Igualdad presiona al PSOE para que sea más flexible con la prostitución y no abrir otro cisma
12:42
5 Junio 2022

Igualdad presiona al PSOE para que sea más flexible con la prostitución y no abrir otro cisma

Los socialistas no parecen dispuestos a aflojar en sus pretensiones ''abolicionistas'', blindadas además en su 40 Congreso Federal

Política ¿Se puede prohibir la prostitución?: el PSOE afirma que sí, Podemos tiene reservas y Colau rechaza penalizarla Congreso El PSOE presenta una ley abolicionista de la prostitución y reta a Unidas Podemos a apoyarla

La prostitución vuelve a escena para sacudir la convivencia entre el PSOE y Unidas Podemos después de las profundas heridas que dejó entre los dos socios del Gobierno. Y es que, la agria manera en la que este tema se zanjó en la 'ley del sólo sí es sí', con los morados aliándose con la mayoría de socios para torcer el brazo a los socialistas y obligarles a renunciar a uno de sus temas bandera, llevó a las dos partes a un clima de tensión y enfrentamiento que se plasmó, al día siguiente, en un órdago del PSOE: la presentación de una proposición de ley para prohibir la prostitución con una reforma del Código Penal y el desafío explícito a Unidas Podemos para retratarse con una posición.

Esta iniciativa llega este martes por primera vez al Congreso para ser debatida. Los diputados deben decidir si la propuesta abolicionista pasa el corte y entra a formar parte de los trabajos legislativos de la Comisión de Igualdad. O si, por lo contrario, tiene que ser rechazada y morir.

Todo indica que la ley socialista conseguirá con creces los votos suficientes para ser tramitada gracias al PP. Pues a raíz del debate en torno a la prostitución se ha generado cierto consenso en determinados enfoques que propicia que por ahora los populares se inclinen por votar a favor. Y es que, la derrota del PSOE en la 'ley del sólo sí es sí' fue tan dura porque, en palabras de Adriana Lastra, Unidas Podemos y sus socios les sometieron a un "chantaje" y les amenazaron con tumbar toda la ley si no retiraban una enmienda "abolicionista" que propiciaba la persecución penal a los dueños de los locales y los pisos donde se ejerce la prostitución. El PSOE la tuvo que retirar in extremis por esa fuerte presión, pero lo más doloroso para las feministas socialistas es que sabían que contaban con los votos del PP y, por tanto, tenían mayoría para haberla sacado adelante.

Esa sintonía PSOE-PP es la que ahora abre camino a la ley abolicionista. Fuentes parlamentarias populares explican que la "base" de la ley socialista es aquella controvertida enmienda que casi se aprueba, así que remarcan que "en el núcleo" siguen estando "de acuerdo".

Sólo los votos populares bastarían para que la iniciativa superara el primer examen. Sin embargo, el foco está en Unidas Podemos. Oficialmente no ha anunciado un posicionamiento, pero la lectura interna es de no torpedear la propuesta en un punto en el que no compromete a nada y que sólo ahondaría la brecha que hay con las feministas del PSOE. Además, es con los socialistas con quienes tiene que sacar aún adelante iniciativas tan comprometidas como la 'ley trans', sobre la que el PSOE está recibiendo una fortísima presión de feministas de su entorno que la rechazan.

Fuentes del Ministerio de Igualdad señalan que "lo importante" es que "se continúe con el debate que los grupos llevan trabajando desde hace meses" y que la propuesta del PSOE "suma en el camino abolicionista emprendido por el Gobierno". Además, la ministra Irene Montero viene haciendo declaraciones en positivo al respecto y está tratando de rebajar la tensión con un tono conciliador.

Esta mano tendida para votar a favor esta semana no significa un acuerdo sobre el fondo -pues las diferencias sobre el contenido de la ley son ahora mismo considerables-, sino que tan sólo hay que verla como una predisposición por parte de Unidas Podemos para aceptar que el debate pueda darse en el seno de la Comisión de Igualdad del Congreso.

A partir de ahí, desde el Ministerio de Irene Montero lo que se hace es presionar al PSOE para que sea más flexible y para que abandone una postura de máximos que sólo conduce a un nuevo cisma. No sólo con Unidas Podemos, sino también con sus principales aliados parlamentarios, ERC y EH Bildu, dos partidos que tienen una posición regulacionista. Lo mismo que sucede con los comunes de Ada Colau, que se declaran en contra del prohibicionismo.

"Esperamos que ahora sí [el PSOE] se abra a debatir para conseguir un consenso de la amplitud del Pacto de Estado contra la violencia de género en materia de lucha contra la industria proxeneta", explican fuentes del Ministerio, en ese llamamiento a flexibilizar posiciones.

En este sentido, se lamentan que el PSOE "no quiso moverse" de su postura durante la negociación de 'ley del sólo sí es sí' a pesar de que hubo "20 propuestas distintas" de redacción de la polémica enmienda presentada por los socialistas sobre la llamada tercería locativa (la persecución del alquiler de locales o pisos a prostitutas) en contraposición, destacan estas mismas fuentes, a los grupos de la investidura que sí "estuvieron dispuestos a moverse de su posición para encontrar un consenso".

El PSOE no parece dispuesto a aflojar en sus pretensiones "abolicionistas", blindadas además en su 40 Congreso Federal. Adriana Lastra ya recalcó que esa es su hoja de ruta y apremió a los demás, pero especialmente a Unidas Podemos, a "dirimir" cuál es su posición "si la tiene".

Lo expresó también de manera rotunda la portavoz socialista de Igualdad en el Congreso, Laura Berja, cuando la 'ley del sólo sí es sí'. La prostitución, advirtió, es que "mediante pago" las mujeres sean "violadas"; "lo que se compra es sometimiento". "¿Qué sienten ustedes cuando ven los burdeles? ¿Piensan que hay algo de libertad ahí dentro? Yo lo único que veo son campos de concentración de mujeres", sentenció. Palabras, por cierto, que fueron aplaudidas por el PP.



Etiquetas:  #Igualdad #presiona #al #PSOE #para #que #sea #más #flexible #con #la #prostitución #y #no #abrir #otro #cisma

COMENTARIOS