Hugo González, fuera de su final predilecta, deja una duda: ''No sé si será la última en unos Juegos''
11:14
29 Julio 2021

Hugo González, fuera de su final predilecta, deja una duda: ''No sé si será la última en unos Juegos''

El español, sexto en su semifinal, no entra entre los ocho mejores en los 200 estilos, y se pregunta por las ayudas de que dispondrá. Nico García, finalista.

Katie Ledecky Pierde, gana y llora en 89 minutos Caeleb Dressel Explosión de velocidad para abrir boca

Hugo González no estará en la final de 200 estilos, al no poder encontrar en las semifinales esas "buenas sensaciones" que hasta ahora le habían hecho progresar día a día en el Aquatics Centre de Tokio. El español acabó sexto en la segunda, sin estar nunca en los parciales que le auguraban entrar entre los ocho mejores. Al contrario de las series que le llevaron a la final de 100 espalda, fue a menos en el día donde debía obtener la plaza para la final en la que fue campeón de Europa.

Los Juegos son un entorno distinto, por competencia y por emociones. Entre los tres clasificados en su semifinal, para empezar, no había ningún europeo: un chino, un estadounidense y un japonés. El mejor, Shun Wang, nadó en 1:56.22. Hugo González lo hizo peor que en su serie del día anterior, al quedarse en 1:57.96, a 32 centésimas del último en entrar en la final, el veterano Laszlo Cseh, con 1:57.64, a sus 32 años.

"No hay excusas, no las tengo", manifestó el español, claramente decepcionado. "Perdí dos décimas en el primer 50 y ya no las recuperé. No me sentí como en los días anteriores", prosiguió, antes de dejar una duda inquietante, en los micrófonos de la Cadena Cope: "Espero que no sea mi última carrera en unos Juegos, ya que no sé qué ayudas tendré". Las becas las determinan los puestos y no estar en la final de 200 estilos es un hándicap, aunque el español sí alcanzó la de 100 espalda.

Una distancia sin dueño

A los 22 años, González ve por delante un ciclo olímpico en plenitud, el que conduce a París, donde tendrá 25, ya que su explosión acaba de producirse, con un título y dos medallas más en el Europeo de Budapest. Ahora deberá definir cómo diseñar su preparación hasta 2024. El nadador del Canoe modificó una parte de su programa después de entrenarse en Estados Unidos, a lo que el propio Hugo concede una importancia capital en su progresión.

Las malas sensaciones fueron evidentes en su semifinal. Cambió, incluso, su lado de respiración al final para obtener mejores referencias, pero no pudo remontar en sus dos 50 en teoría más fuertes, la braza y el libre Fue octavo en el primer paso, la mariposa, y ya no mejoró la sexta plaza en los siguientes. Los tiempos de paso ya hacían temer lo peor. Y el 1:57.96 fue un segundo más lento que el acreditado para el oro continental de mayo (1:56.76). Es, por ahora, su récord nacional. Repetirlo le habría dado opciones al podio en unos estilos abiertos en Tokio. Lo prueba el hecho de que el campeón de la especialidad en 400, Chase Kalisz, no entrara en la final de 200. Sin Michael Phelps ni Ryan Lochte, espera dueño.

SORPRESA EN 200 ESPALDA

A esta mala noticia para la natación española, que soñaba con una medalla del mallorquín, le precedió, al menos, una buena. A los 19 años, Nico García se ha adelantado a su tiempo, a su progresión. Será el finalista más joven en la final de 200 espalda. En las dos masculinas de la especialidad ha habido representante español, un hecho a destacar.

El nadador de Gredos no se resignó a acumular experiencia en su debut olímpico y en la segunda semifinal dio un bocado de siete décimas a su marca para dejarla en 1:56.35. Llegó tercero tras administrar bien sus fuerzas, especialmente en el tercer 50, para exprimir la energía restante y remontar un puesto en el último. Se trata de la mejor marca nacional conseguida con bañador textil. Estar en la final, la próxima madrugada, es ya un gran éxito para este nadador de futuro. Mejorar los tiempos en el día señalado es clave en estas citas. Justo lo que le falló a Hugo González.

La que no pudo alcanzarla fue Jessica Vall. La catalana concluyó sexta en su semifinal de 200 braza, con un tiempo peor al de su serie (2:24.87). A sus 32 años, su ciclo olímpico toca a su fin, a la espera de conocer qué hace Mireia Belmonte, líder de una natación española con claroscuros, en los 800.


Etiquetas:  #Hugo #González #fuera #de #su #final #predilecta #deja #una #duda #No #sé #si #será #la #última #en #unos #Juegos

COMENTARIOS