Hacienda investiga si la regularización de Juan Carlos I se ciñe a la verdad
03:15
27 Febrero 2021

Hacienda investiga si la regularización de Juan Carlos I se ciñe a la verdad

El proceso de declaración, adelantado por EL ESPAÑOL, afecta a gastos de Juan Carlos I pagados por Álvaro de Orleans a través de la Fundación Zagatka. 

La Agencia Tributaria va a comprobar la veracidad de los datos aportados por Juan Carlos I en la regularización de 4.395.901 euros adelantada en exclusiva por EL ESPAÑOL. En concreto, se van a comprobar los datos aportados y los motivos por los que se ha llevado a cabo ahora esta declaración, así como la procedencia del dinero empleado para saldar la deuda con el fisco. 

Los inspectores analizan a qué responden las rentas declaradas ahora por el Emérito y que han provocado un incremento de su patrimonio en el IRPF. Según explicaba este viernes su abogado, Javier Sánchez Juncose trata de “rentas derivadas de la asunción, por la Fundación Zagatka, de determinados gastos por viajes y servicios realizados por Su Majestad de la que podrían derivar determinadas obligaciones tributarias que han quedado regularizadas”.

Se trata de un dinero recibido con posterioridad a junio de 2014, cuando abdicó la corona en Felipe VI. Es decir, que entonces ya no tenía la protección de inviolabilidad como jefe del Estado y, por tanto, podría haber sido sancionado por la Agencia Tributaria si no hubiera realizado la declaración pertinente, además de arriesgarse a un proceso penal por un posible delito fiscal en función de la cuota defraudada en cada ejercicio.

Procedencia del dinero

Tal y como ha adelantado EL ESPAÑOL, para pagar los 4,3 millones de euros, Juan Carlos I ha recurrido a préstamos de empresarios amigos. Sin embargo, las fuentes consultadas explican a este diario que también se analizará la procedencia de ese dinero para descartar que pueda haber salido de cuentas situadas en el extranjero con titularidad del Emérito o que no hayan sido declaradas al fisco español. 

Se trata de un procedimiento de comprobación habitual cuando se produce este tipo de regularizaciones y que podría alargarse meses. No sería extraño, explican inspectores de Hacienda, que se solicite documentación adicional para llevar a cabo las verificaciones necesarias.

Inciden también en que una vez que se cierren las actuaciones ya no cabría opción de sancionar al Emérito por los ejercicios fiscales que puedan afectar a esta regularización. 

Ahora bien, igual que no podrá ser sancionado, Juan Carlos I tampoco podrá volver a llevar a cabo un procedimiento regulador que corresponda al mismo período en la declaración del IRPF. Es decir, que quedan completamente cerrados de cara a futuro y, por ende, si hubiera nuevas regularizaciones tendrían que corresponder a otros ejercicios. 

Investigaciones anteriores

La regularización de 4,3 millones efectuada por el Emérito se ha producido de forma voluntaria. Ni la Fiscalía ni la Agencia Tributaria tenían abierta ninguna investigación por los pagos de los gatos del Rey Emérito por parte de la Fundación Zagatka, creada por Álvaro de Orleans, primo del monarca Emérito. 

Ha sido el propio Álvaro de Orleans el que ha asumido ante el fiscal suizo Yves Bertossa que ha abonado gastos de don Juan Carlos. En concreto, vuelos a EEUU, Canadá, República Dominicana o países del golfo Pérsico en donde el exjefe del Estado se encuentra en la actualidad. 

De las manifestaciones de Álvaro de Orleans en la investigación que lleva a cabo Bertossa ha tenido conocimiento la Fiscalía General, que tiene abiertas tres investigaciones sobre el patrimonio del Rey Emérito. 

Una de ellas se refiere a la fortuna que ocultó en Suiza, de la que también ha informado EL ESPAÑOL; otra, la supuestamente relacionada con un trust en la isla de Jersey, con el que el entorno de don Juan Carlos niega toda relación; y, finalmente, la referida a los gastos pagados por el empresario británico-mexicano Allen Sanginés-Krause, que fueron objeto de una primera regularización fiscal el pasado 20 de diciembre por importe de 678.393 euros.

En aquel entonces la fórmula elegida fue la declaración a través del Impuesto de Donaciones y Sucesiones, competencia de recaudación cedida a la Comunidad de Madrid. Sin embargo, tal y como ha contado este medio, la regularización de 4,3 millones presentada esta semana se ha hecho a través de un aumento de patrimonio en IRPF. ¿El motivo? La factura a pagar a través de donaciones hubiera resultado "inasumible" para el monarca, según el entorno del exjefe del Estado. 

Las fuentes consultadas por EL ESPAÑOL insisten en recordar que Felipe VI ha retirado a su padre toda asignación del presupuesto de Casa Real. Por tanto, debe mantenerse y abonar todos sus gastos a través de su propio patrimonio. Es por ello por lo que Juan Carlos I ha tenido que recurrir a préstamos de amigos para pagar al fisco en esta ocasión, una tarea que no ha resultado sencilla, afirman quienes conocen cómo se ha llevado a cabo todo este proceso.


Etiquetas:  #Hacienda #investiga #si #la #regularización #de #Juan #Carlos #I #se #ciñe #a #la #verdad

COMENTARIOS