Guerra total entre Israel y Hamas
22:36
15 Mayo 2021

Guerra total entre Israel y Hamas

Tras los proyectiles a Tel Aviv, Israel intensifica sus bombardeos y derriba una torre que albergaba las oficinas de algunos medios de comunicación internacionales alegando que también servía como ''centro militar de Hamas''

Oriente Próximo Operación Guardián de las Murallas: el ataque israelí a los túneles de Hamas Crisis Drones suicidas para tratar de burlar la Cúpula de Hierro

La escalada entre el Ejército israelí y las milicias palestinas ha subido varios peldaños de golpe con el bombardeo, tras ser evacuado, de un edificio de 12 plantas en Gaza, que albergaba las oficinas de algunos medios de comunicación internacionales, o nuevas ráfagas de proyectiles contra Tel Aviv y alrededores. En el pasado, la intensificación de la espiral de violencia sirvió paradójicamente a veces como la antesala a una tregua. La pregunta es si también será en esta escalada más virulenta que las otras.

Tras seis días de masiva ofensiva aérea israelí, el número de muertos dado este sábado por el ministerio de Sanidad del paupérrimo enclave controlado por el grupo islamista Hamas alcanzó los 140 muertos, entre ellos 34 niños. En Israel, la cifra llegó a 10, entre ellos dos menores. El primer ministro israelí, Benjaminn Netanyahu, ha asegurado que están haciendo "todo lo posible" para evitar o limitar la muerte de civiles pero que la operación israelí en Gaza "no ha terminado" y que continuará mientras "sea necesario".

Por la mañana, todas las miradas se centraron en el campo de refugiados gazatí de Shati a raíz del ataque que acabó con la vida de 8 niños y dos mujeres de la familia de Abu Hatab. El bombardeo golpeó el edificio de tres pisos en el que se encontraban. "La casa fue atacada sin que Israel nos avisara antes", dijo Abu Hatab que pidió al jefe del brazo armado de Hamas que se vengue: "Todos somos soldados de Mohamed Deif, acaba con ellos".

"Vi los cuerpos de cuatro personas, incluidos niños, que eran trasladados de urgencia al hospital. No pude aguantar y volví corriendo a mi casa", dijo un vecino, Said Alghoul, señalando que vio cómo aviones israelíes lanzaron tres misiles. El equipo sanitario reveló que un bebé sobrevivió.

Para el portavoz de Hamas, Hazem Qassem, "es una masacre. Este crimen refleja la incapacidad de la ocupación ante la resistencia en Gaza, Cisjordania y Jerusalén". El Ejército israelí afirmó que sus cazas actuaron en la zona de Shati contra importantes cabecillas de Hamas y señaló que hacen "todo lo posible para evitar el daño de civiles".

"Desde el inicio de la escalada que empezó Hamas al atacar Jerusalén, tenemos pruebas de que han muerto 75 terroristas de Hamas y docenas de Yihad, mientras al menos 20 civiles en Gaza murieron por los proyectiles de Hamas que quedaron cortos y cayeron en su territorio", afirma el portavoz militar, Roni Kaplan.

Decenas de proyectiles contra Tel Aviv

La respuesta de Hamas al ataque de Shati se tradujo en decenas de proyectiles contra Tel Aviv y alrededores llegando incluso a la localidad árabe israelí de Taibeh, más al norte, donde no pocos habitantes lo celebraron repartiendo caramelos.

El impacto de un proyectil en una casa causó la muerte de un israelí en Ramat Gan (adyacente a Tel Aviv), que volvió a la pesadilla de 1991 cuando el presidente iraquí Sadam Husein lanzó 39 scuds para intentar provocar la reacción de Israel y así romper la alianza estadounidense-árabe en la Guerra del Golfo. "¡Basta ya! ¡Hay que acabar con los terroristas de Hamas", decía Sason en Ramat Gan.

La represalia israelí fue rotunda e inmediata: la destrucción de un edificio de 12 pisos en Gaza que entre otros clientes albergaba a la cadena Al Jazeera y la agencia de noticias estadounidense AP. El Ejército llamó al dueño del edificio para que lo evacuase. "Estáis en peligro. Os pido que salgáis de ahí", decía en árabe un oficial israelí por teléfono al dueño que por su parte, le pedía otros 10 minutos para desalojar la emblemática torre.

Finalmente, tras ser evacuada Al Jalaa colapsó por "tres potentes misiles" tal y como recoge AP, cuyo presidente Gary Pruytt se mostró "conmocionado y horrorizado". Al Jazeera anunció que tomará medidas legales. Según el Ejército, el edificio era usado también como "comando general de la Inteligencia conjunta de Hamas" y Yihad y servía de "escudo humano" para sus efectivos. Se trata del tercer edificio de más de diez plantas destruido por Israel.

Capacidad para seis meses más

El brazo armado de Hamas prometió "una respuesta demoledora" avisando que haría "temblar Tel Aviv". Según su portavoz, Abu Oveida, tienen capacidad de lanzar proyectiles a Tel Aviv durante seis meses más.

La ONU, que pidió un inmediato cese del fuego, informó de 10.000 desplazados que tuvieron que abandonar sus casas huyendo de las bombas en el enclave costero. Precisamente en la jornada de Nakba (Catástrofe) en la que los palestinos recordaban este sábado a los 700.000 que fueron expulsados o huyeron de sus casas en la guerra del 48 tras la independencia de Israel, UNRWA (Agencia de la ONU para los refugiados de Palestina) abrió sus escuelas a los que vieron sus casas destruidas o dañadas.

Aunque en una jornada tan virulenta hablar de tregua parece surrealista, la mediación sigue trabajando entre bambalinas para al menos lograr un cese del fuego temporal. El enviado especial de EEUU, Hady Amr, que llegó a Tel Aviv este viernes, se sumó a la mediación egipcia para lograr una tregua.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, justificó hoy ante el presidente estadounidense, Joe Biden, el bombardeo de las oficinas de AP. "Netanyahu resaltó que Israel está haciendo todo lo posible para evitar cualquier daño a los que no están involucrados" en el conflicto, aseguró la oficina del primer ministro israelí en un comunicado. "La prueba es que los edificios que tienen locales de terroristas son evacuados de gente no involucrada antes de ser atacados". El presidente palestino, Mahmoud Abbas, recibió el sábado su primera llamada telefónica de Joe Biden desde que llegó a la Casa Blanca, dijeron sus servicios en Ramallah, en la ocupada Cisjordania. En ella el presidente de EEUU pidió a Abas que Hamas debe dejar de "disparar cohetes contra Israel".

Por su parte, Hamas estaría interesado en una tregua ante el castigo tanto a su brazo armado (efectivos, infraestructuras y arsenal) como a la propia Gaza (edificios, electricidad, etc.) tras una ofensiva que su liderazgo no esperaba fuera tan masiva. Además, alegaría que logró sorprender a Israel en el primer día, no cesó el lanzamiento de proyectiles y se hizo con el liderazgo de la causa por Jerusalén.

¿Israel? La versión oficial es que "la ofensiva continuará hasta que se retome la calma y no ataquen más a nuestras ciudades", pero oficiosamente empiezan a valorar una tregua en próximos días. En la cúpula militar, se cree que el daño infringido a Hamas en solo seis días es superior al de los 50 días en la guerra del 2014. Hay voces, sin embargo, que piden seguir la ofensiva para acabar completamente con las capacidades de Hamas.

El temor a nuevos frentes (enorme ola de violencia interna entre árabes y judíos, Cisjordania y el Líbano con el grupo chií libanés Hizbulá) es clave en la toma de decisiones tras una de las semanas más violentas de los últimos años. Es muy posible que la destrucción de la torre que servía de sede de algunos medios internacionales eleve la presión sobre Israel para iniciar el camino hacia un alto el fuego.


Etiquetas:  #Guerra #total #entre #Israel #y #Hamas

COMENTARIOS