“Hamas es un veneno para la causa palestina”
00:03
15 Mayo 2021

“Hamas es un veneno para la causa palestina”

Fleur Hassan Nahoum, vicealcaldesa de Jerusalén, asegura que Hamás ha instigado el conflicto por motivos electorales

Fleur Hassan Nahoum (1973), vicealcaldesa de Jerusalén desde 2018, dirige las relaciones exteriores, económicas y el turismo de la ciudad, eterno foco de disputas y origen del actual conflicto que enfrenta a Israel con Hamás. Hija de padres judíos marroquíes y nacida en Londres, Hassan Nahoum se crió en Gibraltar y estudió Derecho en el King’s College de Londres. En 2001 emigró a Israel donde se casó y tuvo cuatro hijos.

En una entrevista telefónica con LA RAZÓN asegura que Hamás ha iniciado la ola de ataques como respuesta a la “agenda de paz” israelí con los países del Golfo y también para obtener ventaja de cara a las elecciones palestinas. El mes pasado, el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, aplazó sin fecha los comicios legislativos previstos para el 22 de mayo ante el veto de Israel a que se celebren en Jerusalén Este al mismo tiempo que en Cisjordania y la Franja de Gaza.

¿Cree que este conflicto entre Israel y Hamás derivará en una guerra abierta?

Yo soy optimista y espero que no se convierta en una guerra, pero parece ser que Hamás, que está apoyado por Irán y por muchos otros países de la hermandad musulmana, quiere eso. Hamás no está contento con la agenda de la paz que tiene Israel con los países del Golfo, tampoco le gustan las conversaciones dentro de Israel de los partidos árabes formar parte del gobierno israelí. Los ataques de Hamás es su reacción a todo lo que está ocurriendo y que no encaja en su agenda.

¿Cree que a Hamás le interesa una guerra?

No sé si le interesa una guerra, pero sí un conflicto, un enfrentamiento porque políticamente a ellos les hace bien. Los palestinos tenían convocadas elecciones, pero Mahmud Abbas las canceló con la excusa de Jerusalén, cuando en realidad él sabe que las va a perder y por eso las ha cancelado. A nosotros no nos ha cogido por sorpresa. A Hamás, en cambio, le interesan las elecciones y esto que estamos viviendo es la campaña política de Hamás. Su discurso es que ellos son los que están protegiendo Jerusalén y los que están luchando contra el sionismo.

¿Qué efectos tendría una victoria de Hamas en las elecciones palestinas?

Para nosotros sería algo muy malo. Hamás no nos reconoce, quiere destruir Israel y cuenta a su gente que un día van a matar a todos los judíos y los van a tirar al mar para liberar el país entero. A ellos no les interesa la solución de los dos estados sino destruir Israel. Hamás es un veneno para la causa palestina. No ha aportado nada a su población más que miseria. Espero que los palestinos tengan algún día un líder como Mandela, como Gandhi, que les dé cosas buenas, y no solo guerra y miseria. Si hubiéramos tenido alguien como Mandela ya tendríamos la paz hace muchos años.

¿Israel ha tenido algún Mandela?

Muchos. Tenemos Menájem Beguín, que hizo la paz con Egipto; a Isaac Rabin, que firmó los acuerdos de Oslo; tenemos también a Ehud Barak, que siguió con los acuerdos de Oslo y dio a los palestinos todo lo que querían, pero Arafat se dio la vuelta. El problema es que los palestinos están tan divididos. Mahmud Abas no tiene ningún control ni autoridad. Cuando la gente dice que hay que hacer paz con los palestinos, en realidad no sabemos con quién, porque están muy desunidos.

¿Qué balance hace de la gestión del líder palestino Mahmud Abas?

Ha sido un líder que ha actuado como una mafia con su familia. Mis amigos palestinos me dicen que están cansados de tanta corrupción, eso no es una democracia. Pero Hamás no es la solución, todo el mundo lo sabe.

Israel aún no ha logrado formar Gobierno tras las cuartas elecciones en menos de dos años. ¿De qué manera afectará a la situación política israelí los enfrentamientos con Hamás?

Va a afectar bastante. En medio de una confrontación, casi una guerra, una coalición con los partidos de izquierda va a ser más difícil para los partidos de derechas. Eso beneficia a Netanyahu, pero quién sabe, la política israelí es muy cambiante.

Este conflicto se originó por el desalojo de unas familias árabes en la parte vieja de Jerusalén. ¿Qué pasó?

Hay familias viviendo en casas de Jerusalén sin los documentos de propiedad, lo que sí hay son judíos que tienen escrituras, así que un juez adoptó una resolución buenísima que permite a las familias árabes que se registren como inquilinos protegidos, sin que nadie les pueda echar nunca. Todo se vino abajo cuando los abogados de la Autoridad Palestina se metieron por medio e instaron a esas familias a que no llegaran a ningún acuerdo con las autoridades. El resultado es que ahora se encuentran con que no tienen ninguna opción de quedarse allí y les van a echar.

¿Por qué Jerusalén es un foco de tensión constante?

Todo el mundo pone a Jerusalén en el centro de su agenda política. Todo lo relacionado con Jerusalén se politiza en seguida cuando en realidad esta ciudad debe ser para sus residentes, para los 900.000 vecinos que viven aquí, de los que un 40% son árabes pero también tenemos ortodoxos, ultraortodoxos, laicos, hay de todo, tenemos una diversidad enorme.

¿Cómo lidia con esta situación como responsable municipal?

Tratando de calmar, hablando con todos los líderes de la parte este de Jerusalén. Trabajamos todos los días con ellos, con la sociedad civil, con las asociaciones de vecinos para tratar de desarrollar la parte este de Jerusalén para mejorar la vida de todos los residentes, judíos y árabes por igual.

¿Será Jerusalén la capital de Israel reconocida por todos los países occidentales?

Acabo de salir de una cena con la embajadora de Kosovo, el primer país musulmán que ha abierto una embajada en Jerusalén. La República Checa también tiene su embajada aquí. Soy una persona optimista y espero que eso acabe ocurriendo. Creo que el mundo tiene que reconocer la realidad. Jerusalén ha sido, es y será siempre la capital de Israel y del mundo judío.

¿Hay miedo estos días en las calles del país?

Claro que sí, hay niños muy asustados que van todos los días los refugios. Ayer sonaron las alarmas por lanzamiento de cohetes y tuvimos que ir a rescatar a mi hijo que estaba jugando en la calle con los amigos. No se puede vivir así.

¿Jerusalén ya ha pasado página del coronavirus?

Estamos muy bien ahora, con el 80% de la población de la ciudad vacunada, tanto judíos como árabes. Nos tuvimos que enfrentar al reto de vacunar a la población árabe mayor, muy recelosos de la vacuna, tenían muchas sospechas, así que hicimos una campaña muy buena en la que los jóvenes convencían a sus mayores para que se vacunaran. Logramos el récord en el país. Los ultraortodoxos también fueron muy difíciles de convencer. Nosotros tenemos dos poblaciones problemáticas, por religión y por política, que son los ultraortodoxos y los árabes. Pero trabajamos duro para poder integrar a estas dos poblaciones y darles oportunidades.


Etiquetas:  #Hamas #es #un #veneno #para #la #causa #palestina

COMENTARIOS