''Hemos perdido el control de nuestros familiares'': las quejas a Mónica Oltra por las residencias
03:27
3 Febrero 2022

''Hemos perdido el control de nuestros familiares'': las quejas a Mónica Oltra por las residencias

Las familias con ancianos en residencias valencianas piden que se feleibilicen las restricciones y denuncian el asilamiento de sus mayores.

"Los mayores están agotados. Nuevos aislamientos que les descomponen, que no entienden... Cuidados deficitarios, pérdida de salud, deterioro. Mucha tristeza".

Es el mensaje desesperado que vuelve a lanzar la Coordinadora de Familiares y Usuarios de Residencias de la Comunidad Valenciana (Recova) para que se felixibilicen las restricciones. Esta organización, creada en junio de 2021, pide cambios "imprescindibles" para ofrecer a las personas mayores que viven en residencias una vida digna y con respeto a sus derechos.

Las familias denuncian el efecto negativo que está teniendo la variante ómicron en la salud mental de los usuarios y subrayan que "se precisa un plan de choque para los mayores de residencias". "Hemos perdido el control sobre nuestros familiares", insiste Ester Pascual, una de las portavoces de Recova, en declaraciones a EL ESPAÑOL.

Las competencias en esta materia están derivadas a las comunidades autónomas. Las restricciones vigentes en las residencias de personas mayores de la Comunidad Valenciana prácticamente no se actualizan desde el 14 de septiembre. "Hay residencias que, ante un solo positivo, han cerrado a cal y canto, lo cual no se ajusta a la normativa actual", dicen los familiares. "Y a los negativos no pueden vetarles las visitas y salidas sine die. Cuarentena tras cuarentena, hay familiares que llevan más de un mes sin ver a sus residentes", añaden.

Han reclamado en reiteradas ocasiones que se publiciten los planes de contingencia. "Es incomprensible que cualquier centro educativo lo ponga a disposición de los padres, y en el caso de los centros residenciales, esto no ocurra. Los mayores no les pertenecen y actúan como si así fuera".

"Queremos acceder a sus habitaciones, no para hacer las visitas, sino para controlar los armarios. Los pocos residentes que tienen teléfono móvil nos han llegado a trasladar que otros usuarios están usando su ropa o te piden demasiadas reposiciones de prendas interiores", cuenta Ester Pascual.

Los familiares explican que la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas, que encabeza la líder de Compromís Mónica Oltra, les ha trasladado que tienen que esperar a que la sexta ola remita para flexibilizar las restricciones, garantizar la salud de los mayores. Además, instan a que denuncien aquellos centros que no respete la normativa.

"Hay una sanción, se va el inspector de la conselleria y estamos en las mismas. Es cierto que el Gobierno autonómico ha aumentado el número de inspectores, pero no hay tantas personas para inspeccionar", razonan.

"Nos reunimos todos los meses con Políticas Inclusivas. Escucho en declaraciones a Mónica Oltra y siempre se queja de que está desbordada. Que no hay personal suficiente, todo parece que sea un problema de personal. Dirige una conselleria de colectivos vulnerables y tendrá que exigir que le refuercen la plantilla, no puede ser siempre la falta de personal la respuesta", apuntan los familiares.

La vicepresidenta valenciana y consellera de Igualdad, Mónica Oltra.

La vicepresidenta valenciana y consellera de Igualdad, Mónica Oltra.

"Hemos perdido el control porque, al no poder entrar, no sabemos cómo están o si les hace falta alguna manta o ropa que abrigue más. No lo vemos. Como hay una carenica de personal tan grande, antes de la pandemia los familiares ayudábamos a los auxiliares de las residencias a dar de comer o cenar. Esa auxiliar de tu madre ya no se preocupaba y podía atender a otra persona. No todas las residencias son igual de responsables en los registros y hay casos en los que te dicen que, 'ha cenado', y luego tu madre ha perdido 20 kilos en unos meses", explica Ester Pascual.



La patronal

La Asociación Empresarial de Residencias y Servicios a Personas Dependientes de la Comunitat Valenciana (Aerte) comparte las inquietudes de los familiares, pero recuerda que es la Conselleria de Sanidad Universal, en este caso gestionada por la consellera socialista Ana Barceló, la que marca las restricciones.

"Hemos tenido un problema, Sanidad decía una cosa e Igualdad otra, la coordinación entre consellerias ha ido mejorando con el tiempo, pero ese ha sido el verdadero problema", afirma a este periódico José María Toro, presidente de Aerte.

Según los últimos datos difundidos por la patronal, los contagios en residencias de personas mayores han caído un 3,78% frente al incremento del 20,93% general y los fallecimientos se mantienen a pesar la subida del 25,55% general.

En la semana del 17 al 23 de Enero se contabilizaron 788 casos en los centros residenciales de personas mayores en la Comunidad Valenciana, frente a los 819 de la semana anterior (-3,78%) y 247 trabajadores se vieron afectados, respecto de los 394 de la semana anterior (-37,30%).

"Estamos en otra fase. La vacuna lo ha cambiado todo", insiste Toro, quien confía en que en las próximas semanas se elimine "el 5% de las plazas que no nos dejan ocupar para aislamiento". Una medida, denuncian, que impide el ingreso de personas dependientes que siguen en lista de espera.

"Con las actuales restricciones, si un trabajador se contagia porque su hijo ha dado positivo, ya es un brote y no puede haber visitas", declaran desde la patronal. Una situación que muchos usuarios no llegan a entender por el deterioro cognitivo que arrastran.

"Los que no lo comprenden, lo pasan fatal. Y los que lo entienden, también porque nos llaman y dicen que no aguantan así. Te dicen, '¿tan mala madre o padre he sido?'. Los psicólogos no pueden acceder a las zonas covid y nadie puede darles ese apoyo emocional o psicológico que necesitan", critica la portavoz de las familias valencianas.

El modelo valenciano

Aerte no cree que el modelo asistencial valenciano, en su gran mayoría privatizado, sea el problema. "En Suecia o Dinamarca, con muchos más profesionales trabajando en las residencias, también han tenido los mismos problemas", puntualiza José María Toro. "Antes no teníamos medicamento o vacuna, ahora ha cambiado absolutamente la situación", reitera.

"Entiendo a las familias. Cuando hay comunicación, no hemos tenido problemas. Al prinicpio muchos centros no tenían manos suficientes para informar y se generó mucha desconfianza. Hemos mejorado muchísimo en la comunicación y ahora las familias están informadas de cualquier cambio", reconoce Toro.

A mediados de febrero, los familiares de los residentes y la patronal volverán a reunirse con la conselleria de Oltra. Sobre la mesa estará la flexibilización de las restricciones y el aumento de los recursos públicos destinados a las residencias.

El plan de infraestructuras de Iguldad contempla, en el ámbito de las personas mayores, una inversión hasta el año 2025 de 279 millones de euros y 100 nuevos centros que permitirá duplicar los centros residenciales públicos y multiplicar por 12 los recursos diurnos, creando en total 4.400 nuevas plazas, de las que 2.600 serán residenciales, afirma la conselleria.

Comunidad Valenciana Mónica Oltra Residencias personas mayores Valencia

Etiquetas:  #Hemos #perdido #el #control #de #nuestros #familiares #las #quejas #a #Mónica #Oltra #por #las #residencias

COMENTARIOS