes. Jugué todo, soñé todo y luego puedes ganar o perder, pero las viví. Jugué en el mejor equipo, fui campeón en todos... No me arrepiento de nada.

¿Cuánto ha tenido que pagar de su vida por jugar al fútbol?

El fútbol te quita más de lo que te da, sin duda. La gente dice "la carrera que has hecho, dónde has vivido"... Sí, eso está muy bien, pero me quitó adolescencia, me quitó momentos con mis amigos, cumpleaños con mi familia... Mira, desde que tengo 18 años no sé lo que es tener un fin de semana libre, algo simple como montar un plan un sábado por la tarde. El 50% de mi vida entera ha sido estar en hoteles y viajes. Las tristezas y el tener repercusión mundial si haces las cosas bien o mal quita más de lo que da, pero no me quejo en lo que me dio o quitó. Sí creo que hay que cambiar la manera de criticar y opinar hacia un jugador. No porque un jugador esté en el Madrid y tenga dinero ya lo tienes que descalificar por un lado que no es futbolístico si juega mal. Descalificar despectivamente no está bien. Luego cuando un jugador descalifica a un periodista parece que está mal, porque tú eres futbolista, ganas dinero y supuestamente no tienes derecho a juzgar a nadie. Si juzgas, asume ser juzgado.

Seguramente usted sea el jugador que más veces ha jugado al lado de Messi y Cristiano.

Entonces mira, eso que acabas de decir... Jugué con los dos mejores jugadores de los últimos... No sé, de los mejores de la historia, y con dos de los mejores porteros de la historia como Buffon y Casillas, estuve siete años en el mejor equipo de la historia, metí más de 100 goles, 15 títulos, el segundo jugador argentino con más partidos en el Madrid. "Sí, pero te pasó esto...", dicen. Bárbaro, lo acepto. Pero mi carrera habla por sí sola.

¿Con Messi y Cristiano es fácil jugar por su calidad pero difícil por la presión?

Yo no sentía presión de jugar con ellos. Sentía privilegio, felicidad y placer. Mira lo que me regaló el fútbol. Trataba de adaptarme a ellos, no que ellos se adaptaran a mí, y quizás por eso he sido de los que más jugó con los dos. Un orgullo.

Cuando se va del Madrid llega a 36 goles en Nápoles, y cuando Cristiano deja el Madrid Benzema se convierte en líder y pichichi. ¿Ve similitudes entre ambos cuando dejan de jugar al lado de Cristiano?

No sé. El primer año que llegó Cristiano al Madrid yo metí 27 goles y el 26. Después bueno... Él metía 50 goles por año. ¡Cómo haces para meter 50! (Risas) Cris obviamente era el predominante, el jugador que todos esperaban que metiera goles, pero yo disfruté de jugar con los dos. Nunca lo padecí. Fui un privilegiado.

Si usted se hubiera quedado en el Madrid, ¿hubiera ganado también las cuatro Champions en cinco años?

(Risas) No lo sé. No pasó, así que no sé. Fui un privilegiado de jugar ahí, de vivir lo que viví. Siendo un chaval de 19 años cuando fiché, haber estado siete años allí es un enorme orgullo. No es que hubiera llegado formado, con 24 años, no, llegué con 40 partidos en River Plate al mejor equipo de la historia, donde todos pensaban que iba a durar dos minutos, y jugué siete años. Cuando volví con el Milán me ovacionaron y para mí eso vale más que cualquier título. Siempre voy a querer al Madrid. La realidad es que para mí después del Madrid no hay nada mejor.


Etiquetas:  #Gonzalo #Higuaín #En #Miami #he #encontrado #la #paz #deportiva #y #emocional

COMENTARIOS